UNAM
17 de julio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 145 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Irasema Alcántara Ayala
Foto: Ernesto Navarrete

No. 145 Irasema Alcántara Ayala

El privilegio de contribuir a evitar desastres

Divertida y llena de anécdotas, así es la doctora Irasema Alcántara Ayala, directora del Instituto de Geografía de la UNAM, quien afirma: “desde que estaba en la secundaria comencé a querer y a admirar a la UNAM”. Por aquella época solía ir al Palacio de Minería a escuchar pláticas de investigadores. “Como soy de una familia humilde, mi madre, que ya está jubilada como maestra de primaria, me recomendó seguir sus pasos”, aprovechando la posibilidad que existía entonces de obtener una plaza como maestra para poder hacer estudios universitarios después.

Así, al salir de secundaria, ingresó en un sistema de bachillerato pedagógico, donde cursó una materia llamada Ciencias de la Tierra. El profesor, cuenta Irasema Alcántara, “era fantástico; era alguien a quien yo deseaba escuchar de manera permanente”. A su fascinación por el tema, se sumó su experiencia del sismo de 1985, que ella vivió de cerca. “Cuando salimos y empezamos a ver qué había pasado, fue un impacto muy grande; la zona había sido devastada”. En los días subsecuentes, la doctora Alcántara se presentó como brigadista voluntaria en la Delegación Cuauhtémoc y se dio cuenta de que le gustaban las ciencias de la Tierra, la geografía, los volcanes y la naturaleza. En consecuencia, decidió “ser maestra, pero ir a la universidad, ser académica de la UNAM”.

Se decidió por la geografía. “Aunque mucha gente no lo sabe, la geografía es una ciencia social, en la que todo lo que haces tiene que ver con la sociedad”. Años después, realizó su servicio social en el Instituto de Geografía e hizo su tesis en el área de geomorfología. Al terminar la licenciatura, Irasema Alcántara se puso en contacto con uno de los padres de la geomorfología, el profesor Denys Brunsden, que a la sazón trabajaba en el King’s College de la Universidad de Londres. “Le escribí y, para mi sorpresa, aceptó mi solicitud. Gracias a una beca de mi querida UNAM, viajé a Inglaterra. Fue pesado, sobre todo el primer año, pero una de mis mejores experiencias fue asistir a un congreso internacional de geomorfólogos, donde conocí a muchos de los expertos cuyo trabajo había estudiado”.

Posteriormente viajó a Boston, a hacer una estancia postdoctoral en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, orientándose al análisis de riesgos por deslizamientos de tierra. A partir de entonces, “tuve contacto con el Centro Nacional de Prevención de Desastres, con el que colaboro desde que volví a México, en el año 2000”. Irasema Alcántara se ha dedicado a trabajar en estos temas, con un enfoque de prevención. “Los desastres han sido mal entendidos, pues no sólo son consecuencia del impacto de fenómenos naturales; existe también lo que se llama vulnerabilidad, que es resultado de las condiciones sociales, económicas, políticas y hasta culturales de las comunidades. Eso crea condiciones de riesgo que, cuando se materializan, provocan los desastres”, explica. Y subraya que, si bien no se pueden cambiar los fenómenos naturales, sí se puede reducir la vulnerabilidad, mejorando las condiciones de vida de la población, informándola, aumentando su cultura de prevención y estandarizando los sistemas de alerta.

La doctora Alcántara, quien participó como oradora en la celebración del centenario de la UNAM —un gran honor, señala—, se congratula de trabajar en el Instituto de Geografía. Actualmente, como directora, “orgullosa y contenta”, se esfuerza por seguir dando clases, pues “aprendo mucho de mis estudiantes y, sobre todo, creo que es fundamental que generemos profesionales en esta área”. En resumen, piensa que “lo más importante que podemos dar desde la ciencia, en particular dentro de la Universidad, y muy especialmente en el Instituto de Geografía, es nuestra contribución a la solución de problemas nacionales”.

Personalmente

Para descansar.Antes de ser directora solía ir al gimnasio todos los días. Ahora voy los sábados. Lo único que sí hago religiosamente para relajarme es ir a ver jugar a los Pumas.

El mejor consejo recibido. No importa a qué te dediques, debes hacerlo con placer. También disfrutar el privilegio de estar en esta Universidad que nos da oportunidades invaluables.

Verónica Guerrero Mothelet

En ediciones anteriores
Slide 1

Racismo discriminación que persiste

Slide 2

Fracking. Beneficios fugaces… ¿daños permanentes?*

Slide 3

El camino a las percepciones

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir