UNAM
23 de abril de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 105 » Aquí estamos
imprimirpdfmenosmas

Aquí estamos

No. 105 Un perro, un amigo

Los perros pueden contribuir mucho al bienestar psicológico de las personas, particular- mente de los ancianos, aminorando la frustración, la tristeza y la ansiedad. Estos animales estimulan la sensación de seguridad en sus dueños; algunas estudios han mostrado que los ancianos que cuentan con la compañía de un perro confían más en sí mismos que quienes no la tienen.

En Málaga, España, una investigación encontró que, al cabo de un año, en un grupo de octogenarios —con un perro como compañía— disminuyeron la depresión y la ansiedad, y aumentó el nivel de concentración, en contraste con los ancianos del grupo control.

Los perros mantienen una constancia en su comportamiento y, lo más importante, aceptan a su dueño tal como es.

En conclusión, poseer un perro permite una mejor calidad de vida frente a las carencias afectivas, por lo cual puede considerarse una buena opción para complementar las terapias y la integración social de los grupos de edad avanzada.

Leticia Gómez Rosas
Estudiante
Maestría en Ciencias Biológicas
Universidad Autónoma de Tlaxcala

 

Leticia Gómez Rosas

Este espacio es tuyo: aquí puedes publicar tus comentarios, reflexiones y experiencias en torno a la ciencia. Envíanos un texto breve y adjunta tu nombre, dirección, teléfono y el nombre de la escuela a la que asistes. Manda tus colaboraciones.

Fax: 5665-2207

Correo electrónico: comoves@dgdc.unam.mx

En ediciones anteriores
Slide 1

Medicina espacial*

Slide 2

El agente secreto de la evolución

Slide 3

Experimentos con animales, ¿mal necesario?

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir