UNAM
19 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 30 » Ráfagas
imprimirpdfmenosmas

Ráfagas

No. 30

Nuevo rostro en las fotos de la familia

Tras el hallazgo de parte de un esqueleto femenino encontrado en Etiopía en 1974 y cuya antigüedad se calcula en cerca de 3.2 millones de años (la célebre Lucy), muchos investigadores concluyeron que la especie a la que pertenecía, Australopithecus afarensis, era el ancestro más antiguo conocido de los seres humanos. Hasta entonces, nuestra historia evolutiva parecía estar razonablemente bien entendida. Sin embargo, el reciente descubrimiento en un yacimiento en Kenia de un cráneo y parte de la mandíbula de una especie de homínido completamente diferente, Kenyanthropus platyops, está replanteando lo que creíamos saber. El hallazgo de los fósiles fue hecho por un grupo dirigido por la paleoantropóloga Meave Leakey, del National Museum de Kenia. La historia fósil de los homínidos del pleistoceno medio estaba representada por el Australopithecus afarensis y por un posible ancestro, Astralopithecus anamensis, que se piensa pertenecen a una línea directa de ancestros de todos los homínidos posteriores. Los nuevos descubrimientos, realizados por Leakey en la costa oeste del lago Turkana en Kenia, son una evidencia fósil que demuestra que la familia humana ya se había diversificado a una variedad de especies hace aproximadamente 3.5 millones de años. El cráneo muestra una combinación única de características faciales modernas, con otras neurocraneales muy antiguas. Los molares de esta nueva especie, más pequeños que los de Lucy, sugieren que su dieta era distinta a la de Australopithecus afarensis, lo que le permitió vivir en las mismas zonas que aquella sin competir directamente por la comida.

El fósil encontrado por el grupo de Leakey es el cráneo del homínido más antiguo que se conoce y demuestra que la idea que prevalecía hasta hace poco sobre la evolución, como una línea recta que llega hasta el ser humano, donde una especie evoluciona en otra, es equivocada. Parece ser que en realidad la historia evolutiva del ser humano y las especies relacionadas con él, es más bien un arbusto con muchas ramas terminales y una sola de ellas llega hasta nosotros.

El Golfo de México: ¿guardería de tiburones?

Una investigación realizada en la Lousiana State University, que empezó como un estudio de la pesca de pequeños peces en el Golfo de México, terminó, como ha sucedido en otras investigaciones, con un hallazgo inesperado: el Golfo de México parece ser un importante sitio para la crianza y desarrollo de muchas especies de tiburones. El estudio, dirigido por Janaka de Silva, estaba centrado en la pesca del pez blanco y las especies que caen en las redes junto a éste. El pez, del género Brevoortia, es pariente de los arenques, mide de 25 a 30 centímetros, pesa cerca de 250 gramos y es utilizado como alimento para pollos y para fabricar aceite de cocina.

Después de pasar varias semanas en los barcos de pesca, los investigadores se dieron cuenta de que en las redes quedaban atrapados un gran número de tiburones pequeños: en una sola captura, se extrajeron 145. Como la captura incidental de un número reducido de tiburones sería normal, de Silva y Richard Condrey (su maestro y experto en pesquerías), se preguntaron por qué sus redes atraparon una cantidad tan grande de tiburones juveniles. Su hipótesis es que muchas especies de tiburones utilizan las aguas del norte del Golfo de México como “guarderías”, es decir, lugares en los cuales estos animales crecen y se alimentan durante los primeros años de su vida. El Golfo es un sitio ideal para ello porque ahí los tiburones juveniles encuentran alimento en abundancia y no tienen que competir con los tiburones adultos, de cinco a siete metros de largo, los cuales prefieren aguas más profundas.

El hecho de que en una sola red hayan muerto 145 tiburones probablemente no tenga efectos desastrosos, pero si esto se repite con cierta regularidad, como parece ser el caso, la pesca incidental sí tendría un fuerte impacto en las poblaciones de tiburones. Por ejemplo, un estudio realizado por la National Audubon Society calcula que el número de tiburones que habita en el Golfo de México ha descendido en cerca del 85% desde la mitad de los años setenta.

Los descubrimientos de Silva y Condrey son importantes debido a que las medidas que se están tomando para proteger a estos espectaculares animales, se basan en su captura directa y nunca se ha tomado en cuenta el hecho de que su pesca incidental pueda estar contribuyendo al drástico descenso de sus poblaciones.

Los tiburones han existido por más de 400 millones de años; 100 antes de que apareciera el primer dinosaurio. “Los tiburones son depredadores que se encuentran hasta arriba de la cadena alimenticia de los mares. No creo que podamos decir con precisión qué podría pasar si desaparecieran, pero probablemente su ausencia tendría efectos devastadores en los ecosistemas marinos”, concluye Condrey.

Buque alemán encalla en el arrecife Pájaros de Veracruz

El barco Rubin, de bandera alemana y de 100 metros de eslora, encalló el pasado 28 de febrero en la zona de arrecifes de coral de Pájaros, que se encuentra frente a la costa de Veracruz. El barco, que transportaba contenedores, provenía de Puerto Progreso, Yucatán, y encalló a las 6:05 horas cuando el capitán Ulrich Truckenbrodt trató de meterlo al puerto sin la guía de un piloto ni el apoyo de un remolcador.

Robert Cudney, director del Parque Marino Nacional Pájaros, del sistema arrecifal veracruzano, dijo que en varias inspecciones submarinas detectaron que se pulverizaron unos 2 000 m2 de arrecifes, y entre 2 000 y 5 000 más están dañados. Los efectos del choque sobre los arrecifes son graves, señaló el presidente de la asociación conservacionista Promares de México, Gonzalo Estrada Fernández, debido a que si tomamos en cuenta el índice promedio de crecimiento anual de los corales, tendrán que pasar muchos años, probablemente más de 40, para que las colonias recuperen el tamaño que tenían antes del accidente.

Eduardo Luis López, delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, informó que se discutió si dejaban el barco encallado para que sirviera como base para la creación de nuevos arrecifes, pero decidieron que era mejor sacarlo porque se concluyó que generaría más daños que beneficios.

días posteriores al accidente, se determinó que el encallamiento se produjo por la negligencia del capitán del buque, al entrar al puerto sin el pilotaje necesario, como lo marca el reglamento de navegación internacional, y se está analizando qué sanción se le aplicará. Asimismo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) inició el procedimiento administrativo para que la naviera del barco Rubin se responsabilice y pague los daños ocasionados. Pero existe un problema grave: el artículo 171 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente contempla una sanción máxima de 20 mil días de salario mínimo, lo que equivale a cerca de un millón de pesos. Si lo comparamos con un antecedente de un accidente similar, nos daremos cuenta de la necesidad de que esta ley cambie: en 1991 el gobierno egipcio determinó el valor de una extensión de 362 m2 de arrecife en 30 millones de dólares. Y desde otra óptica, ¿cómo poner precio a un ecosistema arrecifal, que es el hábitat de cientos de especies, algunas en peligro de extinción?, ¿qué hay de su valor, tanto por su importancia ecológica, como para que los puedan conocer y gozar las generaciones futuras? Sobra decir que, en este caso como en muchos otros donde están involucrados daños al ambiente, el dinero poco podrá hacer para restablecer el delicado equilibrio que existía en este hermoso ecosistema marino, producto de miles de años de evolución.

De tenis a tenis

Los basquetbolistas que usan tenis con suelas de aire tienen cuatro veces más probabilidades de sufrir lesiones en los tobillos que los que usan tenis normales, de acuerdo con el estudio realizado por un grupo de investigadores australianos. Este tipo de lesiones son las más comunes y severas de todas las que sufren los basquetbolistas y equivalen a más de la mitad del tiempo perdido por lesiones en los atletas profesionales.

Los tenis con celdas de aire están diseñados para aumentar la absorción del golpe que se produce después de un salto y para reducir las lesiones de los tendones de la corva, que es la parte de la pierna que está detrás de la rodilla. Pero el nuevo estudio demuestra que este amortiguamiento hace mucho más vulnerable al tobillo. Gaylene McKay y un grupo de investigadores de la Trobe University de Victoria, estudiaron a varios atletas durante 10 393 partidos, en los que se reportaron 40 lesiones de tobillo. En promedio, los atletas que usaban tenis con celdas de aire en las suelas sufrieron 4.3 veces más lesiones que los otros jugadores. Las celdas de aire reducen la información que llega al cerebro acerca de la posición de los pies. De acuerdo con Jai Saxelby, experto en biomecánica de la Universidad de Sheffield Hallam, este tipo de zapatos reduce la sensibilidad de los pies y podría explicar el aumento en las lesiones. Y agregó “en un deporte donde las lesiones de tobillo son tan frecuentes, las ventajas de este tipo de tenis no son mayores que las desventajas”. A veces resulta que lo más caro y sofisticado no es necesariamente lo mejor.

Transforman aceite de cocina en jabón

Regina Garfias Vázquez y Juan José Ramos Álvarez, egresados del Centro de Investigaciones de Diseño Industrial de la UNAM, diseñaron un aparato que transforma el aceite comestible usado en jabón sólido o líquido. Al aparato lo bautizaron con el nombre de Tergeo, que en griego significa máquina que limpia y está pensado para cocinas industriales o para otros establecimientos que utilizan continuamente aceite comestible.

Esta máquina es el resultado de una investigación desarrollada para obtener la tesis de licenciatura, que fue dirigida por Julio Cesar Margaín Compean. En la elaboración del proyecto participaron académicos de las Faculta des de Química y de Ingeniería, así como del Programa Universitario de Medio Ambiente.

El proceso por el cual se transforma el aceite es la saponificación. Para obtener jabón sólido se emplea sosa cáustica y para el líquido, potasa. Por cada siete litros de aceite se obtienen 10 litros o 10 kilos de jabón, en aproximadamente media hora. Debido a que en los restaurantes el aceite usado se tira en grandes cantidades (con la consecuente contaminación de aguas y suelos), puede ser muy redituable contar con este aparato. Su costo se calcula en 10 mil pesos, más tres mil por la mesa y algunos accesorios. Es decir, se trata de una inversión recuperable en un corto periodo.

Regina Garfias explicó que, además del diseño del aparato y sus aditamentos, hicieron el manual, la mesa para colocar el aparato y la propuesta del empaque de este producto y de los químicos que utiliza. Actualmente está en trámite el registro de Tergeo, así como de la marca y del logotipo.

Por este trabajo, Regina Garfias y Juan José Ramos obtuvieron el XI Premio Quórum, en la categoría estudiantil del área de Diseño Industrial, que otorga el Consejo de Diseñadores de México.

Una felicitación a estos jóvenes diseñadores; esperamos que dentro de poco tiempo Tergeo le ahorre al ambiente la carga de miles de litros de aceite comestible usado.

La estación espacial Mir finaliza 15 años en el espacio

De acuerdo con lo planeado, la estación espacial Mir regresó a la Tierra el viernes 23 de Marzo, cerrando un capítulo importante del programa espacial ruso. Los primeros elementos de la estación se pusieron en órbita el 20 de febrero de 1986. Los expertos de Energia, la organización científica que diseño la Mir, esperaban que la estación estuviera en órbita un máximo de cinco años, pero se logró triplicar su tiempo de vida útil. La estación, que pesaba cerca de 140 toneladas, era el objeto más pesado orbitando la Tierra, excluyendo a la Luna, y representa un triunfo de la técnica.

En la Mir se realizaron varias investigaciones importantes, como la que demostró que los viajeros espaciales pueden producir su propia comida. Los cosmonautas lograron cultivar dos y media generaciones de brassicas, probando que algunas plantas pueden desarrollarse y reproducirse normalmente en naves espaciales.

En la estación también se hicieron importantes pruebas en el campo de la fisiología humana. Anteriormente, con base en varios experimentos realizados en la Tierra que intentaban simular las condiciones en el espacio, como la falta de gravedad, se pensaba que los astronautas corrían el riesgo de deshidratarse, debido a que perdían agua en exceso. Pero las pruebas realizadas en la estación demostraron que ocurría exactamente lo contrario, es decir, que los astronautas orinaron menos.

La Mir también produjo avances en otras ramas de la ciencia. Bernard Zappoli, director de los experimentos en ciencias físicas, del French National Space Agency, hizo pruebas en fluidos supercríticos que, en ciertas condiciones, se comportan como líquidos y como gases a la vez, y encontró nuevos mecanismos para transferirles calor. Considera que este descubrimiento es importante, debido a que por ciertas condiciones de la Tierra, como la convección (la transmisión de calor de los cuerpos en movimiento), no se podrían realizar estos experimentos en su superficie.

La estación fue noticia de primera plana en 1997, cuando chocó contra una nave no tripulada de carga, pero ésta no fue la única vez que sus tripulantes estuvieron en peligro. El cosmonauta Alexander Serebrov estuvo a punto de convertirse, él mismo, en un satélite, cuando se zafó su cinturón de seguridad mientras realizaba labores en el exterior de la estación.

Con el último viaje de la Mir, que el pasado 26 de marzo la hizo caer a la Tierra y destrozarse en el océano Pacífico, concluyeron experimentos que se llevaron a cabo en sus laboratorios (de los cuales se derivaron 600 tecnologías industriales) y se destruyeron los espacios que fueron el hogar de 104 personas (para una de ellas por más de 438 días consecutivos). Terminaron también cientos de historias de hombres y mujeres que llevaron a cabo sus labores en uno de los sitios más extraordinarios que hayan existido.

 

Martha Duhne

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir