UNAM
22 de junio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 27 » De entrada
imprimirpdfmenosmas

De entrada

No. 27

En 1938, un aclamado miembro de la comunidad artística e intelectual de Nueva York desapareció en el más absoluto misterio. Se llamaba Leon Theremin. Durante casi 30 años nada se supo de él, hasta que un corresponsal del diario New York Times lo encontró casualmente en Moscú.

Theremin, cuyo verdadero nombre era Lev Sergeivitch Termen, nació en San Petersburgo en 1896. En esa ciudad realizó sus estudios de física y música (era cellista), dos disciplinas que supo combinar para crear el primer instrumento musical electrónico. Con el theremin, como se conoce a este invento, era posible producir una amplia variedad de sonidos y construir melodías con una cualidad que los críticos calificaron de “etérea”. Vladimir Illich Lenin fue uno de los primeros en escuchar el instrumento, en 1922, y quedó tan impresionado que de inmediato ordenó que se fabricaran 600.

El inventor se trasladó en 1928 a los Estados Unidos, después de una muy exitosa gira por Europa en la que se presentó con orquestas sinfónicas. En los años siguientes se estableció en Nueva York, patentó el theremin y formó una compañía para fabricarlo y un laboratorio de investigación, del cual surgieron otros instrumentos. El trabajo de Theremin atrajo la atención tanto de prominentes científicos, entre ellos Albert Einstein (que era un buen violinista), como de compositores y teóricos de la música.

La desaparición de Theremin causó consternación y provocó toda clase rumores. Fue hasta 1967 que se supo la verdad sobre lo ocurrido: el inventor había sido secuestrado por la KGB, la policía secreta del régimen soviético, y enviado a un campo de trabajos forzados en Siberia. Después fue trasladado a un centro de investigación, donde tuvo que aplicar sus dotes de inventor al desarrollo de aparatos de interés militar, particularmente para el espionaje. En los años 60 Leon Theremin regresó a la música, en el Conservatorio de Moscú, donde fue profesor, y en 1987 participó en varios festivales de música electrónica en Europa y en los Estados Unidos. Murió a los 97 años en Moscú.

El theremin fue el precursor de los sintetizadores, tema del artículo de portada que ahora presentamos y donde encontrarás la curiosa manera en que se tocaba este instrumento, en un recorrido por los caminos de la música electrónica hasta nuestros días y sus fundamentos científicos.

 

Estrella Burgos

En ediciones anteriores
Slide 1

Cambio climático, ¿qué sigue?*

Slide 2

Nuevas drogas sintéticas

Slide 3

Jugo de Sol: combustible a partir de fotosíntesis artificial

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir