UNAM
22 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 18 » De entrada
imprimirpdfmenosmas

De entrada

No. 18

“Ser delgado es ser atractivo”, éste es el mensaje que continuamente nos envía la publicidad y que recoge nuestro artículo de portada, Dietas: mitos y verdades, para examinar lo que mueve a muchas personas a seguir regímenes alimenticios inadecuados e incluso peligrosos. Allí encontrarás respuesta a tus inquietudes sobre el peso y la figura, y sugerencias claras y sencillas basadas en el conocimiento científico que buscan ayudarte a mantener un peso adecuado. Una vez que lo hayas leído te invito a preguntarte por qué para ciertas cosas sólo confiamos en profesionales calificados, por ejemplo para construir una casa o cuando viajamos en avión, y para otras con frecuencia damos crédito a quienes no ofrecen sustento alguno de lo que afirman, notoriamente en lo que se refiere a cuestiones de salud. ¿Será, quizá, por que lo hacen desde los medios masivos de comunicación? Como nunca antes han surgido “expertos” que recomiendan dietas, aparatos para ejercitarse, complementos alimenticios, cremas y pastillas para adelgazar e incluso curas para diversas enfermedades, sin dejar en claro cómo se ha comprobado la eficacia de sus productos y en qué circunstancias. Los testimonios de agradecidos beneficiarios que suelen presentarse por televisión, personas en apariencia comunes que aseguran que su vida ha cambiado por consumir tal o cual producto, no son en realidad ninguna prueba. El público no tiene manera de saber si los testimonios son genuinos y aun en el caso de que lo fueran, unos cuantos individuos sonrientes no bastan para garantizar que un producto sea eficaz y seguro. Para ello hacen falta estudios de largo plazo en los que participan cientos o miles de personas, con un seguimiento cuidadoso realizado por verdaderos expertos (en este caso de las áreas de medicina y química, entre otras), donde se comparen los resultados con un grupo similar de personas que no hayan utilizado el producto o tratamiento. Además, todos los procedimientos y conclusiones deben someterse al escrutinio de otros expertos para tener la seguridad de que el estudio se llevó a cabo correctamente, de manera rigurosa.

La salud es lo más preciado que tenemos. No pongas la tuya en manos de cualquiera sólo porque te promete resultados espectaculares, porque te dice lo que te gustaría escuchar.

 

Estrella Burgos

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir