UNAM
19 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 39 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Arcadio Poveda Ricalde
Foto: Dante Bucio

No. 39 Arcadio Poveda Ricalde

Ojos puestos hacia el Universo

El intelecto, la curiosidad y la mirada de Arcadio Poveda siempre han estado puestos hacia el Universo. Cuando era pequeño lo motivó el descubrir que el Sol tenía manchas. Años más tarde, convertido en un astrónomo teórico reconocido internacionalmente, contribuyó a develar fenómenos como la dinámica de las galaxias y la brillantez de las estrellas jóvenes, así como el fenómeno de las estrellas dobles y múltiples de la vecindad solar.

Desde 1956, Arcadio Poveda es miembro del Instituto de Astronomía de la UNAM, lugar donde nos habla de su experiencia de 40 años. Nació en Mérida, Yucatán, en una familia que apreciaba la cultura y la ciencia. Su padre era médico y su madre, maestra normalista. Aunque sus padres deseaban que estudiara medicina, desde temprana edad su vocación fue clara y firme. Recuerda sus inclinaciones hacia el macrocosmos y trae a la memoria los días en los que leía a George Gamow, gran físico y escritor de textos de divulgación: “Esas lecturas me motivaban mucho en el conocimiento de la física nuclear y de la energía de las estrellas. También recuerdo experimentos y grabados que excitaban mi curiosidad. Iba yo al mercado a comprar chácharas y aparatos viejos e intentaba echarlos andar”.

A los 15 años, en 1945, publicó en un periódico de Mérida su primer artículo de divulgación; era sobre la bomba atómica y sus mecanismos. En 1948 ingresó a las carreras de física teórica y matemáticas de la Facultad de Ciencias de la UNAM. Ahí recuerda a maestros como Carlos Graef, Javier Barros Sierra, Juan de Oyarzábal, Alberto Barajas y Francisco Zubieta. “El doctor Felix Recillas, del Instituto de Matemáticas, me mandó llamar y me propuso tomar los cursos que impartía la doctora Paris Pismish*, en el Observatorio de Tacubaya. Por supuesto, me inscribí en el curso sobre el fenómeno de las estrellas”. En 1951, el doctor Guillermo Haro, director del Observatorio de Tacubaya, lo apoyó para hacer el doctorado en la Universidad de California, en Berkeley. A su regreso a México, en 1956, se incorporó como investigador al Instituto de Astronomía de la UNAM, el cual dirigió de 1968 a 1980.

Durante su administración se fundaron el Observatorio Astronómico Nacional en San Pedro Mártir, Baja California y el Instituto de Astronomía, campus Ensenada, en ese mismo estado. También participó en la fundación del Centro de Investigación y Estudios Superiores de Ensenada (CICESE) y del Centro de Investigación en Óptica de León, Guanajuato. (CIO). El doctor Poveda ha sido también coordinador de la Investigación Científica y miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM, del Consejo Asesor del CONACYT y del Órgano de Gobierno del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE).

Con una trayectoria de más de 40 años en la investigación astronómica, el doctor Poveda tiene una amplia obra. Entre lo más destacado está el “Método Poveda”, conocido internacionalmente para determinar la masa de las galaxias y de los cúmulos de las galaxias, que permite encontrar la relación entre la masa de un sistema estelar y su capacidad de emitir luz. También ha investigado las condiciones de formación de las estrellas y ha abierto nuevas líneas de investigación; su teoría sobre el origen de las estrellas de alta velocidad es la aceptada desde hace más de 30 años.

Además, ha sido profesor visitante en observatorios y universidades en Estados Unidos y Europa, y es miembro de reconocidas sociedades científicas internacionales. Ha sido distinguido con los doctorados Honoris Causa en varias universidades extranjeras y recientemente en la UNAM, donde en 1975 obtuvo el Premio Universidad Nacional de Ciencias y Artes y desde 1997 es investigador emérito.

En cada palabra vertida por el doctor Poveda él proyecta un gran amor por su labor y con sabiduría expresa: “He contribuido con mi granito de arena a la astronomía, pero el Universo es tan grande y misterioso que queda mucho por conocer; eso es maravilloso, porque seguirá habiendo un estímulo intelectual muy importante para los jóvenes, para las futuras generaciones”.

*Véase “¿Quién es?”, en ¿Cómo ves?, Núm.11.

Personalmente

Deseo. Vivir muchos años con salud; ver a mi familia desarrollarse y poder responderme más preguntas sobre el Universo.

Misión. Ayudar a los jóvenes a encontrar su camino.

Arte. La música y la pintura. Disfruto mucho a Beethoven, a Haydn y a Stravinsky. De los pintores, me gusta Cuevas y muchos más.

Pasatiempo. Leer periódicos y revistas para saber lo que pasa en el mundo y en el país.

 

Concepción Salcedo

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir