UNAM
17 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 168 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Julio Amador Bech
Foto: Arturo Orta

No. 168 Julio Amador Bech

El arte de la interpretación

Julio Bech es admirador de la cultura griega clásica; se declara platónico, pues, al igual que el filósofo griego, para este catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales el conocimiento se genera por medio del diálogo. Su trabajo de investigación en los campos de la ciencia política, la comunicación y la antropología es un diálogo permanente: las imágenes, los gestos, los objetos y el paisaje, como las personas, son portadores de mensajes.

Bech estudió la carrera de ciencias políticas. Su tesis de licenciatura trata sobre los orígenes de la religión islámica en Irán, tema con el que comenzó a estudiar las tradiciones religiosas y se interesó en las relaciones entre formas de vida y formas de pensamiento. A la comunicación llegó por su fascinación por el arte. Recuerda que no había en la licenciatura en comunicación ninguna materia orientada hacia el estudio de la imagen, por lo que abrió un seminario de investigación para definir las bases de lo que hoy en día es el eje de su trabajo: arte, antropología y comunicación.

Su gusto por el arte viene de su niñez: "Pedí que me compraran pintura y crayolas. Tenía habilidades desde niño y eso llamó la atención de los adultos". Recuerda que una maestra de preprimaria lo motivaba para pintar. Además, su bisabuela era pintora y le heredó su caja de óleos. Desde 1983 ha expuesto su obra —pintura, escultura y cerámica— tanto colecti- El arte de la interpretación va como individualmente. Para Bech, doctor en antropología por la Escuela Nacional de Antropología e Historia, el valor cultural de la imagen es decisivo para comprender las distintas épocas de la humanidad. "La comunicación humana es compleja, no se trata de simple trasmisión de datos. En el entramado expresivo del ser humano la comunicación verbal es inseparable de la gráfica".

El doctor Bech es autor de cuatro libros en los cuales trata los temas de la relación entre religiosidad y política, el problema de la interpretación del arte y la cosmovisión y tradiciones de una sociedad originaria del norte de Sonora. Como él mismo afirma, siempre ha tenido un pie en el arte y otro en la teoría. También ha andado el camino del trabajo de campo. Su segundo doctorado lo realizó en estudios arqueológicos y desde hace 10 años estudia el arte rupestre en el norte de México. Le apasiona salir: "Cuando vuelvo de la investigación en campo regreso muy contento, es maravilloso estar en medio del desierto", platica en su cubículo de la Facultad, donde ya varios estudiantes lo esperan. "No se puede hacer una antropología puramente teórica".

Al preguntarle sobre la diferencia entre el método de estudio de las ciencias naturales y las ciencias sociales, Bech es categórico: "Son campos totalmente distintos porque en las ciencias sociales el ser humano está dentro de la problemática". El ser humano, añade, interpreta todas las situaciones en las que se encuentra, por eso el enfoque de la hermenéutica, el arte de la interpretación, es fundamental". La reconstrucción histórica es sustantiva pues "no se puede inventar qué son las cosas, qué han sido o cómo han sido vividas por los seres humanos". Actualmente, Julio Amador Bech coordina un proyecto sobre hermenéutica en el cual participan investigadores, profesores y estudiantes.

Como profesor de comunicación, antropología y ciencias políticas y sociales, Julio establece diálogos con sus estudiantes con lo cual propicia una atmósfera donde el conocimiento se crea con cada discusión. Pero, sobre todo, les inculca a sus alumnos la pasión con la que él mismo trabaja. Fuera de las aulas, disfruta estar con su familia, practica tai chi chuan y le gusta caminar en el campo, es cinéfilo y asiste a conciertos. Parafraseando el proverbio latino, Bech puede definirse como un humanista, ya que nada humano le es ajeno.

Pintura favorita. No tengo una favorita, pero algunas que me han impresionado son: la Ronda nocturna de Rembrandt, el Guernica de Picasso y La entrada de Cristo en Bruselas de James Ensor. Si pudiera viajar en el tiempo me gustaría… ver la época clásica griega del siglo V a. C. y observar las sociedades del paleolítico, que son las que estoy estudiando.

Personalmente

Pintura favorita.

No tengo una favorita, pero algunas que me han impresionado son: la Ronda nocturna de Rembrandt, el Guernica de Picasso y La entrada de Cristo en Bruselas de James Ensor.

Si pudiera viajar en el tiempo me gustaría…

Ver la época clásica griega del siglo V a. C. y observar las sociedades del paleolítico, que son las que estoy estudiando.

 

 

Laura Canales

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir