UNAM
15 de diciembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 26 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
María Luisa Machain Castillo
Foto: Adrián Bodek y Digital Stock

No. 26 María Luisa Machain Castillo

Los secretos del mar

El mar es bellísimo, la sensación de libertad y plenitud es incomparable; no obstante, descubrir sus secretos es aún más fascinante”. Ese es el desafío que tiene día a día María Luisa Machain, investigadora de la historia de los océanos, de los procesos que ocurren en las corrientes marinas y de aquellos que afectan la variabilidad climática del planeta.

Por más de 15 años ha formado parte de las expediciones científicas organizadas por el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología —en donde es investigadora y secretaria académica—, en los buques oceanográficos de la UNAM, “El puma” y el “Justo Sierra”. Conoce muchos de los rincones de nuestros mares tanto del Golfo de México como del Océano Pacífico, ya que los ha recorrido tomando muestras de ostracodos y foramíniferos, microorganismos que viven en la superficie o en el fondo de los mares desde hace millones de años (desde el precámbrico y el cámbrico) y que son magníficos indicadores de los cambios ambientales que han ocurrido y ocurren en la Tierra.

“Es maravilloso saber cómo ha cambiado el clima viendo el fondo del mar y es que éste es el gran termorregulador de la Tierra: la interacción entre el océano y la atmósfera es vital para el clima —explica María Luisa—. Por ejemplo, los cambios atmosféricos producen cambios en los océanos que son visibles en la distribución de las masas de agua, en el oxígeno disuelto y en los nutrientes. Estos cambios se reflejan en algunas características que presentan organismos tan susceptibles como los ostracodos y los foramíniferos”.

La investigación acerca de la variabilidad climática forma parte de un programa nacional, en el cual, además de la UNAM, participan otros científicos mexicanos y extranjeros. Intentan describir fenómenos meteorológicos tan complejos como “El Niño” y “ La Niña” y el calentamiento global.

María Luisa es miembro de una familia grande y alegre. Su padre era pintor y retratista y de él aprendió su responsabilidad y mística ante el trabajo, además del gusto por la gente. De niña fue bailarina de danza clásica, regional y moderna, y aunque bailaba con especial encanto y destreza, “siempre me imaginaba investigando en un laboratorio, era una niña muy observadora y curiosa y nunca perdí esa característica. Yo estudié la primaria en la Escuela Educadores Unidos, en la Jardín Balbuena, donde nací y crecí; mis maestros me regalaban libros acerca de la naturaleza y de otros países. La lectura me hizo albergar dos sueños: estudiar la naturaleza y hacerlo en el extranjero; ambos los logré”, comenta satisfecha.

Al terminar la carrera de bióloga se inició en la investigación con el doctor Gío Arnaíz, con quien realizó el primer estudio sistemático de los mencionados microorganismos en los mares mexicanos. En esta etapa ya sabía que le interesaba reconstruir la historia de los mares y para ello debía estudiar micropaleontología y paleoceanografía.

En 1979 decidió ir a la Universidad Estatal de Lousiana en los Estados Unidos para hacer el doctorado con el doctor Bandenball, quien es un eminente estudioso de los ostracodos del mar Caribe. “Con él aprendí uno de los conceptos esenciales del quehacer científico, que la descripción de la naturaleza la hacemos con las herramientas existentes y conforme se afinan el conocimiento se va rectificando y se obtiene una mayor veracidad. También aprendí a aceptar cuando no tengo la razón porque él era el primero en reconocerlo”.

“Los mares mexicanos son vastos; tienen una gran diversidad de ambientes y de organismos. Invito a los jóvenes a que volteen sus ojos hacia los océanos, pueden convertirse en pioneros al descubrir nuevos secretos de la vida marina y así mejorar a la población humana”, concluye.

Personalmente

Autorretrato. A veces soy reservada; otras, alegre y optimista. Soy muy constante, curiosa y me gusta aprender cosas nuevas. Busco siempre el lado amable de las situaciones.

Pasiones. El mar y los libros.

Arte. En pintura me gustan los impresionistas: Monet, Van Gogh, Gauguin y otros más. En la música, Debussy; la música mexicana y bailar todos los ritmos.

Manía. Leer todo, hasta la cajas y botellas.

Concepto de la vida. Es un gran aventura, por lo mucho que hay por conocer, disfrutar e investigar.

Concepción Salcedo

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir