UNAM
22 de junio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 141 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Luis Zambrano González
Foto: Ernesto Navarrete

No. 141 Luis Zambrano González

Una mente inquieta

Carlos Lavalle Montalvo, secretario académico de la División de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM, cuenta que comenzó a interesarse por la medicina “quizá en gran medida influido por el hecho de que mi padre era médico, neurocirujano. Y si volviera a nacer, volvería a ser médico, con mucho entusiasmo, porque la medicina es mi gran pasión”.

Carlos Lavalle cursó la carrera de medicina en la UNAM y al terminarla se especializó en medicina interna. Después se fue a la Southwestern Medical School, de la Universidad de Texas, donde concluyó su preparación en reumatología e inmunología. “Me interesa la reumatología porque las enfermedades que trata son apasionantes desde el punto de vista inmunológico”, señala. “Combinar la ciencia, el laboratorio, con las aplicaciones clínicas –ese puente entre la teoría y la práctica— es algo que siempre me ha entusiasmado y constituye uno de mis objetivos fundamentales en la medicina”.

Desde que regresó a México, Lavalle desempeñó distintos cargos en el Centro Médico La Raza, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Centro Médico Siglo XXI y la Unidad de Educación, Investigación y Políticas en Salud, también del IMSS. Al mismo tiempo se dedicó a la docencia y a la investigación.

Respecto a su trabajo como secretario académico cuenta Lavalle que la investigación debe formar parte del currículum del médico, así como la formación de recursos humanos. Ambos permiten al médico estar en la frontera del conocimiento y aplicar lo mejor de sí mismo, su creatividad, su poder de innovación y capacidad didáctica, en beneficio del paciente.

El doctor Lavalle asegura que si bien la investigación no es un camino fácil, en general es noble y la mente inquisitiva, interesada en contestarse las preguntas que se ha planteado, con frecuencia encuentra la manera de destacarse.

La investigación requiere una profunda capacidad de asombro, dice Lavalle. “Hay que hacerse preguntas fundamentales, tener la inquietud y el motor interno para ir más allá de lo que constituye una obligación laboral. Es el deseo interno y personal de hacer alguna aportación. Siempre hay una oportunidad cuando hay una mente inquieta”.

Pero la enseñanza, la práctica clínica y la investigación no son las únicas actividades a las que se dedica este apasionado de la medicina. Carlos Lavalle relata que le gusta mucho indagar en las áreas de la física y de la astronomía, “de dónde venimos, quiénes somos y hacia dónde vamos: nuestra ubicación en el Universo. Por ejemplo, cuándo se inició el espacio-tiempo y qué posibilidades tenemos de escapar a un desastre en la Tierra, o si tendremos oportunidad de llegar a otros planetas”. La búsqueda de respuestas lo llevó a publicar El hombre y el tiempo. De la conciencia al concepto, donde aborda esos temas y cómo han sido percibidos por los humanos de diferentes culturas en distintos periodos históricos, desde las perspectivas científica, filosófica y artística.

Para el doctor Lavalle la ciencia, la educación y la cultura “van de la mano, y hacen que una persona disfrute más plenamente todos los aspectos de la vida”.

Personalmente

Otra pasión. Mi familia. Jugar con mis hijos y nietos. Ver cómo se van formando y compartir con ellos lo que me gusta, dejándoles la libertad de escoger.

Para descansar. Hago ejercicio: tenis y natación. Me gusta visitar museos y conventos, y me interesa la historia novelada.

Gloria Valek

En ediciones anteriores
Slide 1

Cambio climático, ¿qué sigue?*

Slide 2

Nuevas drogas sintéticas

Slide 3

Jugo de Sol: combustible a partir de fotosíntesis artificial

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir