UNAM
18 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 24 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Miguel Alcubierre
Foto:

No. 24 Miguel Alcubierre

Más rápido que la luz

Mi conversación con el doctor Miguel Alcubierre transcurre en una cafetería situada cerca de Ciudad Universitaria. Para nosotros es un lugar histórico porque aquí pasamos muchísimas horas platicando e inventando mundos imaginarios cuando éramos estudiantes de física en la Facultad de Ciencias de la UNAM.

Hace unos años, Miguel dio los primeros pasos para hacer realidad una parte del mundo imaginario de la serie de televisión Viaje a las estrellas: se trata del “warp drive”, o motor de propulsión a distorsión, que impulsa a la nave Enterprise a velocidades mayores que la de la luz. Los físicos y los aficionados de la ciencia ficción conocen de sobra el impedimento físico que impone la teoría especial de la relatividad de Einstein a que las cosas se desplacen a la velocidad de la luz o más rápido. Miguel Alcubierre ha encontrado una manera teórica de salvar este obstáculo sin violar la teoría de la relatividad. ¿En qué consiste su versión del propulsor a distorsión?

“En la relatividad el espacio y el tiempo no son inmutables y absolutos; sus propiedades pueden alterarse. El espaciotiempo se curva o distorsiona como respuesta a la presencia de materia y energía. La propulsión a distorsión es un ejemplo de cómo debería distorsionarse el espaciotiempo para permitir que un objeto —por ejemplo, una nave espacial— se mueva a velocidades arbitrariamente altas. Lo que se requiere es producir una fuerte expansión del espacio detrás de la nave y una contracción opuesta enfrente de ésta. Así, es el espacio mismo el que empuja a la nave sin que ésta se mueva a través del espacio. Desde luego, la comodidad tiene su precio: para distorsionar el espacio hace falta un campo de energía, y en este caso la energía necesaria debe tener la extraña propiedad de producir antigravedad (repulsión gravitacional en vez de atracción). Esto se conoce como energía negativa, y hasta donde sabemos no existe en la naturaleza” (ver ¿Cómo ves?, año 2, número 20, pág. 10).

La distorsión espacio-temporal de Alcubierre ya ha sido objeto de artículos en las revistas Discover y Scientific American, numerosas entrevistas en periódicos europeos y un programa en Discovery Channel. El célebre escritor de ciencia-ficción Arthur C. Clarke la menciona en una nota que le pidió el guitarrista Mike Oldfield para uno de sus discos. Sin embargo, pese a la fama que le ha traído, el “warp drive” es un resultado secundario de las investigaciones de Miguel Alcubierre. Le pregunto cómo se le ocurrió.

“Se me ocurrió un día viendo Viaje a las estrellas, donde la nave Enterprise siempre viaja mas rápido que la luz utilizando una distorsión espacio-temporal. Pero como sólo es ciencia ficción, nunca se dice cuál es la distorsión necesaria. Pensé que usando la teoría de la relatividad debería ser posible decir exactamente qué tipo de distorsión se requiere”. Al terminar la carrera de física, Miguel recibió la Medalla Gabino Barreda que otorga la UNAM a los mejores estudiantes de cada generación. Luego se fue a la Universidad de Gales, en Cardiff, Reino Unido, donde hizo estudios de doctorado. Hoy en día Miguel Alcubierre es investigador adjunto del Instituto Max Planck de Física Gravitacional, en Golm, Alemania, donde se pelea cotidianamente con las ecuaciones de la teoría general de la relatividad de Einstein, que es una teoría de la gravitación.

“Trabajo en el área de la relatividad numérica, que busca resolver las ecuaciones de Einstein numéricamente en situaciones en las que no se puede encontrar una solución exacta. Específicamente, hacemos simulaciones numéricas de sistemas astrofísicos con campos gravitacionales intensos y dinámicos, por ejemplo colisiones de agujeros negros”.

Miguel cuenta que para el programa de Discovery Channel lo invitaron a Londres y lo grabaron montado en una bicicleta sobre fondo azul para añadir efectos especiales. Es endiabladamente difícil guardar el equilibrio sobre una bicicleta que no se mueve y Miguel estuvo a punto de romperse la crisma varias veces. Pero fue una experiencia inolvidable para este viejo aficionado de la ciencia ficción. La magia de los efectos especiales le permitió verse volar entre las estrellas como en los libros y las películas que tanto le gustan desde la adolescencia —un sueño hecho realidad para el realizador de sueños ajenos.

Personalmente

Aficiones. El cine y la lectura, principalmente la divulgación científica y la ciencia ficción. Me gusta también la música clásica, la latinoamericana y el rock.

Mayor defecto. Soy un flojo terrible. Aunque me gusta mi trabajo, mi sueño es estar tirado frente al mar leyendo un buen libro y sin nada más que hacer.

Mayor virtud. (¿Cómo contesto eso sin reírme?) Me considero una persona moral, y siempre trato de ver lo mejor en los demás.

 

Sergio de Régules

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir