UNAM
17 de julio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 60 » Aquí estamos
imprimirpdfmenosmas

Aquí estamos

No. 60 Trabajo en equipo en el mar

En septiembre y octubre pasados tuve la oportunidad de realizar una de las prácticas de campo más interesantes de mi carrera. Soy estudiante de biología en la UNAM y nuestra universidad es una de las instituciones en México que cuentan con una gran cantidad de opciones para realizar estudios relacionados con el mar. Una de ellas es el Buque Oceanográfico Justo Sierra, que navega a todo lo ancho del Golfo de México.

Durante esta salida la tripulación estuvo formada por químicos, biólogos, ingenieros y un egresado de ciencias navales, pertenecientes al Instituto de Ciencias del Mar y Limnología y al Centro de Ciencias de la Atmósfera. Los muestreos que hicimos fueron para mí fue la mejor parte, ya que pude disfrutar de amaneceres, atardeceres, delfines, ballenas, infinidad de peces y cangrejos que nunca había visto, y estrellas chiquitas, grandotas y brillantes, como nunca se habían dejado ver en la ciudad.

Se recolectaron datos y muestras de aire para conocer su calidad; de hidrocarburos en el agua y en especies de importancia económica como peces, camarones y pulpos; y del sedimento del fondo marino y de los organismos que viven asociados a él.También se registraron la temperatura, salinidad y densidad de la columna de agua para ver cómo éstas varían con la profundidad. Aunque en el trabajo de muestreo todos partipamos, yo iba comisionada especialmente para eso por el Laboratorio de Zooplancton. El zooplancton está formado por organismos chiquititos, de tan sólo unas micras de tamaño. Algunos pasan toda su vida flotando con la corriente y muchos otros sólo se encuentran en estado larval, como los camarones, los cangrejos y las estrellas de mar. A veces capturábamos organismos de hasta 10 centímetros como medusas, peces y pepinos de mar ¡transparentes!; yo sólo los había visto verdes y en arrecifes. Los pepinos de mar, aunque tienen efectivamente forma de pepino, sí, de los que le pones a tu hamburguesa, son parientes de las estrellas y los erizos de mar.

La segunda parte del estudio apenas se está realizando, no es tan emocionante como el encontrarse en medio de un huracán pero sí importantísima, ya que sin ella no sirven de nada nuestros datos. Se trata de analizar e identificar todo lo que obtuvimos en nuestro viaje. Los estudios en campo, como los realizados con el Justo Sierra, son una de las partes que considero más importantes en mi carrera ya que me han permitido interactuar directamente con la naturaleza y no solo verla por televisión.

Jazmín Deneb Ortigosa Gutiérrez
Egresada de la carrera de biología
Facultad de Ciencias, UNAM

 

Este espacio es tuyo: aquí puedes publicar tus comentarios, reflexiones y experiencias en torno a la ciencia. Envíanos un texto breve y adjunta tu nombre, dirección, teléfono y el nombre de la escuela a la que asistes. Manda tus colaboraciones.

Fax: 5665-2207

Correo electrónico: comoves@dgdc.unam.mx

En ediciones anteriores
Slide 1

Racismo discriminación que persiste

Slide 2

Fracking. Beneficios fugaces… ¿daños permanentes?*

Slide 3

El camino a las percepciones

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir