UNAM
16 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 117 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Elva Escobar Briones
Foto: archivo

No. 117 Elva Escobar Briones

Exploradora de mares

En 1990 la doctora Elva Escobar Briones realizó su primer viaje en un submarino francés para estudiar la fauna del fondo marino del Golfo de California. En 2003 descubrió en la Sonda de Campeche el único volcán de asfalto marino que se conoce y siguió estudiando este ecosistema en campañas conjuntas con científicos alemanes y estadounidenses.

Ésta es una pequeña muestra de la amplia bitácora de viaje de esta exploradora intrépida. Elva viaja en barcos de investigación equipados con lo último en tecnología, como submarinos robotizados, con el afán de resolver algunos enigmas del fondo del mar. Especialista en ecología béntica, ella coordinó hasta febrero pasado la Unidad Académica Sistemas Oceanográficos y Costeros del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICML) de la UNAM.

“Soy un bólido, apasionada de lo que estudio, exigente”, dice Elva Escobar. Sus padres, ambos médicos, le inculcaron el amor al conocimiento. “Mi padre ha sido mi más grande maestro; me enseñó a disfrutar la vida y mi trabajo científico con entrega y pasión”. Elva ingresó a la UNAM como ayudante de profesor en 1984; y tres años más tarde obtuvo con honores el grado de doctora en oceanografía biológica. De s d e s u s tiempos de estudiante de biología en la Universidad Autónoma Metropolitana, planeaba dedicarse a estudiar regiones poco exploradas por los oceanógrafos y buscar los vacíos del conocimiento. Así, primero enfocó su atención en las playas, luego en las lagunas costeras y más tarde en la plataforma continental. Hoy en día, quizá como corolario natural, estudia el fondo del mar.

“Es increíble lo poco que conocemos de la ecología en los fondos marinos”, dice la investigadora. “Elijo temas y regiones poco exploradas de los ambientes extremos, donde analizo nuevos hábitats, trato de entender el funcionamiento de los sistemas ecológicos y sus cambios”. Entre sus contribuciones están el estudio de organismos asociados a cadáveres de ballenas y metano en fondos abisales del Pacífico y de la diversidad béntica del Golfo de México, “aunque mi mayor aportación a la ciencia es formar nuevos investigadores”, subraya.

“El mar profundo es ambientalmente estable”, explica Elva, “la temperatura es baja, el agua se mueve poco, está bien oxigenada y los aportes de alimento que llegan al fondo son escasos. Hoy sabemos que la diversidad de especies decrece con la profundidad”. En el golfo los aceites y gases que se infiltran en el fondo sirven de alimento para bacterias. Esta fuente de alimento modifica la composición y abundancia de especies. “La fauna que habita el sedimento está comúnmente muy dispersa a grandes profundidades; en los fondos con infiltración se agregan gusanos, pepinos de mar, esponjas, cangrejos y camarones”.

Entre viajes, congresos, sesiones de asesoría con sus alumnos y cursos, la investigadora se da tiempo para dedicarse a la divulgación de la ciencia, tanto en revistas como en radio y televisión. El Club Primera Plana-Novartis otorgó el primer lugar del premio de periodismo 2000 a la divulgación de las ciencias de la vida al artículo “Virus, entre la vida y la muerte”, de Miguel Rubio Godoy y Elva Escobar, publicado en esta revista (véase ¿Como ves?, no. 22).

La doctora Escobar Briones recuerda con nostalgia su primer viaje al fondo del mar, en el submarino francés Nautile.

“Bajamos a 2 000 m de profundidad a una velocidad de un metro por segundo. La luz se iba reduciendo. Pasamos por la zona de penumbra hasta la zona de oscuridad. En el fondo el submarino prendió los reflectores y me asomé por la escotilla”. Elva vio entonces a los habitantes de las ventilas hidrotermales, que son muy variados y muy distintos de los de otros ecosistemas marinos. “Antes de iniciar la colecta, allí en medio del silencio y la inmensidad del fondo, comimos en vajilla de porcelana y cubiertos de plata, acompañados con vino tinto. Fue fascinante cumplir uno de mis sueños”. Continuamos las colectas, que registramos con videocámaras y sensores ambientales”.

Desde 2007, la doctora Escobar coordina dos macroproyectos que reporta ante la ONU, con la participación de 40 científicos internacionales cada uno y cuyos objetivos incluyen obtener una visión global del estado de los océanos.

Para cerrar con broche de oro, Elva comenta que hay muchos temas que desea estudiar relacionados con el conocimiento de los mares en México, e invita a los jóvenes a que se interesen por la ecología béntica de los mares profundos y así pasarles la batuta científica.

Personalmente

Aficiones. El buceo, la flauta barroca y la fotografía.

Fantasía. Presenciar la llegada del hombre a otros planetas y el descubrimiento de vida fuera de la Tierra.

Mejor amigo. Mi esposo Javier.

Pintura. Renacentista e impresionista.

Lecturas favoritas. Biografías de exploradores y navegantes, novela histórica.

Concepción Salcedo Meza

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir