UNAM
15 de diciembre de 2017
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 227 » De letras
imprimirpdfmenosmas

De letras

No. 227 Cifras multidisciplinarias

Pertenezco a un gremio que califica a la gente con números. Es inevitable, pues se requiere para todo: becas, promedios, ingresos. El refinamiento puede llegar a ser exquisito.

El otro día en una junta los agremiados estipulamos que nadie sería acreedor a beca con promedio menor de 8. El director puso la cifra en el pizarrón. Como había dos matemáticos presentes, exigieron que se añadiera un cero. El director escribió 8.0. El promedio se calculaba a partir de tres cursos: A, B y C.

El maestro del curso A fue muy práctico: a todos los aprobó con 7. (Los matemáticos levantaron la mano: 7.0). Todos cuchicheamos por la sospechosa uniformidad, pero la libertad de cátedra es uno de nuestros bastiones. Además, el maestro del curso A es físico, de modo que eliminó detalles que no ayudaban a la comprensión completa del desempeño de los alumnos. La maestra del curso B, cuya especialidad es la biodiversidad, metió un poco de ruido al cálculo: puso calificaciones entre 6 y 9. La asistente del director, con un diligente teclazo, calculó en la misma lista el promedio hasta entonces obtenido: los números enteros del curso B fueron promediados: si con pares, daban E.5, si con nones daban E.0, como era de esperarse (E significa entero). El problema grande lo introdujo el maestro del curso C, filósofo. Este maestro atendió minuciosamente caso por caso, y evaluó el desempeño particular con tal detalle que su lista contenía cifras del tipo 7.9, 6.2, 8.4. Habíamos murmurado en el caso simplificador, así que callamos discretamente en este, aunque pensamos ¿cómo le habrá hecho para distinguir 7.9 de 8.0? La incógnita quedó en el aire porque la asistente, eficiente como es, tocó inmediatamente la tecla. Obtuvimos para los promedios cifras como 7.28, 8.06, 9.43. Una de las divisiones dio un número de decimales muy grande, de modo que el colega físico bromeó: ya tenemos un nuevo método para aproximarnos a pi. Los matemáticos se molestaron y contraatacaron: tal vez sea la masa del bosón de Higgs. Silencio profesional.

Procedimos a la discusión: excepto el único caso que arrojó un entero de promedio (la suma de 7.0 con 7.5 y 9.5), todos los demás daban mucho que pensar. Por ejemplo: el alumno que obtuvo 7.92, ¿tenía derecho a beca? No, dijeron los matemáticos, 7.92 no es 8.0. Sí, dijo el físico, es una cantidad muy aproximada a 8.0. Esa no es la cuestión, colegas, intervino la profesora B, sino cómo es posible poner un 7.9 de calificación. Y dirigió sus atractivos ojos al profesor C.

El profesor C no tuvo empacho en explicarnos su proceder: a ese alumno en particular, recuerdo cada caso como si fuera ayer, le puse 7.9 porque, si bien su desempeño durante el curso fue bastante bueno, diríamos que de 8.0, presentó un examen final un poco flojo, diríamos apenitas, eso si se atiende a su anterior historial. Sería injusto ponerle menos de 7.9 pero igualmente inapropiado otorgarle un 8.0.

El director todavía estaba de buen humor, así que con toda amabilidad le hizo ver que si bien su método era hasta encomiable por el grado de detalle y la justicia que evidenciaba, ponía en aprietos al gremio, pues o se atendía el punto de vista del colega físico o el de los matemáticos. Y quizá ambos, aunque prácticos, llevaran involuntariamente a una injusticia que se sumaba.

Ya estábamos cansados y teníamos más pendientes en el orden del día, así que procedimos salomónicamente: decretamos por mayoría que el intervalo entre 7.50 y 7.99 sería para los promedios equivalente a 8.0. Los matemáticos se levantaron y se salieron, enojados. El físico y la maestra B se sirvieron café. Como el personaje de “El pensador”, uno de los Cuentos romanos de Alberto Moravia, que poco a poco se atreve a externar sus malignos pensamientos hacia los demás, el filósofo murmuró entre dientes: son unos flojos.

 

Ana María Sánchez

En ediciones anteriores
Slide 1

Las tentaciones de editar nuestro genoma

Slide 2

Para verte mejor: el cuerpo por dentro

Slide 3

¿Solos en el Universo? En busca de nuestros hermanos cósmicos

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir