UNAM
17 de julio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 39 » De entrada
imprimirpdfmenosmas

De entrada

No. 39

Se dice que un buen cartógrafo es tanto un científico como un artista. En el pasado debió ser también un explorador, dispuesto a realizar peligrosos viajes para obtener lo s datos de distancias y rasgos del terreno.

Hace cinco siglos en Europa esta clase de viajes podían despertar sospechas, particularmente si los hacía un ciudadano que se había mostrado en desacuerdo con algunos dogmas de la iglesia católica. Gerardus Mercator, nacido en 1512 en lo que hoy son los Países Bajos, experimentó en su juventud una crisis religiosa que lo hizo cuestionar el Génesis de la Biblia y lo inclinó al protestantismo. En 1544 fue condenado por herejía y pasó siete meses en prisión. Esto no impidió que una vez liberado continuara con su oficio de hacer mapas, entre los que se cuentan los de Palestina, Europa, las islas Británicas y un globo terráqueo. Pero hay uno en particular que puede considerarse su legado más importante, un mapa que continúa siendo útil y por motivos históricos ha determinado la imagen que comúnmente se tiene de la geografía de la Tierra. El caso es que esta imagen no es correcta. Las razones las encontrarás en el artículo de portada que ahora presentamos, de Sergio de Régules, el cual nos introduce en el delicado y laborioso oficio de la cartografía y explica las dificultades de representar en un plano lo que en realidad es esférico.

Laboriosa ha sido también la investigación sobre el ántrax, un padecimiento que a últimas fechas ha ganado notoriedad en el marco de las armas biológicas y el terrorismo. En la página 22 Miguel Ángel Cevallos nos cuenta esta historia paso a paso —en lo que sin duda es uno de los capítulos más fascinantes de la bacteriología— y esclarece cuál es el verdadero riesgo que enfrentamos.

Completan esta edición “Platino, el más noble de los metales”, un artículo que da cuenta de las asombrosas propiedades de este metal descubierto en Sudamérica y de qué manera se aplican en provecho de nuestra salud, y “El puente de Yaxchilán”, un relato sobre cómo nuevas metodologías e instrumentos nos permiten conocer las técnicas de construcción que utilizaban los mayas hace más de mil años.

 

Estrella Burgos

En ediciones anteriores
Slide 1

Racismo discriminación que persiste

Slide 2

Fracking. Beneficios fugaces… ¿daños permanentes?*

Slide 3

El camino a las percepciones

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir