UNAM
26 de abril de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 134 » De entrada
imprimirpdfmenosmas

De entrada

No. 134

Hace casi ocho años, en el número 43 de esta revista, de junio de 2002, Ignacio Camacho- Arroyo abordó en portada el tema de las hormonas sexuales. En esa ocasión se centró en el papel de estas sustancias en la reproducción y en la conducta sexual, así como en la forma en que influyen en el estado de ánimo. Él comentaba también que muchos grupos de investigación en el mundo se han dedicado al tema, dado el amplio espectro de funciones que tienen las hormonas sexuales en nuestro organismo. Ahora Ignacio, quien con sus colegas de la Facultad de Química de la UNAM y de otras instituciones forma parte de uno de esos grupos, nos relata los avances que han tenido lugar. Y son impresionantes. Entre otras cosas, se ha develado cómo participan las hormonas sexuales en el funcionamiento del pulmón y la relación que tienen con el desarrollo de ciertas infecciones, enfermedades autoinmunes y tumores cerebrales. Son hallazgos que abren la posibilidad de nuevos tratamientos. Es difícil concebir sustancias más versátiles que estas hormonas, cuyas acciones, señala Ignacio, “se manifiestan incluso desde antes del nacimiento y hasta el último día de nuestra vida”.

Lograr que llueva cuando lo necesitamos es un anhelo muy antiguo; antes se invocaba a deidades como Tláloc, ahora se busca sembrar nubes. Beata Kucienska nos cuenta los afanes de muchos investigadores por modificar el estado del tiempo y por qué es tan difícil que las nubes cedan a sus pretensiones.

Cecilia Chapa y Rosalía Guerrero abordan un fenómeno de gran impacto en los ecosistemas acuáticos: el exceso de nutrientes, que se conoce como eutrofización y al que las actividades humanas contribuyen mucho. Las autoras también nos dicen lo que se puede hacer para prevenirla y conservar así la salud de ríos, lagos y lagunas.

El año que apenas terminó estuvo dedicado a Charles Darwin y su teoría de la evolución por selección natural, considerada la columna vertebral de la biología. Pero poco o nada se dijo de Erasmus Darwin, abuelo de Charles y un personaje de la ciencia digno de conocerse. Gabriela Frías, Silvia Piñera y David Venegas narran que fue el célebre nieto de Erasmus quien difundió su legado, sorprendido al descubrir que el abuelo no había sido un excéntrico con ideas descabelladas, como lo consideraron sus contemporáneos, sino un hombre apasionado por el conocimiento y adelantado a su época.

Completa esta edición un artículo de Miguel Rubio Godoy, colaborador frecuente de ¿Cómo ves? y un científico y divulgador con los más variados intereses. Ahora Miguel dedica su atención a las vacas y nos cuenta desde sus orígenes hasta el problema ambiental que hoy representan, pasando por los muchos beneficios que hemos obtenido de ellas. Nos invita también a rumiar algunas ideas.  

 

Estrella Burgos

En ediciones anteriores
Slide 1

Medicina espacial*

Slide 2

El agente secreto de la evolución

Slide 3

Experimentos con animales, ¿mal necesario?

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir