UNAM
24 de abril de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 181 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Ana Luisa Velasco Monroy
Foto: Arturo Orta

No. 181 Ana Luisa Velasco Monroy

Con el cerebro en la mano

"Nuestro cerebro cabe en esa pequeña caja que es el cráneo, pero controla ordenadamente todas nuestras funciones: pensar, correr, hablar, dormir, sentir y ver. Empero, cuando hay epilepsia, las neuronas sueltan descargas eléctricas sin que se les dé una orden. Esta enfermedad es muy frecuente, especialmente en niños y adultos mayores, y sus crisis pueden ser desde parciales y poco notables hasta catastróficas", dice la doctora Ana Luisa Velasco. Desde hace una década Ana Luisa es jefa de la Clínica de Epilepsia de la Unidad de Neurología y Neurocirugía del Hospital General de México.

"Desde la facultad supe que mi pasión era conocer las funciones cerebrales y qué mejor que a través de la epilepsia, que revela que aún en pacientes con cerebro anatómicamente normal, las neuronas, sin ninguna orden, sueltan descargas eléctricas provocando reacciones como sensaciones de miedo, alucinaciones, desconexiones de la realidad, premoniciones y convulsiones".

Al concluir su carrera de médico-cirujano en la UNAM, Ana Luisa Velasco viajó a la Universidad de California, en Los Ángeles, a estudiar la especialidad en neurofisiología y epilepsia. "Ahí tuve la fortuna de conocer a un gran científico, maestro y guía, el doctor Charles Wilson, quien me dio una preparación tanto en clínica como en investigación y me enseñó que las personas valen no sólo por lo que saben, sino por su calidad humana". A su regreso, realizó el doctorado en ciencias en la Facultad de Medicina de la UNAM.

Sobre su infancia, Ana Luisa cuenta: "Desde niña cargaba mi maletita de doctor para todos lados, les tomaba la temperatura a mis hermanos y decía que era la doctora Velasco. En una ocasión mi mamá se enfermó deneumonía y verdaderamente sufrí por querer ayudarla. Desde entonces decidí estudiar para ayudar al enfermo. Pero además estaba rodeada de científicos: mi abuelo biólogo, mi padre neurólogo, mi tío neurocirujano. Crecí en un ambiente donde la constante era preguntarse el por qué de las cosas, así como de la vida y la muerte".

La fascinación por responder preguntas respecto al cerebro se refleja en la conversación de Ana Luisa Velasco, quien nos cuenta que ha dirigido investigaciones para hacer diagnósticos y tratamientos exitosos con la colaboración de su equipo de neurocirujanos, neurofisiólogos, neurólogos y alumnos de maestría y doctorado de diversas facultades de la UNAM. Su equipo emplea tecnologías de imagen como la resonancia magnética funcional. Dice Ana Luisa: "Con estas tecnologías se han revolucionado las neurociencias. Es como tener el cerebro en la mano y poder verlo en plena actividad, medir sus neurotransmisores y sus vasos sanguíneos y tener la posibilidad de modificar la actividad cerebral estimulando directamente algunas zonas". Sin embargo, "lo mas importante es el trabajo comprometido de mi equipo. Yo les digo que la investigación es amor a lo que se hace por el deseo de saber. Además nos une el mismo fin, que es contestar preguntas. Las metas las logramos porque queremos encontrar nuevos caminos y ayudar a los pacientes".

En cuanto al diagnóstico y tratamiento de la epilepsia, la Dra. Velasco explica: "Para saber dónde y cuándo empiezan las crisis epilépticas se introducen electrodos directamente en el cerebro mediante una pequeña cirugía. Es como mandar un cohete al espacio: hay aparatos para dirigir los electrodos incluso a las zonas más profundas del cerebro". Estos métodos se conocen como neuromodulación, ya que, a diferencia de los tradicionales, no implican quitar tejido nervioso, sino enseñarlo a no tener crisis.

La doctora Velasco se muestra satisfecha: "Hacemos al año alrededor de 20 cirugías convencionales. De estos pacientes, 86% quedan sin crisis y 7% con crisis parciales que se controlan con un medicamento. En el futuro queremos realizar estudios genéticos sobre la epilepsia y protocolos de investigación como la medición directa del líquido cefalorraquídeo en el cerebro. Como decía mi padre, la medicina es una aventura que nunca se acaba".

Como mujer de retos, al mismo tiempo que ejerce su profesión, Ana Luisa construye su futuro personal: forma y disfruta a sus jóvenes hijos, Ana Paula y Marcos Miguel, sigue compartiendo viajes y el arte con su marido Mauricio y algún día desea disfrutar a sus nietos.

Personalmente

Arte
La escultura y la música, desde la clásica hasta el metal.

Deporte
Soy apasionada del ejercicio. Diario voy a correr y hago pesas.

Gustos culinarios
Muero por los postres y el chocolate. Animal favorito. Mis perros Mishka y Keyla.

Concepción Salcedo Meza

En ediciones anteriores
Slide 1

Medicina espacial*

Slide 2

El agente secreto de la evolución

Slide 3

Experimentos con animales, ¿mal necesario?

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir