UNAM
20 de septiembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 48 » Aquí estamos
imprimirpdfmenosmas

Aquí estamos

No. 48 Consideraciones sobre el cuerpo humano

Las partes más famosas del cuerpo humano han sido el talón de Aquiles, la nariz de Cleopatra, las piernas de la Minelli, la palma de Mallorca, el pie de atleta, la mano santa, el ojo del amo, la cara de piedra, el pelo de sonso, la garganta del diablo, el ojo de la tormenta, la manzana de Adán, las caderas de Sofía y el ombligo del mundo. César Bruto, experto en el tema, explicaba que el abdomen es la parte situada entre el tórax y la pelvis, de gran utilidad para guardar un montón de órganos que no podrían estar en otro sitio. De la parte de afuera, lo más interesante que tiene el abdomen es el ombligo, que lleva siempre una persona alrededor.

Hemos avanzado mucho en esta materia y dentro de poco estaremos en condiciones de obtener la estructura genética de una buena persona. Todavía no sabemos cuándo ocurrirá, pero sin duda será antes de que hayamos definido qué es una buena persona. No sólo la ingeniería genética ha progresado, también los trasplantes, aunque los especialistas aún no han sido capaces de hacer de tripas corazón. Observemos que el corazón trabaja mientras la vesícula se la pasa haciendo cálculos.

No es fácil saber mucho sobre medicina, más considerando la cantidad de órganos que hay, pero nos consta que el que pierde el ojo derecho tiene la mirada siniestra, que los especialistas en enfermedades nerviosas no son pacientes, que los dermatólogos van derecho al grano y que si el cerebro fuera tan simple para comprenderlo, nosotros seríamos tan simples que no lo podríamos comprender.

Sin embargo, los no iniciados en el arte de Hipócrates algo hemos avanzado. No ignoramos que una hemiplejía es grave según del lado que se la mire, y que el lugar más seguro para encontrar una mano que nos ayude es en el extremo de uno de nuestros brazos. Hemos aprendido que las varices son venas que se quieren hacer ver y que la vejez es mejor que estar muerto. No obstante, siempre nos quedan algunas dudas... en definitiva la vida es dura y no dura.

Carlos Sánchez
Estudiante de ingeniería mecánica y eléctrica
Universidad Iberoamericana, México, D.F.

 

Este espacio es tuyo: aquí puedes publicar tus comentarios, reflexiones y experiencias en torno a la ciencia. Envíanos un texto breve y adjunta tu nombre, dirección, teléfono y el nombre de la escuela a la que asistes. Manda tus colaboraciones.

Fax: 5665-2207

Correo electrónico: comoves@dgdc.unam.mx

En ediciones anteriores
Slide 1

Sismos

Slide 2

Suicidio: jóvenes en riesgo

Slide 3

El aroma del recuerdo

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir