UNAM
17 de agosto de 2017
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 185 » Ráfagas
imprimirpdfmenosmas

Ráfagas

No. 185

Cementerio azteca de perros

De acuerdo con un boletín del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) del 14 de febrero pasado, arqueólogos de este instituto encontraron en la Delegación Azcapotzalco, en el noroeste del Distrito Federal, un yacimiento azteca con los esqueletos de 12 perros muy bien conservados. Este cementerio fue localizado cuando los arqueólogos realizaban una excavación de salvamento arqueológico en un pozo de dos metros cuadrados, a una profundidad de entre 1.3 y 1.7 metros. El hallazgo de materiales recuperados en otros pozos de excavación, en particular de cerámica, sugiere que el cementerio de perros pertenece al Posclásico Tardío, entre 1350 y 1520 d. C.

En la mitología azteca, los perros acompañaban a sus dueños incluso después de su fallecimiento, ya que los guiaban a través del inframundo hasta llegar a Mictlán, el lugar de los muertos. Otra de sus tareas era proteger templos, por lo que se han encontrado perros enterrados junto a cuerpos humanos o alrededor de construcciones.

Rocío Morales Sánchez, de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH, aseguró que en este hallazgo no parece estar relacionado con edi cios o restos humanos, además de que es la primera vez que se encuentra un grupo de perros enterrados juntos.

Se conocen cuatro razas de perros de la época prehispánica: el perro pelón mexicano o xoloitzcuintli, el techichi o talchichi (ancestro del chihuahueño), el perro común y el loberro; este último resultado de la cruza de una perra con un lobo. Los esqueletos de perros que encontraron los investigadores del INAH son de estatura mediana, de distintas edades y conservan la mayoría de los dientes, por lo que probablemente se trata de perros comunes y no de razas como los techichi, de corta estatura, o los xoloitzcuintli, que se identifican por la pérdida de premolares en la edad adulta.

El análisis de estos huesos permitirá revelar la causa de su muerte, si hubo enfermedades, malformaciones o alguna otra característica que permita a los arqueólogos entender por qué se les enterró juntos, así como conocer mejor el papel que tuvo el perro en la civilización azteca.

Aquí puede verse un video del hallazgo: www.youtube.com/embed/u_SpPMvoPoM

Polen de soya transgénica en miel

Un grupo de investigadores del Colegio de la Frontera Sur, de la Universidad de Yucatán, del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agropecuarias y Pecuarias y el Instituto Smithsoniano de Investigaciones Tropicales en Panamá detectaron polen de soya transgénica en muestras de miel colectada en Hopelchén, uno de los 11 municipios del estado de Campeche, lo que tiene importantes implicaciones económicas y sociales. México es el cuarto país productor de miel y el quinto exportador en el mundo. En la península de Yucatán se producen 20 807 toneladas de miel al año en más de 600 000 colonias de abejas. Una parte importante de la producción de miel se vende a la Unión Europea.

En septiembre de 2011, la Corte de Justicia de la Unión Europea (UE) estableció tres parámetros para permitir o no la importación de miel: si un organismo genéticamente modi cado (OGM) no se ha aprobado para consumo humano, no puede entrar a esta región. Si ha sido aprobado y 0.9% o más del polen en la miel es de un OGM, puede importarse, pero la etiqueta debe especificar que el producto contiene ingredientes modi cados genéticamente, lo que en la mayoría de los países evita que sea catalogado como "orgánico" y reduce de manera importante su mercado. Si el cultivo ha sido aprobado y la miel contiene menos de 0.9% de polen de OGM, puede entrar a la UE sin ninguna restricción. Esta legislación se aplica en la UE, pero en algunos países de ésta, como Alemania, la restricción es aún mayor. Cualquier OGM en la miel, en cantidades tan pequeñas como un único grano de polen, es causa suficiente para que el producto sea rechazado. Estados Unidos y varios países latinoamericanos sí compran miel con polen transgénico, pero a precios al menos 12% menores del que pagan los países europeos.

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, que pertenece a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, autorizó en el año 2012 a Monsanto, empresa multinacional que desarrolla agroquímicos y OGM, el cultivo de 253 500 hectáreas de soya transgénica en siete estados de la República, 60 000 de ellas en la Península de Yucatán. Aunque un juez suspendió la autorización del cultivo transgénico en México, cuando menos en Hopelchén se cultivaron 10 000 hectáreas de soya transgénica, mezcladas con sorgo y soya no transgénica.

Los resultados del estudio se publicaron el 4 de febrero en la revista Scientific Reports. Sus autores señalan que de nueve muestras de miel colectadas, seis contenían polen de soya y dos polen de soya transgénica, lo que pone en riesgo su comercialización, de la que dependen más de 40 000 apicultores y sus familias en la Península de Yucatán.

Descubren restos de tribu americana en Miami

El diario The Miami Herald dio a conocer en febrero pasado un importante hallazgo realizado en medio de lujosos edi cios en la costa de la ciudad de Miami, en un lote vacío donde la compañía MDM planeaba construir una sala de cine y un hotel: los vestigios de un pueblo tequesta, tribu nativa americana que se extinguió en el siglo XVIII y de la que se conoce muy poco. Hasta ahora se han encontrado los restos de ocho estructuras y lo que parecen ser caminos construidos para conectarlas, probablemente de más de 2 000 años de antigüedad.

Los tequesta fueron uno de los primeros grupos que entraron en contacto con Juan Ponce de León, conquistador castellano que llegó a la Florida en el año de 1530. Se trataba de una tribu de cazadores recolectores que no desarrollaron la agricultura y se desplazaban en la región que se encuentra entre la Bahía Vizcaína y los Everglades en el sur de la península de Florida. Pescaban tiburones y otros peces, y cazaban manatíes, venados y pequeños mamíferos.

Por ley, la constructora MDM tuvo que comisionar a un grupo de arqueólogos, dirigidos por Robert Carr, de Conservación Arqueológica e Histórica, para saber si el sitio tenía interés cientí co. Los arqueólogos inicialmente encontraron cuchillos, joyería, elementos arquitectónicos y restos de animales, similares a los que se han encontrado en otros yacimientos tequesta. Pero con el tiempo, descubrieron ocho grandes círculos excavados en la base de piedra del suelo, probablemente las bases de edi cios de viviendas, unidos por estructuras lineales, que podrían haber sido caminos o veredas para comunicarlas.

En el sitio se han encontrado también restos de uno de los primeros hoteles de Miami, en lo que fue el Fuerte Dallas. Henry Flagler, pionero del ferrocarril, construyó un hotel, el Royal Palm, en el año 1897 buscando impulsar el turismo en la zona. Pero 29 años después, éste fue destruido por un huracán y desmantelado. Décadas mas tarde, la propiedad fue pavimentada para servir como estacionamiento.

Los arqueólogos planean seguir estudiando el sitio y analizar los restos de organismos que han encontrado, entre otros conchas marinas y huesos de animales, para tener una mejor comprensión de cómo vivieron los habitantes originales de Miami hace 2 000 años y recuperar parte de su historia reciente. Pero la compañía MDM ha iniciado una batalla legal para recuperar el predio por el que pagó millones de dólares y ha ofrecido conservar dos de las ocho estructuras.

La solución del con icto está en manos de la Junta de Preservación Histórica de Miami y de la Comisión de la Ciudad. Ojalá el sitio se preserve para conocer un poco más a los nativos americanos que desaparecieron al entrar en contacto con los conquistadores y de los que apenas queda huella.

La estrella más antigua

Un equipo de científicos de la Universidad Nacional de Australia descubrió la estrella más antigua conocida hasta la fecha. El objeto celeste, que se formó hace 13 600 millones de años (poco después del origen del Universo en el llamado Big Bang), ha permitido a los astrónomos estudiar la química de las primeras estrellas y tener una idea más clara de cómo fue la infancia del Universo. Stefan Keller, director del estudio, aseguró que la probabilidad de localizar la estrella era de uno en 60 millones, similar a encontrar una aguja en un pajar. El telescopio con el que se hizo el descubrimiento fue el SkyMapper, ubicado en el observatorio Siding Spring en Nueva Gales del Sur, en la región sudoriental de Australia, donde se lleva a cabo un proyecto de cinco años para elaborar el primer mapa digital de la región sur del cielo. Por el color de las imágenes que captura la cámara del telescopio se puede saber qué elementos conforman a las estrellas y cuáles podrían ser las más antiguas.

"Para construir una estrella como nuestro Sol, se necesita hidrógeno y helio del Big Bang y una enorme cantidad de hierro, el equivalente a 1 000 veces la masa de la Tierra", aseguró Keller. "Para hacer esta antigua estrella, se necesitaría un asteroide de hierro del tamaño de Australia y una enorme cantidad de carbono. Es una receta muy diferente, que nos dice mucho acerca de la naturaleza de las primeras estrellas y de cómo murieron".

La estrella recién descubierta se formó de una estrella primordial que tenía una masa 60 veces la del Sol y que murió en una explosión de supernova. Se encuentra a casi 6 000 años luz de la Tierra, relativamente cerca en términos astronómicos. Es una de las 60 millones de estrellas que fueron fotografiadas por el SkyMapper en su primer año.

El hallazgo fue con rmado con uno de los telescopios gemelos Magallanes, ubicados en el cerro Las Campanas, en Chile, y los resultados de la investigación se publicaron en la revista Nature en febrero pasado.

El genoma del chile

Dos grupos de científicos terminaron de descifrar con éxito la secuencia genética del chile. El primer grupo lo forman cientí cos de la Universidad Estatal de Nuevo México, Estados Unidos, y de la Universidad Nacional de Seúl, Corea del Sur; publicaron sus resultados el pasado 19 de enero en la revista Nature Genetics. En el segundo grupo participan dos investigadores mexicanos, Luis Herrera Estrella y Rafael Rivera Bustamante, del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados, Unidad Irapuato, y sus colegas chinos del Ministerio de Agricultura, la Universidad Agrícola de Sichuan y el Instituto de Genómica de Beijing. Ellos dieron a conocer sus resultados el 3 de marzo en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) de Estados Unidos.

El chile, Capsicum annuum, es uno de los cultivos más antiguos de América, con mayor super cie cultivada en el mundo. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en la última década la producción de chile en el mundo aumentó 40% y anualmente se producen al 33.3 millones de toneladas en 20 países.

El sabor picante del chile se debe a la acumulación de capsaicinoides, compuestos que tienen propiedades antifúngicas y antibacteriales y protegen a la planta contra algunos depredadores animales. Los capsaicinoides tienen también propiedades medicinales, entre ellas que contribuyen a aminorar el dolor causado por la artritis y otros padecimientos, y reducen el apetito.

Para el desciframiento del genoma, el primer grupo utilizó el chile Criollo de Morelos 334; colectado en el estado del mismo nombre en nuestro país; se encontró que posee 37 000 genes. El segundo grupo analizó dos variedades de chile: el chiltepín o chile piquín, y la variedad china del mismo, Zunla-1; los investigadores reportaron que ambos tienen 35 000 genes. Cabe señalar que China es el primer productor de chile en el mundo, seguido de México (que es el primer país exportador).

El análisis de los datos del genoma del chile permitirá cultivar mejor la especie y algunos de sus componentes, que posiblemente serán de mucha utilidad en el desarrollo de nuevos medicamentos.

 

Martha Duhne

En ediciones anteriores
Slide 1

El gen maestro y el don del lenguaje

Slide 2

Aire limpio, ¿un milagro?

Slide 3

Fusión nuclear, de las estrellas a la Tierra

Facebook Twitter Google+ YouTube

promociones2 promociones1 promociones3
suscripción Antología Nuestro canal en Youtube Evita el ciberbullying Nutilus Valor UNAM
Subir