UNAM
25 de febrero de 2017
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 217 » Ojo de mosca
imprimirpdfmenosmas

Ojo de mosca

No. 217 Ciencia, cultura y humanismo

¿Cómo ves? cumple 18 años con este número. En este tiempo nos hemos esforzado en compartir con nuestros lectores, que abarcan ya varias generaciones, todo tipo de temas relacionados con la cultura científica. ¿Qué motiva esta labor continuada?

Frecuentemente se dice que la divulgación científica y tecnológica es necesaria por razones prácticas. La ciencia y la tecnología son dos de las principales fuerzas que determinan el futuro y bienestar de las naciones. Vivimos en una civilización donde los avances científicos y técnicos son cada día más veloces, y cambian continuamente la forma en que vivimos nuestras vidas, de lo personal —los artefactos con los que comunicamos constantemente— a lo global: las tecnologías que pueden dañar irremediablemente el ambiente, pero también mitigar o remediar este daño.

En una sociedad así, es vital que los ciudadanos conozcan los principios básicos detrás de los avances científicos. Pero una cultura científica también es necesaria para participar en las discusiones y decisiones que se toman, a nivel local y global, respecto a las aplicaciones de la ciencia y la tecnología. Conforme más ciudadanos tengan una educación científica de calidad en el sistema escolar, y puedan acceder a información científica clara, actualizada y confiable a través de los medios de comunicación, tendremos sociedades más democráticas, donde las decisiones que nos afectan a todos, relacionadas con temas como energía nuclear, cambio climático, terapias génicas y tantos otros sean tomadas no sólo por científicos, políticos o militares, sino por la sociedad entera.

Pero la labor de divulgación científica no sólo se justifica por su utilidad práctica. La ciencia, junto como las artes y las humanidades, es uno de los logros más refinados y valiosos de la humanidad. Y sólo por ello, aun cuando no hubiera otra razón, vale la pena de ser compartida con todos.

Apreciamos las artes y las humanidades por su valor intrínseco, no porque “sirvan para algo”. Y consideramos, como sociedad, que todos nuestros congéneres tienen derecho a acceder a ellas. Pues bien: la ciencia forma parte de esa cultura humana: la ciencia es cultura. Y así como no cuestionamos la utilidad de hacer museos y exposiciones de pintura o escultura, conciertos de música, funciones de danza o teatro, o de publicar novelas o libros de poesía, la labor de divulgación científica a través de sus diversas manifestaciones es parte del compromiso más amplio con la cultura.

A 18 años del inicio de esta aventura, ¿Cómo ves? renueva su compromiso con la difusión de la cultura científica. Porque, al igual que las humanidades y las artes, la ciencia nos hace más humanos.

 

Martín Bonfil Olivera

En ediciones anteriores
Slide 1

Tesoro ecológico en riesgo. Los manglares de Marismas Nacionales

Slide 2

El virus del papiloma humano*

Slide 3

Los biocombustibles

Facebook Twitter Google+ YouTube

promociones2 promociones1 promociones3
suscripción suscripción Antología Nuestro canal en Youtube Evita el ciberbullying Nutilus
Subir