UNAM
14 de diciembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 91 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Jesús Dorador González
Foto: Adrián Bodek

No. 91 Jesús Dorador González

Técnica y arte

Por un lamentable error, en la edición pasada (No. 90) publicamos esta entrevista con la fotografía del Dr. Carlos González Rebeles. Ahora aparece con la fotografía correcta. Nuestras disculpas al ingeniero Dorador, al Dr. González- Rebeles y a todos los lectores.

Así como se deleita ante la perfección y la belleza de las esculturas renacentistas, Jesús Manuel Dorador González disfruta profundamente sus diseños de tecnologías mecatrónicas, ya sea para uso urbano, industrial o médico, especialmente aquéllos destinados a mejorar la calidad de vida de los discapacitados. Su vida es una conjugación de arte y técnica.

Desde pequeño, a Dorador le encantaba armar y desarmar toda clase de aparatos, así como jugar con legos, mecanos, clavos, tornillos y palitos. Rememora una anécdota que resultó crucial para su futuro: “Mi padrino me prestaba una maquinita de vapor de los años 40, cuyo funcionamiento me apasionaba; eso me dio pie para seguir con la idea de estudiar ingeniería mecánica y eléctrica. Claro, en ese momento no existía la carrera de mecatrónica”.

Originario de Durango, de abuelo y padre abogados, Jesús Dorador rompió con la tradición familiar para dedicarse a la innovación tecnológica. Hasta la fecha ha realizado gran cantidad de diseños, dirigido medio centenar de tesis profesionales, formado varias generaciones de ingenieros e impulsado y evaluado diversos proyectos de la Facultad de Ingeniería de la UNAM. Dorador ingresó a esa facultad en 1986; años después, entró en contacto con la mecatrónica ahí mismo y gracias a sus maestros Víctor González y Saúl Santillán. la mecatrónica surgió en la empresa japonesa Yaskawa, durante la década de los 70 y se define, según palabras de Dorador, como “la combinación sinérgica de la mecánica de precisión, la electrónica de control y los sistemas de información computarizada, aplicados al desarrollo de procesos y productos inteligentes”. “La mecatrónica es una labor de equipo, es interdisciplinaria”, subraya.

Saúl Santillán le dirigió las tesis de licenciatura y maestría, la primera sobre el diseño de un esterilizador a vapor con control microcomputarizado para uso hospitalario y la segunda acerca del desarrollo de una impresora de caracteres de código Braille. En 1997 Dorador ingresó a la Universidad de Loughborough, en Inglaterra, donde trabajó en varios diseños innovadores. Este periodo de su vida fue muy enriquecedor ya que, según expresa, convivió con compañeros de diversas formas de pensar y de ser.

Hoy, a sus 39 años, es jefe del Departamento de Ingeniería Mecatrónica y de proyectos del Centro de Diseño y Manufactura de la Facultad de Ingeniería de la UNAM. En el laboratorio o en el aula busca que sus alumnos formen un equipo que “le apueste a hacer las cosas bien”.

Entre los proyectos concluidos por Jesús Manuel Dorador se encuentran el diseño y fabricación de herramientas para minusválidos (1989), el rediseño de una máquina cortadora de telas (1990), el diseño de biodiscos rotatorios (1997), un prototipo de estacionamiento automatizado y el rediseño de un cepillo de dientes eléctrico (2005). Actualmente trabaja en el diseño de una prótesis mioeléctrica de brazo superior para personas a quienes se les ha amputado ese miembro y en el rediseño del prototipo de una impresora Braille para reducir su costo y hacerla accesible a mayor número de invidentes. Y entre proyecto y proyecto, Dorador se empeña en acrecentar su colección de timbres mexicanos e ingleses, que inició desde los años 70, y disfrutar al lado de su esposa de alguna película de aventuras o detectives.

El ingeniero Dorador participó con un grupo de profesores en la creación de la carrera de ingeniería mecatrónica como un área de la ingeniería mecánica y eléctrica, pues está convencido de que “si queremos modernizar la industria nacional necesitamos profesionales en mecatrónica. Estamos rodeados de un sinfín de tecnología de este tipo: desde el aparato que nos mide la graduación de los lentes y los teléfonos celulares, hasta los autos”. Dentro de las áreas de aplicación de la mecatrónica están la automatización y el control de procesos industriales, y el diseño de productos para casi todos los campos, entre ellos la medicina, la industria farmacéutica y la geología. “Es urgente dar respuesta a la fuerte presión de los mercados globalizados, y esto sólo será posible con profesionales capacitados”, concluye Dorador.

Personalmente

Origen del apellido. Significa “el que cubre de oro diversos objetos”. Al parecer en el siglo XVIII llegó de España el primer Dorador a Durango.

Autorretrato. Soy perseverante, no muy sociable, alegre pero no festivo. Me siento una persona feliz.

Filosofía de vida. Poner mis capacidades al servicio de los demás.

Arte. La escultura renacentista de Miguel Ángel y alguna moderna como la de Sebastián; la pintura de Murillo y la música instrumental.

Concepción Salcedo Meza

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir