UNAM
23 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 174 » De entrada
imprimirpdfmenosmas

De entrada

No. 174

Pocas cosas son tan agradables como poder dar buenas noticias y en esta edición los lectores encontrarán una muy importante: que la investigación sobre la cisticercosis, en la que nuestro país ha desempeñado un papel fundamental, nos proporciona hoy las herramientas para acabar con esta peligrosa enfermedad parasitaria. Guillermo Cárdenas narra en qué forma décadas de trabajo científico han llevado al desarrollo de métodos de diagnóstico y tratamientos; explica además cómo se han producido vacunas para los cerdos, animales que son el hospedero intermedio del parásito, que también abren el camino para el diseño de una vacuna que pueda aplicarse a seres humanos.

En "El maratón de los astrónomos" Sergio de Régules hace la crónica de una peculiar competencia, muy concurrida, que hace poco tuvo lugar en el estado de Guanajuato. Sergio aprovecha para contarnos además un capítulo de la historia de la astronomía: el que protagonizó Charles Messier, un cazador de cometas francés del siglo XVIII.

Los supersónicos era el título de una serie de televisión de los años 60, que se retransmitió en los ochentas, que hacía las delicias de los niños, y no pocos adultos, con sus personajes de caricatura que vivían en un futuro que parecía lejanísimo y estaba determinado por asombrosos avances tecnológicos. Karen Miranda recuerda esta serie humorística para presentarnos lo que se empieza a conocer como el Internet de las Cosas, que posiblemente cambie el mundo a la manera de Los supersónicos, pero que también plantea espinosas cuestiones éticas.

Gertrudis Uruchurtu se dedicó a averiguar de dónde provienen muchos de los extraños nombres de las estructuras cerebrales y nos entrega la historia de la investigación anatómica del cerebro, que abarca varios siglos y fue el fundamento de la neurología.

Ramiro González Duarte nos explica por qué la vitamina D no es en realidad una vitamina, pero sí una sustancia esencial para mantener una buena salud. Más aún, en investigaciones recientes se ha encontrado que podría evitar otros padecimientos. La vitamina D se produce en nuestra piel cuando nos exponemos a los rayos solares; conviene pues aprovechar la primavera y tomar el Sol con moderación, como aconseja este autor.

 

Estrella Burgos

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir