UNAM
18 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 170 » Aquí estamos
imprimirpdfmenosmas

Aquí estamos

No. 170 Contaminación acústica

Casi todo lo que nos rodea produce ruido. Cuando el ruido se vuelve molesto y altera la vida de humanos o animales se le considera contaminación. Éstas son algunas fuentes de contaminación sonora: los aeropuertos, las vías de tren, las carreteras y calles transitadas, las construcciones y la música a todo volumen.

La contaminación acústica puede provocar daños fisiológicos como disminución de la agudeza auditiva y aumento de la presión arterial. También puede producir trastornos psicológicos como depresión, ansiedad, estrés e insomnio, así como conductas explosivas, déficit de atención y alteraciones de la memoria de largo plazo.

Aunque existen algunas leyes que limitan la contaminación acústica, pocas se cumplen y hay lagunas jurídicas. Por eso es fundamental fortalecer las leyes y así evitar daños a nuestra salud y calidad de vida. Por lo pronto tratemos de hacer menos ruido.

Claudio Fuerte Rojas
Liceo Michoacano

 

Este espacio es tuyo: aquí puedes publicar tus comentarios, reflexiones y experiencias en torno a la ciencia. Envíanos un texto breve y adjunta tu nombre, dirección, teléfono y el nombre de la escuela a la que asistes. Manda tus colaboraciones.

Fax: 5665-2207

Correo electrónico: comoves@dgdc.unam.mx

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir