UNAM
20 de enero de 2022
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 278 » De entrada
imprimirpdfmenosmas

De entrada

No. 278

“En una época en que muchos de nuestros líderes públicos parecen afectados por una visión de túnel, interesados solamente en lo que ocurre dentro de sus fronteras y durante el tiempo que abarca su mandato, es necesario señalar que los virus no necesitan visas y no respetan los tiempos electorales”. Son palabras de Peter Sands en un discurso que pronunció en 2018 en una conferencia en Tailandia.

En representación de la Academia de Medicina de Estados Unidos, Sands encabezó una comisión internacional que trabajó durante seis meses en la elaboración de un informe especial con recomendaciones para crear “una arquitectura global efectiva para el reconocimiento y mitigación de la amenaza de enfermedades infecciosas epidémicas”. El informe se publicó en febrero de 2016 en la revista The New England Journal of Medicine. Si bien varias de sus recomendaciones fueron atendidas por organismos internacionales, pocos gobiernos nacionales les hicieron caso. Se ignoró, como hemos visto, que es muchísimo menos costoso en términos de vidas humanas y economías invertir en la preparación para una potencial epidemia o pandemia —lo que implica fortalecer los sistemas de salud y dar recursos suficientes a la investigación científica— que esperar a que estas se presenten.

Ante lo que hoy vivimos con la COVID-19 cabe preguntarse qué debió haber hecho el Gobierno de México para estar bien preparado y qué tiene que hacer de aquí en adelante. Es pertinente abordarlo ahora, cuando esta pandemia no ha terminado y tenemos muy presentes sus efectos devastadores, cuando es más claro que nunca que no hay que bajar la guardia ante las enfermedades infecciosas y que debemos exigir a nuestras autoridades que acepten los errores cometidos y se comprometan a corregirlos.

Andreu Comas García, médico e investigador experto en enfermedades infecciosas y modelos epidemiológicos, expone en el artículo de portada lo que se requiere para que en la próxima pandemia, y ante las variantes del SARS-CoV-2 que están circulando como Delta y Ómicron, las autoridades y los sistemas de salud puedan responder de la mejor manera posible en beneficio de toda la población.

 

Estrella Burgos

En ediciones anteriores
Slide 1

Contacto en Polinesia

Slide 2

El poder de la bioinformática

Slide 3

Medicina y terapias alternativas

Facebook Twitter YouTube

Liniamientos ¡Suscríbete! Guía del maestro Antologías ¿Cómo ves? Revista digital
Evita el ciberbullying
Subir