UNAM
23 de abril de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 145 » Aquí estamos
imprimirpdfmenosmas

Aquí estamos

No. 145 Una carrera sin relevos

Si entre tus pasiones está leer novelas, te recomiendo El perfume, de Patrick Süskind, cuyo personaje principal, Grenouille, posee un fino sentido del olfato capaz de identificar cualquier olor. El olfato es para Grenouille la forma de aprender y relacionarse con su entorno.

Nuestro sentido del olfato identifica más de 10 000 olores diferentes y los guarda en la memoria. Se considera el más "primitivo" de todos los sentidos y es el único que no envía información al tálamo. Los impulsos nerviosos de los otros sentidos pasan por el tálamo, como si estuvieran en una carrera de relevos. De ahí parte el siguiente impulso nervioso que llega a la corteza cerebral. Pero los impulsos del olfato se siguen de largo y llegan directo a la corteza.

Las células de la mucosa olfativa detectan rápidamente las partículas aromáticas, lo que permite a los animales, por ejemplo, identificar depredadores desde lejos y huir. Lo mismo ocurre con las personas; podemos recordar un lugar o identificar a alguien sólo por su olor y así aceptarlo o rechazarlo.

María Yazmín Hernández Arellano
Estudiante en la Maestría en Filosofía de la Ciencia
Instituto de Investigaciones Filosóficas/DGDC, UNAM

 

Este espacio es tuyo: aquí puedes publicar tus comentarios, reflexiones y experiencias en torno a la ciencia. Envíanos un texto breve y adjunta tu nombre, dirección, teléfono y el nombre de la escuela a la que asistes. Manda tus colaboraciones.

Fax: 5665-2207

Correo electrónico: comoves@dgdc.unam.mx

En ediciones anteriores
Slide 1

Medicina espacial*

Slide 2

El agente secreto de la evolución

Slide 3

Experimentos con animales, ¿mal necesario?

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir