UNAM
22 de julio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 118 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Margarita Caballero Miranda
Foto: Ernesto Navarrete

No. 118 Margarita Caballero Miranda

El clima del pasado

Desde muy joven Margarita quiso ser arqueóloga porque le fascinaban las culturas prehispánicas; en otro momento pensó en dedicarse a la química de alimentos, pero en la preparatoria surgió su vocación definitiva: decidió ser bióloga para entender la vida que alberga el Universo.

Margarita Caballero Miranda es hoy doctora en estudios del Cuaternario, por la Universidad de Hull, Reino Unido y especialista en ambientes lacustres y en documentar las variaciones climáticas que han ocurrido durante los últimos dos millones de años. Para ello realiza estudios de ecología y taxonomía. Desde 1995 es investigadora del Instituto de Geofísica de la UNAM.

Margarita se ha dedicado también a formar nuevos científicos: desde la secundaria hasta el posgrado: “Soy muy exigente, pero he tenido la deliciosa experiencia de que al final se me acerquen los alumnos a decirme que disfrutaron mi clase”.

Sobre su quehacer científico, la investigadora cuenta: “Trabajo con el lodo que se acumula en el fondo de los lagos; éste contiene muchos organismos fósiles, de los cuales estudio en particular unas algas que son como conchitas de vidrio, llamadas diatomeas. El fondo de los lagos es como un libro que tiene muchas hojas, acomodadas en el tiempo; cada hoja corresponde a un año de depósito de sedimento, y con ello podemos formar paquetes de cientos de metros que nos dan referencia de todo lo que ha vivido el lago: su edad, su vegetación, sus características físico-químicas. Todo esto aporta datos del clima en el pasado, para entender los procesos climáticos actuales”.

Margarita explica que su objetivo es conocer los procesos climáticos de las diferentes regiones de México, las variables que determinaron el comportamiento del clima en el pasado y la influencia del factor antropogénico en ello. Sus estudios han contribuido a conformar una base de datos (cuya elaboración se inició desde hace 10 años), que revela cómo fue el clima a corto (2 000 años), a mediano (10 000 años) y a largo plazos (20 000-30 000 años). Lo más interesante es que con estos parámetros se podría hacer predicción climática.

La doctora Caballero aprendió de sus padres la entrega y la disciplina férreas para alcanzar sus metas: “Mi padre es ingeniero químico y mi madre, amante de la ciencia; nos enseñaron desde la infancia que los comentarios debían ser siempre fundamentados, basados en conocimientos científicos. Esa influencia, que vivimos en casa, a mis hermanas y a mí nos condujeron a estudiar carreras relacionadas con la ciencias naturales: Adriana es geógrafa y Cecilia es geóloga”.

“Durante mi doctorado en el Reino Unido, al trabajar con mi tutora, la doctora Sarah Metcalfe, aprendí mucho sobre ciencia pero también sobre la perseverancia y la determinación, porque como mujer es difícil entrar al mundo de la investigación científica. Incluso se piensa que en Europa es más fácil pero no es así; ella era la única investigadora en su área en la Universidad de Hull y hacerse escuchar como científica había sido todo un reto”.

Desde 1989 Margarita empezó su recorrido por los lagos de México; primero estudió el de Chalco; después evaluó el cambio climático en escalas milenarias en el lago de Santa María del Oro, en Nayarit, y la evolución paleoambiental de la cuenca alta del Río Lerma, en el Estado de México, y de otros lagos en Los Tuxtlas, Veracruz.

En sus largos recorridos por estos lagos le han sorprendido las creencias de sus pobladores. “Son muy interesantes. En una ocasión un lanchero, que nos llevó a hacer el muestreo en Santa María del Oro, nos preguntó si veíamos las casas en el fondo porque existe la leyenda de que debajo del lago hay un pueblo. Otro caso es el de los vecinos de los lagos del Nevado de Toluca, que creen que éstos se conectan con el mar. Y en general los habitantes de las riberas de los lagos piensan que éstos no tienen fondo. Para contrarrestar esos mitos hacemos carteles con información de los lagos, con el fin de que los pobladores de sus orillas tengan una idea más objetiva, más científica.

Margarita tiene especial interés en motivar a los jóvenes por la ciencia, por eso dedica parte de su tiempo a la divulgación y lo hace con creatividad, tanto en sus charlas destinadas a jóvenes de preparatoria, como en sus artículos y otras publicaciones editadas por el Instituto de Geofísica de la UNAM.

Con gran convicción explica que la ciencia la ha moldeado: “La persona que soy se la debo a la ciencia; por eso me empeño en mostrarles a los jóvenes un panorama crítico de las ciencias de la vida; mi compromiso social es con la calidad de la enseñanza y la investigación que realiza la UNAM”.

Personalmente

Literatura favorita. Las biografías de personajes históricos.

Pasatiempo. Convivir con mi esposo y con mis hijas, andar en bicicleta, bailar, leer cuentos, salir a pasear a Xochimilco y al Ajusco.

Sueño. SViajar más; ir a Moscú y a las zonas arqueológicas de Perú.

Música. La moderna (o no tan moderna) que pueda cantar y bailar con mis hijas.

Concepción Salcedo Meza

En ediciones anteriores
Slide 1

Racismo discriminación que persiste

Slide 2

Fracking. Beneficios fugaces… ¿daños permanentes?*

Slide 3

El camino a las percepciones

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir