UNAM
17 de julio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 14 » De entrada
imprimirpdfmenosmas

De entrada

No. 14 Llegó el 2000

Y si estamos aquí, entregándote una nueva edición de esta revista, es gracias a tí y al resto de nuestros lectores, que nos han acompañado en una aventura que dura ya 14 meses y esperamos que continúe mucho tiempo más. ¡Gracias y feliz año! ¿Tienes a la mano tu lista de nuevos propósitos? Ojalá que logres cumplirlos todos. Los nuestros son mejorar con cada número de ¿Cómo ves? y para ello contamos con tu ayuda: escríbenos para decirnos lo que opinas de la revista, lo que te gusta y lo que no, lo que quisieras ver en estas páginas y cómo quisieras verlo. Si además te interesa ser nuestro colaborador, consulta la página 14, donde encontrarás las especificaciones para los autores.

Para celebrar el 2000 (que no el tercer milenio, pues éste empezará en el 2001) presentamos un tema que seguramente será de la mayor importancia en los años por venir: los genes y la conducta sexual (página 10). ¿A qué obedecen nuestras preferencias sexuales, las elaboradas formas de cortejo que practicamos o, por el contrario, el rechazo a veces inexplicable que sentimos por otros en este terreno? Aún no conocemos las respuestas precisas a tales interrogantes, pero existe un novedoso camino para su búsqueda; se trata de la experimentación genética en modelos animales que, en el caso de la mosca de la fruta (Drosophila melanogaster), ha dado resultados sorprendentes.

¿Sexo y moscas? Antes de poner cara de asco, lee el artículo del investigador Enrique Reynaud; es muy posible que cambie tu apreciación de esos molestos bichejos voladores…. Otro tema que ahora presentamos, y ha cruzado el umbral del 2000 como materia de encendidos debates, es el de modelos económicos (página 17).

Pero, ¿qué son y para qué sirven? Encontrarás aquí una respuesta detallada; sólo te adelantamos que todos nosotros formamos parte del “laboratorio” en el cual se ponen a prueba esos modelos.

Para completar este número hemos elegido dos opuestos, el fuego y el hielo: la historia de cómo la humanidad logró dominar y comprender la naturaleza del primero, y un relato de lo que buscan los investigadores en un continente cubierto por el segundo. Si nuestros ancestros no hubieran logrado mantener viva una fogata para calentarse y cocinar en sus cavernas, posiblemente la humanidad no habría podido desarrollarse al grado de desafiar las temperaturas más bajas del planeta para arrancarle a éste algunos secretos, ni habría inventado los modelos económicos y menos aún estaría indagando sobre la vida sexual de las moscas. ¿Cómo ves?

 

Estrella Burgos

En ediciones anteriores
Slide 1

Racismo discriminación que persiste

Slide 2

Fracking. Beneficios fugaces… ¿daños permanentes?*

Slide 3

El camino a las percepciones

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir