UNAM
25 de septiembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 116 » Ráfagas
imprimirpdfmenosmas

Ráfagas

No. 116

Fénix analiza el suelo marciano

Después de un viaje de nueve meses, la sonda Fénix, o Phoenix en inglés, descendió con suavidad y se posó en la superficie de Marte el 31 de mayo pasado. En menos de 20 minutos desplegó sus dos antenas solares, dando inicio de esta forma a las labores que deberá realizar en un lapso de tres meses, con la finalidad de buscar hielo e indicios de vida primitiva en nuestro rojo vecino cósmico.

El hecho de que haya “amartizado” de manera exitosa es significativo, ya que menos del 50% de las misiones anteriores lo han logrado. El Fénix es descendiente directo de otra nave, el Mars Polar Lander, que se destruyó al chocar con la superficie marciana en 1999. El equipo de científicos que trabaja en esta misión decidió, en vez de diseñar una nave completamente nueva, analizar, probar y resolver los problemas y fallas del Mars Polar Lander, al que añadieron nueva tecnología para cumplir con los objetivos científicos que ahora se plantearon.

Marte es un planeta frío y desierto que no posee agua líquida en su superficie. Pero descubrimientos realizados en el año 2002 por el Mars Odyssey Orbiter, mostraron que en el polo norte marciano existen grandes cantidades de agua congelada, a pocos centímetros de la superficie. Por eso se decidió que el Fénix descendiera en esta zona.

Fénix, que debe su nombre al ave mitológica que renace de sus cenizas, pesa 350 kilogramos, mide 5.50 metros de lado a lado, cuenta con paneles solares que generan su propia energía y un brazo robótico de 2.5 metros de longitud, para cavar en la capa superficial y llegar adonde se localiza el hielo, tomar muestras y posteriormente, realizar análisis muy sofisticados. Las primeras imágenes que se recibieron, de un sitio al que nombraron “Reina de las nieves” parecen ser de hielo, de acuerdo con Uwe Keller, del Instituto Max Planck, de Alemania.

La Misión Fénix tiene como objetivos estudiar la historia del agua marciana, monitorear el clima en la región polar e investigar si alguna vez en esta zona pudo desarrollarse vida microscópica. Costó 420 millones de dólares y es una colaboración internacional en la que participan la NASA, el Lockheed Martin Space Systems, la Universidad del Estado de Arizona, la Agencia Espacial Canadiense, el Instituto alemán Max Planck, las Universidades suizas de Neuchatel y Basilea, y la de Copenhague.

En el sitio web http://spaceflightnow. com/mars/phoenix/status.html están disponibles para el público las fotografías, los videos y las últimas noticias de esta increíble misión a Marte.

La computadora más veloz del mundo

Ingenieros y científicos de la empresa IBM y el Laboratorio Nacional Los Álamos, de Estados Unidos, diseñaron y construyeron una nueva supercomputadora, dos veces mas veloz que la anterior, también de IBM, llamada BlueGene.

Correcaminos, como la nombraron en honor a la veloz ave, tuvo un costo de 133 millones de dólares y se construyó de manera poco convencional, con componentes ya usados en otras computadoras, y microprocesadores creados originalmente para el videojuego de Sony, el PlayStation. Consume la energía equivalente a la que utiliza un centro comercial de una ciudad pequeña, y se colocará en 288 compartimentos refrigerados conectados por 92 kilómetros de cables ópticos. Se va a instalar en el Laboratorio Nacional de Los Álamos, en California; es decir, se trata de una supercomputadora militar, que pertenece al ejército estadounidense.

Es la primera vez que una computadora alcanza la velocidad pentaflop, meta largamente acariciada por informáticos de todo mundo, que le permite realizar 1 000 billones de cálculos por segundo. Para entender lo que esto significa, Thomas D’Angostino, de la Agencia de Seguridad Nuclear Nacional estadounidense, dijo que si pudiéramos poner a los 6 000 millones de habitantes del planeta a hacer operaciones matemáticas con calculadoras de mano (y suponiendo claro, que los 6 000 millones supieran manejar el aparatito), 24 horas por día, 365 días al año, nos tomaría 46 años hacer lo que el Correcaminos realiza en un solo día.

Cada generación de supercomputadoras acerca a los científicos a la posibilidad de simular fenómenos en tiempos reales. En el proceso, la tecnología utilizada termina siendo útil en un sinnúmero de productos diferentes.

La función principal de Correcaminos será de seguridad nacional, ya que, entre otras labores, tendrá el control de todas las armas nucleares estadounidenses. Pero tendrá también un amplio rango de aplicaciones en ingeniería, medicina y ciencia, desde el desarrollo de medicamentos y el diseño de automóviles, hasta servicios financieros.

Sin lugar a dudas es un logro impresionante, pero podría ser rebasado pronto. En marzo pasado, la firma de computadoras NEC y el Instituto de Tecnología de Tokio anunciaron que para el año 2010, presentarán al mundo una supercomputadora capaz de 10 petaflops. Difícil prever adónde llegarán las capacidades de estos desarrollos tecnológicos, y en qué serán utilizados.

Tiburones con marcaje satelital

Investigadores del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) marcaron tiburones y siguieron sus desplazamientos utilizando telemetría satelital, como parte de un proyecto internacional denominado Marcaje de Predadores del Pacífico (TOPP por sus siglas en inglés).

El TOPP, que dio inicio en el 2000, tendrá una duración de 10 años. Es uno de los 17 proyectos del Censo de Vida Marina, en el que participan 80 naciones; su objetivo es documentar la diversidad y abundancia de vida en los océanos del mundo. La participación de los investigadores del CICESE se centró en documentar los desplazamientos tanto geográficos como en una columna de agua, es decir, a distintas profundidades, de dos especies de tiburones que habitan frente a las costas de California y Baja California: el tiburón azul y el tiburón mako.

El marcaje de nueve ejemplares de tiburón azul (Prionace glauca) se realizó a finales de enero del 2006 cerca de bahía Magdalena, en Baja California Sur. “Fue la primera vez que investigadores mexicanos, a bordo de una embarcación mexicana, colocaron este tipo de marcas en aguas mexicanas”, señaló Erick Oñate, recién egresado de la maestría de ecología marina del CICESE. En el caso del tiburón mako (Isurus oxyrinchus), se marcaron 24 ejemplares durante 2004, 2005 y 2006, en un barco de la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA).

A los tiburones les colocaron uno o dos tipos de marcas: una que almacena información de profundidad, intensidad de luz y temperatura; y otra, la geoposicionadora en tiempo real, que establece la posición geográfica de los ejemplares. Las marcas envían señales a través de un satélite operado por la NOAA y la Agencia Espacial Francesa. Durante el tiempo que han podido seguir a los tiburones, los investigadores obtuvieron datos nuevos sobre sus desplazamientos geográficos y el rango de profundidad en el que se mueven. Uno de los descubrimientos fue que durante el verano los mako viajan muy cerca de la superficie, pero en otoño lo hacen a profundidades de entre 10 y 50 metros, lo que indica que existe un cambio estacional en el uso de las profundidades.

Esta información permitirá a los investigadores conocer más acerca de la conducta y abundancia de estas especies, y proponer acciones para establecer medidas de manejo con bases científicas. Por ejemplo, si se localizan las regiones donde nacen los tiburones y se agrupan los juveniles, se puede recomendar que se prohíba la pesca en esas zonas. En el sitio www.topp.org se puede obtener información sobre las especies de depredadores marinos estudiados en este proyecto, así como los cambios en su distribución en distintas épocas.

Bebidas riesgosas

Nutriólogos mexicanos alertaron sobre el riesgo de consumir bebidas energetizantes combinadas con alcohol, ya que su contenido de cafeína, taurina y complejo vitamínico B altera el sistema nervioso central causando taquicardias, deshidratación e incluso infartos (véase ¿Cómo ves?, No. 98).

La taurina es el principal componente de la bilis y se encuentra naturalmente en los tejidos animales. Su nombre es un derivado de la palabra latina taurus, o toro, porque fue aislada por primera vez de la bilis de este animal, en 1827, por los científicos austriacos Friedrich Tiedemann y Leopold Gmelin. La taurina ayuda a regular el ritmo cardiaco y afecta la liberación de los neurotransmisores (sustancias que llevan señales entre las neuronas). La cafeína es una sustancia que existe naturalmente en las hojas, semillas y frutos de más de 60 plantas, entre otras en las hojas de té, el café y los granos de cacao; tiene efectos estimulantes del sistema nervioso. Ambas sustancias son diuréticas. El complejo B permite que tanto la taurina como la cafeína lleguen de manera más rápida al cerebro.

Rebeca Camacho, jefa de Nutriología de la Dirección de Medicina del Deporte de la UNAM, explicó que en los centros nocturnos es común que los jóvenes tomen bebidas energetizantes como nuevos cocteles. “Normalmente se mezclan con bebidas alcohólicas, las cuales son depresoras del sistema nervioso central, sin embargo, al contener taurina y cafeína se altera el sistema de alerta”. Y es que el organismo tarda en metabolizar el alcohol en el hígado. Si en el lapso que dura este proceso se consumen bebidas energetizantes, no aparecen los signos de la embriaguez, con lo que la persona pierde la noción de cuánto ha bebido y sigue ingiriendo alcohol en cantidades mucho mayores de las que soportaría si no lo hubiera mezclado con estas bebidas. Además, se anulan las señales de alarma que da el cuerpo en relación al cansancio y sueño, sensaciones que indican cuándo hay que detenerse a descansar. Y dado que tanto la cafeína como la taurina son diuréticas, ingeridas en exceso causan deshidratación.

Para tener una idea de la cantidad de cafeína que tienen estas bebidas se puede comparar con la de una taza de café express, que es de 77 mg. Una lata de Red Bull tiene 80 mg de cafeína, Full Throttle 144, Ace Energy 160, Atomic Dogg 200 y Daredevil 240 (equivalente a cerca de tres tazas de café express). Hay que recordar que originalmente las bebidas energetizantes no se diseñaron para mezclarlas con bebidas alcohólicas, ni para ingerirlas en grandes cantidades.

En México se está evaluando la restricción de su comercialización, como ya ha sucedido en Francia, Dinamarca y Noruega. En nuestro país hay cerca de 20 marcas de bebidas energetizantes que se venden en latas o envases de vidrio.

 

Martha Duhne

En ediciones anteriores
Slide 1

Sismos

Slide 2

Suicidio: jóvenes en riesgo

Slide 3

El aroma del recuerdo

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir