UNAM
27 de abril de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 69 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Diana Escalante
Foto: Adrián Bodek

No. 69 Diana Escalante

El mundo pequeño de los mamíferos

Cuando estudiaba el sexto año de primaria, le gustaba sumergirse “en lo que no es evidente a la vista”, como era saber cuántas patas tienen las mosquitas — y para ello, incluso llegó a quitárselas— o bien observar los fenómenos relacionados con la difracción de la luz —en los experimentos que hacía en la clase de la maestra Conchita—. Desde entonces quedó cautivada por las ciencias naturales y exactas, por el micro y el macrocosmos, por el ciclo de la vida. Es Diana Escalante Alcalde, investigadora del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, responsable del grupo de ese instituto dedicado a la biología del desarrollo de mamíferos, área científica en la que se combinan la bioquímica, la biología celular y molecular, y la genética.

Su curiosidad innata la condujo a querer adentrarse en el conocimiento de los cromosomas, en el embrión de sólo 15 días o en las proteínas generadoras de tejidos, por lo que se inscribió en la carrera de biología en la Facultad de Ciencias de la UNAM. “Una de mis fantasías cuando era niña, era hacerme chiquita, chiquita, para poder ver cómo funciona una célula”. Su pasión por la biología del desarrollo inició cuando estaba en la carrera y realizó, con sus compañeras, un proyecto en el Instituto de Investigaciones Biomédicas, con la asesoría del doctor Horacio Merchant. Ese estudio, acerca de las interacciones entre algunas de las células de los testículos y de los ovarios durante el periodo embrionario, la atrapó y dio lugar a que eligiera ese tema para sus investigaciones de tesis, tanto de licenciatura como de maestría.

A partir del tercer semestre de la carrera, su dedicación a la observación al microscopio, a los cultivos de células, a la toma de muestras y preparación de reactivos, alejó a Diana Escalante de otro de sus lugares preferidos: la pista de atletismo de Ciudad Universitaria. Durante el primer año, todavía entrenaba para competir en los 100 metros planos: además del ejercicio en la pista, el entrenador del equipo los llevaba a correr a la Marquesa “y al finalizar, íbamos a comer huaraches con costilla”.

La velocidad quedó atrás... pero no el deporte, aunque ya no para competir, sino para mantenerse en buen estado de salud. Haber realizado un doctorado en México y un posdoctorado en el National Cancer Institute, en Maryland, Estados Unidos, publicar en revistas internacionales, y que sus investigaciones se citen en más de 300 publicaciones, no ha sido freno para que practique Tai Chi, spinning o yoga. “Es un esfuerzo adicional que otorga beneficios; el Tai Chi, por ejemplo, una disciplina que lleva a la relajación, me ayuda a tener concentración y paciencia al efectuar la manipulación de los embrioncitos de ratones transgénicos con los que trabajamos”.

Su investigación implica introducir en ratones material genético de otros ratones o de bacterias no dañinas, para producir una mutación. “Estos estudios tendrán un efecto benéfico en la calidad de vida del ser humano, ya que ayudarán a entender mejor la evolución de ciertas enfermedades y, por lo tanto, facilitarán su prevención”, explica la doctora Escalante. Sus resultados la han llevado a obtener el Spot Award, que otorga el National Institute of Health de los Estados Unidos, y el que en dos ocasiones haya sido instructora asociada en el curso sobre embriología molecular del ratón, en Nueva York.

Diana Escalante goza el cine —“algunas de mis películas favoritas son 21 gramos y Belleza americana—, toca el piano —“lo estoy reaprendiendo” — y le encanta la música de Sibelius y Mozart.

Personalmente

¿A qué lugar del Universo le gustaría viajar?: Al momento en que ocurrió la Gran Explosión que dio origen al Universo.

Si pudiera viajar en el tiempo, ¿a qué época le gustaría trasladarse?: Al futuro, unos 300 o 500 años, para ver si todavía estamos aquí.

¿Qué lugar le gustaría conocer?: Chiapas, me muero de ganas, por la selva lacandona, y Grecia.

Norma Ávila Jiménez

En ediciones anteriores
Slide 1

Medicina espacial*

Slide 2

El agente secreto de la evolución

Slide 3

Experimentos con animales, ¿mal necesario?

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir