UNAM
14 de diciembre de 2017
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 213 » Ojo de mosca
imprimirpdfmenosmas

Ojo de mosca

No. 213 La planta transparente

A veces los científicos, pero también los escritores de ciencia ficción, se hacen preguntas extrañas. Por ejemplo, "¿podría evolucionar una planta transparente?"

Para el escritor, tal pregunta muy bien puede dar pie a un relato fantástico. Para el científico, a un proyecto de investigación. Pero, a fin de que no quede en simple ocurrencia, ambos estarían obligados a hacer más preguntas. ¿Cómo sería dicha planta? ¿Podría sobrevivir? ¿Sería una verdadera planta?

Las plantas, como es bien sabido, son organismos autótrofos: producen su propio alimento, no necesitan obtenerlo de otros seres vivos. En particular, lo producen usando la energía luminosa del Sol por medio de la fotosíntesis, proceso bioquímico que usa dicha energía para, a partir del oxígeno y el dióxido de carbono del aire, elaborar moléculas de carbohidratos.

La gran mayoría de las plantas captan la energía solar gracias a moléculas de pigmento verde, la clorofila, que se hallan en sus tejidos, especialmente en las hojas. La clorofila es verde porque, de la gama de colores que contiene la luz blanca del Sol, absorbe casi todos excepto el verde, que es reflejado y le imparte así su color.

¿Qué ocurriría con una planta transparente? Ser transparente implica no absorber ni reflejar ningún tipo de luz visible: ésta pasaría a través de la planta. Por tanto, ésta no podría absorber la energía que requiere para hacer fotosíntesis. Entonces, ¿cómo podría sobrevivir?

Una opción sería que hubiera desarrollado otra forma de producir sus alimentos. Los organismos quimiótrofos, como muchas bacterias, son capaces de hacerlo: obtienen energía a partir de reacciones químicas de óxido-reducción de compuestos inorgánicos (los organismos heterótrofos, en cambio, oxidamos sustancias orgánicas: los alimentos). Otra opción sería que la planta fuera heterótrofa, como los hongos (que parecen plantas, pero no lo son) y viviera, como éstos, de los restos orgánicos que se hallan en el suelo.

Pero tradicionalmente la definición de "planta" ha consistido en organismos autótrofos que producen su alimento mediante fotosíntesis. ¿Podría nuestra planta transparente, que tendría que ser quimiosintética o heterótrofa, considerarse todavía una verdadera planta?

Se trata de un problema más bien filosófico, pero también evolutivo. La planta transparente sería descendiente indudable de un linaje de vegetales. Pero al mismo tiempo, su evolución la habría llevado a ser algo distinto, ya no propiamente vegetal.

Un escritor podría explorar las ramificaciones posibles de un ser como éste, y desarrollar alguna historia fascinante. Un científico podría, a partir de una pregunta que pareciera absurda, llegar a entender mejor a los seres vivos, y quizá explorar nuevos territorios.

En ambos casos, el punto de partida es el mismo: la unión de curiosidad, imaginación y rigor científico.

 

Martín Bonfil Olivera

En ediciones anteriores
Slide 1

Las tentaciones de editar nuestro genoma

Slide 2

Para verte mejor: el cuerpo por dentro

Slide 3

¿Solos en el Universo? En busca de nuestros hermanos cósmicos

Facebook Twitter Google+ YouTube

encuesta suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Concurso Evita el ciberbullying Nutilus Valor UNAM
Subir