UNAM
23 de octubre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 100 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Vivianne Solís-Weiss
Foto: Adrián Bodek

No. 100 Vivianne Solís-Weiss

Exploradora de los Mares

“Soy una enamorada del mar. A través de cerca de 40 cruceros científicos oceanográficos y más de 25 años dedicados a su estudio, el mar me ha brindado algunos de sus secretos, conocimientos científicos, aventura y grandes satisfacciones”, dice Vivianne Solís-Weiss, doctora en oceanografía biológica por la Universidad de Aix-Marsella, Francia, doctora en biología por el Instituto Weizmann de Ciencias, de Israel, y desde 1978 investigadora y jefa del Laboratorio de Ecología y Biodiversidad de Invertebrados Marinos en el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICML) de la UNAM.

Vivianne Solís-Weiss es un torbellino de energía e ideas. La investigadora revela: “Me gusta la exploración, el peligro, la aventura... De niña me gustaba trepar hasta la copa de los árboles, montar a caballo, echarme clavados y marometas desde los trampolines; me metía a nadar en las olas altas del Revolcadero en Acapulco; me ha tocado bucear con tiburones, y competir en gimnasia acrobática y atletismo. Me hubiera gustado meterme de trapecista a un circo, pero no se me hizo. Practiqué paracaidismo, motociclismo, parapente, rapel y otros deportes extremos. Recientemente he saltado en bungee; me gusta esquiar y sobre todo bailar”.

Vivianne es bióloga marina, especializada en el estudio de anélidos poliquetos y otros invertebrados marinos. Sus investigaciones en este campo tienen relevancia para el conocimiento de la megadiversidad biológica marina mexicana y contribuyen al estudio del control de la contaminación y al manejo de las zonas costeras. Ella formó la mayor colección de poliquetos de México que existe en el mundo luego de largos años de estudio, muestreos y recopilación científica. En 1996 creó la primera base de datos sobre invertebrados en este país.

Entre sus aportaciones, ha descrito 36 especies nuevas de anélidos poliquetos, ha realizado 13 cambios de estatus taxonómico y 65 nuevos registros de especies para México. Como reconocimiento a su labor, le han sido dedicadas dos especies: Parandalia vivianneae (1986) y Lumbricalus vivianneae (2004). En 2006 la UNAM le otorgó la Medalla Sor Juana Inés de la Cruz y el senado de Francia un reconocimiento.

Vivianne es la primera mujer latinoamericana en viajar en el submarino Alvin —vehículo sumergible de investigación oceanográfica— a más de 2 000 metros de profundidad. Lo hizo en 1988, como parte de una expedición científica para observar los volcanes submarinos en erupción y las comunidades biológicas de las ventilas hidrotermales. Estas ventilas son un ecosistema cuya existencia nadie sospechaba hasta 1977. La vida en torno a ellas no depende de la energía solar, que no llega hasta esas profundidades, sino de la energía de las sustancias químicas del agua supercalentada que surge de las chimeneas de la ventila. Estas emanaciones son aprovechadas por unas bacterias llamadas quimioautotróficas, que forman la base de la cadena alimenticia de los organismos de ese extraño ecosistema.

La doctora Solís-Weiss fue la primera investigadora jefe de crucero en México (1985) en los buques de investigación El puma y Justo Sierra, de la UNAM, los que también dirigió en 1992 y 93. En 1993 incursionó en el proyecto internacional educativo Jasón, cuyo objetivo era iniciar a los jóvenes en la exploración marina y fomentar su interés en carreras de corte científico. Su mayor desafío es formar especialistas que puedan contribuir en el aprovechamiento y explotación racional de los recursos de las zonas marinas y costeras de México.

En 1997 organizó y encabezó la histórica expedición científica mexicano-francesa a la isla Clipperton, que marcó el retorno oficial de los mexicanos después de 80 años a este atolón. La historia de la isla ha estado marcada por el conflicto, e incluye la tragedia humana vivida por los mexicanos que murieron allí defendiendo el atolón de intereses extranjeros como los de Estados Unidos, Inglaterra y Francia (que se quedó con la posesión de la isla). “Esta es una pequeñísima isla desierta a mitad del Pacífico; además de la famosa roca de 30 metros de altura, donde estuvo el faro mexicano, hay una enorme cantidad de cangrejos terrestres color naranja (se cree que llegan a ser más de 10 millones de individuos), que atacan a todo lo que no se mueva, y de pájaros bobos, la mayor colonia del mundo, con unos 150 000 individuos. Cuando regresé a ella en 2005, tuve la oportunidad de bucear en el llamado Agujero sin fondo, que es un lugar en la laguna interna, en aguas pútridas con compuestos ácido-sulfurosos, en la oscuridad total, y logré bajar hasta el fondo formado por un lodo muy suave, a unos 38 metros de profundidad”.

En 1985 Vivianne fue la única mujer finalista en el concurso para ser astronauta, cuyo ganador fue Rodolfo Neri Vela. “Soy amante de las estrellas. He seguido cursos en la Facultad de Ciencias y si me dijeran que necesitan voluntarios para colonizar alguna de las lunas de Júpiter, me apuntaría inmediatamente de pionera”, concluye.

Personalmente

Concepto de vida. Este mundo es de los audaces; debemos involucrarnos con la problemática nacional y ayudar a mejorar las condiciones del país.

Arte. El baile, sobre todo el tango; el cine, en especial sagas históricas o grandes clásicos; la música mexicana, la ópera, el jazz y la pintura impresionista.

Secreto. No me gustan los conciertos de música clásica, ya que de niña asistí a demasiados con mi abuela.

Viaje deseado. Dar la vuelta al mundo en un velero e ir a la Antártida.

 

Concepción Salcedo Meza

En ediciones anteriores
Slide 1

En busca de otros mundos

Slide 2

Aguas profundas: crónica de un desastre anunciado*

Slide 3

La inteligencia artificial no es como la pintan

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir