UNAM
22 de junio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 26 » Ráfagas
imprimirpdfmenosmas

Ráfagas

No. 26

Resurrección de una bacteria

Una bacteria que vivió millones de años antes de que los dinosaurios poblaran la Tierra, ha regresado a la vida. Los biólogos y de hecho, todos los que han leído la noticia, están asombrados de que una espora cuya antigüedad se calcula en más de 250 millones de años, pudiera transformarse en una bacteria viva. Las bacterias constituyen un inmenso grupo de organismos unicelulares que cuentan con la maquinaria bioquímica y genética para reproducirse por sí mismas. Muchos tipos de microorganismos, entre ellos las bacterias, tienen la capacidad de convertirse en esporas, las cuales se forman cuando el funcionamiento normal de la célula se ve limitado por condiciones adversas, en especial la falta de nutrientes. Entonces la célula se reorganiza y se transforma en una espora, lo que le permite sobrevivir durante largos períodos de tiempo. Existen algunas esporas que pueden resistir muy altas o bajas temperaturas, desecación o exceso de humedad, diversos tipos de radiaciones y la presencia de químicos altamente tóxicos. Cuando las condiciones ambientales son propicias, las esporas vuelven a transformarse y dan lugar a otra generación de células, que seguirán con su ciclo de vida normal.

Russell Vreeland y sus colaboradores de la West Chester University de Pensilvania, lograron aislar a la antiquísima bacteria en unos cristales de sal que extrajeron de las cavernas de Carlsbad, Nuevo México. Mientras los cristales de sal se formaban hace 250 millones de años, las bacterias que vivían en una gota de agua quedaron atrapadas en una cavidad de la sal; un fenómeno conocido como inclusión. “Esta inclusión se ve como un cubo dentro de un cubo” dijo Vrreeland, quien obtuvo la muestra a una profundidad de 560 metros del piso de la caverna. En el laboratorio, bajo condiciones escrupulosamente estériles, se extrajo la inclusión y se colocó en un medio de cultivo, liberando a las esporas de su estado de hibernación, las cuales se modificaron en bacterias en forma de bastón, que son muy conocidas.

Genéticamente, la bacteria 2-9-3, como se le ha llamado, es del género Bacillus y es pariente del Bacillus marismortui, que vive en el mal llamado Mar Muerto, el cual tolera concentraciones de sal de hasta el 25%. Si la tolerancia a la sal de la bacteria 2-9-3 es similar a ésta, al ir en aumento la concentración de sal que existía en la inclusión, se dio inicio a los mecanismos de producción de las esporas que quedaron atrapadas dentro del cristal y fueron encontradas 250 millones de años más tarde por los investigadores.

Gracias al trabajo que Vreeland y sus colaboradores se tomaron en evitar que la muestra se contaminara con bacterias más recientes, sus resultados son la mejor evidencia que existe de la supervivencia a muy largo plazo que tienen algunos microorganismos, y plantea interrogantes muy profundas para la ciencia. Por ejemplo: ¿son inmortales las esporas?, ¿cuáles son los mecanismos bioquímicos que les permiten sobrevivir por tanto tiempo? Y, sobre todo, ¿pueden las esporas ser un mecanismo para transportar vida de un planeta a otro?

Alerta roja

Probablemente alguno de los lectores de esta nota haya tenido la posibilidad de maravillarse ante el espectáculo que representa una orquídea que cuelga del tronco de un encino, el canto de un búho o el cuerpo húmedo y grácil de un delfín cuando nada a velocidades increíbles frente a la proa de un barco. Sin embargo, todo parece indicar que estas experiencias, así como algunos de sus protagonistas, están en peligro de desaparecer para siempre.

La organización World Conservation Union acaba de publicar la Lista Roja de Especies Amenazadas del 2000, en la cual cataloga a más de 11 000 diferentes plantas y animales con un alto riesgo de extinción en un futuro cercano, en casi todos los casos como resultado de la actividad humana. Desde la última evaluación realizada en 1996, los primates en peligro crítico de extinción aumentaron de 13 a 19 y el número de especies de albatros amenazadas creció de 3 a 16 debido a la pesca de altura. Las tortugas de agua dulce consideradas en peligro crítico pasaron de 10 a 24 especies en sólo cuatro años. En este breve lapso, el número de especies de animales en peligro se incrementó en 4.4%, para llegar a un total de 5435. Esto incluye el 24% (una de cada cuatro) de las especies de mamíferos y el 12% (una de cada ocho) de las especies de aves.

Russell Mittermeier, presidente de la Asociación Conservación Internacional con sede en Washington, D.C. comentó: “La Lista Roja es una documentación sólida de las extinciones masivas que están sucediendo actualmente. Muchas criaturas maravillosas se perderán durante las primeras décadas del siglo XXI a menos que aumentemos significativamente los niveles de apoyo, participación y compromiso con la conservación”.

La causa principal de estas extinciones es la pérdida y degradación de los hábitats naturales, debido a que se continúan talando bosques, desecando manglares, entubando ríos y contaminando las costas marinas. Asimismo, el reporte asegura que las ratas que viajan en embarcaciones e invaden islas son la primera causa de pérdida de especies de aves desde hace más de 200 años.

La lista utiliza criterios estrictamente científicos para definir cuáles especies están en peligro de extinción, sin embargo, no puede considerarse que esté completa. Por ejemplo, los mamíferos y las aves están relativamente bien estudiados, pero muchas especies de plantas e insectos van a desaparecer de la faz de la Tierra sin que se haya llegado a documentar su existencia.

De acuerdo a esta lista, en México 419 especies de animales (vertebrados e invertebrados) y plantas están en peligro de extinción y nuestro país ocupa el triste tercer lugar del continente americano, debajo de los Estados Unidos, que cuenta con 998 y Brasil, con 609 especies en riesgo.

En los últimos 500 años, la actividad humana ha llevado a 816 especies registradas a la extinción. La lista Roja del 2000 puede ser consultada en la dirección:www.redlist.org.

Premios Nacionales de Ciencias y Artes 2000

Este premio se considera el máximo reconocimiento que otorga el Gobierno de la República a mexicanos excepcionales por su importante trayectoria cultural y científica. Se recibe en una sola ocasión, y la calidad de Premio Nacional permanece indefinidamente. Los distinguidos como Premios Nacionales de Ciencias y Artes 2000 en seis áreas del quehacer científico y cultural recibieron una medalla de oro Ley 0.900, un diploma firmado por el Presidente de la República y 350 mil pesos.

CIENCIAS FÍSICO-MATEMÁTICAS Y NATURALES

Un gran desafío de las neurociencias es descifrar la actividad prodigiosa de nuestro cerebro, entender cómo funcionan las 10 mil millones de neuronas que forman parte del sistema nervioso central y cómo se comunican entre sí. En esta área se otorgó el premio a los doctores en ciencias Ranulfo Romo Trujillo, del Instituto de Fisiología Celular (IFC) de la UNAM, y Jorge Aceves Ruiz, del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (CINVESTAV) del Instituto Politécnico Nacional, interesados en investigar cómo registran las neuronas la información que llega cuando se produce un estímulo, y de que manera se desencadenan las respuestas a éste. El doctor Romo Trujillo, egresado de la Facultad de Medicina de la UNAM, encabeza un grupo de académicos que estudia los caminos que recorre un estímulo, desde el punto donde se produce, hasta llegar a su correspondiente área cerebral, donde genera las reacciones correspondientes. Desde 1989, cuando regresó de su doctorado en Ciencias por la Universidad de París y de trabajar en diversos institutos de investigación en el extranjero, inició el montaje de un laboratorio de neurofisiología en el IFC, con el objetivo de estudiar los mecanismos cerebrales que determinan la percepción sensorial, campo en el que a su equipo se le considera líder a nivel mundial. Asimismo, ha realizado diversas investigaciones en relación a los mecanismos que están involucrados en la formación de la memoria. Ha dirigido varias tesis y escrito 86 artículos en publicaciones científicas nacionales y extranjeras.

Las investigaciones encabezadas por Jorge Aceves Ruiz, en el CINVESTAV, están orientadas a la siguiente etapa del proceso de la formación de un estímulo: una vez que éste llega a la corteza cerebral, se dará inicio a una respuesta lógica, pero para que la misma se realice, tiene que ser procesada en otra región del cerebro, en los ganglios basales. Si los ganglios no funcionan correctamente, la respuesta que producen no será la esperada. Esto ha llevado al doctor Aceves a estudiar, entre otros procesos, la pérdida de los movimientos voluntarios cuando se padece mal de  Parkinson y a sugerir el uso de ciertos compuestos farmacológicos para el control de esta enfermedad. El doctor Aceves Ruiz también es médico cirujano por la UNAM y doctor en Ciencias en Fisiología Biofísica por el CINVESTAV del IPN. Otro aspecto relevante de su actividad ha sido la formación de académicos, en donde ha graduado a 15 maestros y a 16 doctores en ciencias. Por esta actividad, el CINVESTAV le otorgó el reconocimiento como Líder en la formación de recursos humanos en 1992.

TECNOLOGÍA Y DISEÑO

Éste fue otorgado al doctor Alfonso Larqué Saavedra, biólogo de la Facultad de Ciencias de la UNAM, cuya labor de investigación se centra en las ciencias agrícolas. Se ha destacado por ser pionero, a nivel mundial, en desarrollar estudios de los efectos de la aspirina en las plantas y ha realizado varias investigaciones sobre trasplantes en plantas de maíz y frijol para incrementar la eficiencia del uso del agua en el campo. Esta técnica se ha utilizado con éxito en China, Tailandia y Japón.

Es maestro en Ciencias por el Colegio de Posgraduados y Ph. D. por la Universidad de Londres; desde 1984 ha realizado estancias de investigación en diversas universidades extranjeras. En los ochenta, diversas instituciones le otorgaron el Premio Nacional de Investigación en Alimentos y en 1998 recibió de CONACYT y Coca-Cola, el Premio Nacional al Mérito en Ciencia y Tecnología de Alimentos.

LINGÜÍSTICA Y LITERATURA

Este reconocimiento fue otorgado a la investigadora Margarita Ana María Frenk Freund, considerada como una de las figuras más eminentes de la filología hispánica del siglo XX. Estudió la carrera de Letras Españolas en la UNAM, obtuvo el título de Master of Arts en la Universidad de Berkeley y el de doctora en Lingü.stica y Literatura Hispánicas en el Colegio de México.

De origen alemán y naturalizada mexicana se considera más investigadora que profesora, aunque durante 34 años ha impartido clases en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Las líneas de investigación a las que se ha dedicado se han centrado en dos áreas: la poesía lírica española de tipo popular en la Edad Media, el Renacimiento y Postrenacimiento y la lírica folclórica en México. Su obra escrita es abundante y ha incursionado en los géneros de ensayo, reseña e investigación literaria. Actualmente trabaja en la edición de un Cancionero novohispano del siglo XVII.

HISTORIA, CIENCIAS SOCIALES Y FILOSOFÍA

Fernando Flores García, galardonado con este premio, ha sido profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM durante más de cinco décadas, donde fundó la materia de Teoría general del proceso y la cátedra Técnica de enseñanza del Derecho. Es autor de aproximadamente un millar de obras jurídicas y de cerca de 20 libros. Asimismo, ha realizado 22 proyectos de ley, de los cuales 14 están en vigor, como la Ley de menores infractores para el Distrito Federal y la República; los Códigos procesal civil y Civil de Morelos, así como el Código Procesal de Coahuila.

BELLAS ARTES

El Premio Nacional en Bellas Artes correspondió a Raúl Anguiano Valadez, cuyos esfuerzos creativos se centran en obra de caballete, representativa de la mujer indígena, y gráfica, ambas practicadas con diversas técnicas. Ha pintado numerosos murales aunque ésta no ha sido su actividad principal. Recientemente optó por trabajar escultura y cerámica. Su obra artística se incluye en importantes museos del país y el extranjero, donde también ha realizado numerosas exposiciones y recibido premios y homenajes. Es maestro de pintura en la escuela La Esmeralda.

ARTES Y TRADICIONES POPULARES

Este premio se otorgó a Joel Wilfrido Flores Villegas y a la Unión de Danzantes y Voladores de Papantla, Veracruz. Flores Villegas ha dirigido o apoyado a 12 bandas de viento tradicionales de Oaxaca y es fundador, músico y arreglista de la Banda Mixe de Oaxaca, con la que ha grabado 12 discos, 39 cassettes y 7 discos compactos. Además de este reconocimiento se ha hecho acreedor a muchos otros por su trayectoria artística y por su activa promoción de artesanías, danzas tradicionales y gastronomía oaxaqueña, de donde es oriundo.

La Unión de Danzantes y Voladores de Papantla, Veracruz, por su parte, ha proyectado la danza tradicional y ritual atendiendo actos religiosos, costumbristas y turísticos. Se constituyó en 1975 en la ciudad de Papantla y está integrada por su representante, Juan Villanueva Pérez, y 22 danzantes y voladores: ejecutantes totonacas de las diversas danzas tradicionales de la región.

Gana artículo de ¿Cómo ves? importante premio

El artículo Virus, entre la vida y la muerte, escrito por Miguel Rubio Godoy y Elva Escobar, publicado en el número 22 de esta revista (correspondiente al mes de septiembre), se hizo acreedor al primer lugar del Premio de Periodismo 2000 Club Primera Plana– Novartis a la Divulgación de las Ciencias de la Vida, en la categoría de prensa escrita, donde fue seleccionado entre 126 trabajos. Este premio fue creado en 1988 por iniciativa del Club Primera Plana, asociación civil no lucrativa que está integrada por distinguidos periodistas, y por el grupo Novartis México, empresa líder que concentra a varias farmacéuticas que elaboran productos para el cuidado de la visión y de la salud humana y animal.

Se premiaron trabajos en cuatro categorías: prensa escrita, radio, televisión y cibernéticos (para trabajos dados a conocer a través de Internet), que hayan contribuido a informar al público en general, de manera clara y precisa, sobre temas de salud, nutrición, producción agropecuaria o biotecnología.

Los premios se entregaron el pasado 14 de noviembre y los ganadores del primer lugar en las otras categorías fueron los siguientes: en radio, Aída Aguilar y su equipo de producción por su trabajo titulado Genoma humano, del programa “Relieves” de Radio Educación; en la categoría de televisión, María Eugenia Tamez y su equipo, por el programa Obesidad infantil, de la serie “Cuerpo Sano” de Diálogos en Confianza, producción del Canal 11; y en la categoría cibernéticos, Iván Adrián Gómez Hernández por el trabajo Técnicas para combatir la infertilidad, que se publicó en el portal de Internet PlanetaVida .com. mx.

Divulgar la ciencia nunca ha sido una tarea fácil, pero sí muy gratificante y, pensamos nosotros, de enorme importancia. Premios como éste son un estímulo para que en los distintos medios exista cada vez más espacio para tratar temas relacionados con la ciencia. Una cálida felicitación a todos los ganadores y, en lo que respecta a la revista ¿Cómo ves?, este premio fue una excelente forma de celebrar nuestro segundo aniversario.

 

Martha Duhne

En ediciones anteriores
Slide 1

Cambio climático, ¿qué sigue?*

Slide 2

Nuevas drogas sintéticas

Slide 3

Jugo de Sol: combustible a partir de fotosíntesis artificial

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir