UNAM
20 de agosto de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 237 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Sandra Paola Sánchez Rodríguez
Foto: Arturo Orta

No. 237 Sandra Paola Sánchez Rodríguez

Desde pequeña, Sandra Paola se hacía preguntas sobre lo que la rodeaba, por ejemplo, por qué un árbol tiene vida, la madera en una escoba se vuelve inerte o por qué envejecemos. Ayudaba, en su tiempo libre, en el pequeño restaurante de pollos al carbón de sus padres. Le gustaba la gastronomía pero decidió estudiar química en alimentos en la UNAM. “Estudiar esta carrera fue un reto, pues Ciudad Universitaria estaba lejos de casa y además mi bachillerato lo enfoqué en áreas administrativas. En un comienzo no tenía las bases para entender las clases y tuve que repetir varias materias; incluso estuve a punto de desistir”.

Mientras realizaba su tesis de licenciatura en el laboratorio del doctor Eduardo Bárzana, descubrió el gusto por la investigación y continuó con la maestría y el doctorado en ciencias bioquímicas en la UNAM, especializándose en nanobiotecnología. Al mismo tiempo fue docente en la UNAM y en otras instituciones. Posteriormente, realizó una estancia posdoctoral en el Rensselaer Polytechnic Institute, en Troy, N.Y. y en el Centro de Biotecnología y Estudios Interdisciplinarios de la Universidad Rockefeller, también en Nueva York. Trabajar allí fue un reto ya que tuvo que aplicar metodologías nuevas para ella, como la síntesis de nanopartículas, el crecimiento y manipulación genética de células humanas in vitro y diferentes tipos de microscopía.

Durante ese tiempo superó la barrera del idioma, aprendió a disfrutar muchos meses de nieve y experimentó lo que es extrañar a México. Su trabajo de investigación se publicó en la revista Biotechnology and Bioengineering en el 2016 y fue importante para fortalecer su formación científica.

Sandra trabaja en el Centro Global de Tecnología de Colgate-Palmolive en la Ciudad de México, empresa multinacional dedicada a la fabricación de productos para el aseo personal y del hogar para más de 150 países. “En México investigamos y desarrollamos productos que se comercializan a nivel mundial. En la categoría de suavizantes de telas investigo y propongo nuevos ingredientes para tener productos más amigables con el ambiente y los consumidores. Además desarrollamos nuevas metodologías de estabilidad, vida de anaquel y fragancias. Mi reto ahora es lograr comunicar ciencia a personas de áreas como la mercadotecnia. También proponer tecnologías que se adapten a las nuevas necesidades sociales, que ahorren agua y energía, y sus productos sean biodegradables y no tóxicos”.

Sandra piensa que para ser científico se requiere de vocación pues son carreras de constancia, resistencia y sacrificio aunque al final dejan grandes satisfacciones. Acerca de la aún reducida presencia de las mujeres en la ciencia, la Dra. Sánchez Rodríguez opina que aunque algunas mujeres tengan que invertir el doble de esfuerzo al tener que combinar su rol científico con la familia, se puede sobresalir. Disfruta dar pláticas de orientación vocacional en los bachilleratos de zonas marginales de Chimalhuacán, donde creció, pues le gustaría despertar el entusiasmo y gusto por la ciencia en los jóvenes y retomar la docencia.

Personalmente

Deporte
Basquetbol; participo en competencias los fines de semana.

Libros
Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez; La casa de los espíritus, de Isabel Allende, y Pedro Páramo, de Juan Rulfo. Me gusta mucho el realismo mágico.

Personajes
Nikola Tesla y Louis Pasteur.

Anayansin Inzunza

En ediciones anteriores
Slide 1

Escapar de la violencia

Slide 2

Aire limpio, ¿un milagro?

Slide 3

Armas biológicas

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir