UNAM
15 de diciembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 61 » Ráfagas
imprimirpdfmenosmas

Ráfagas

No. 61

Huellas del pasado remoto

Recientemente se descubrió al noreste de Coahuila, un camino de 400 metros de longitud por siete de ancho, donde quedaron plasmadas huellas de animales que habitaron nuestro planeta en el periodo Cretácico, hace 70 millones de años. El hallazgo lo realizaron investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), de los Museos del Desierto de Saltillo, Coahuila, y Real de Tyrell de Paleontología de Alberta, Canadá, y de la Universidad de Utah. Existen muy pocos registros de este tipo, ya que para que se formaran fue necesario que el suelo tuviera determinados materiales y humedad para permitir la preservación del hueco de la pisada de los animales, o que éste funcionara como un molde en el que posteriormente se depositaron partículas de tierra. En nuestro país existe otro sitio con este tipo de huellas en el estado de Puebla, pero el de Coahuila es mucho mayor y está en mejores condiciones de conservación.

Los investigadores que trabajan en este sitio, conocido como Las Águilas, han podido extraer datos como el peso y las proporciones de los animales; algunos de los registros son tan nítidos que a la fecha se han podido identificar siete especies de dinosaurios herbívoros y carnívoros, así como pequeños mamíferos, aves y tortugas. Incluso han encontrado huellas que abarcan más de 30 metros de largo y una producida durante el combate de algunos mamíferos.

Debido a las drásticas condiciones del clima que se han presentado durante este año, Francisco Martínez Pérez, director del centro INAH de Coahuila, manifestó su preocupación por el riesgo físico del sitio. que se localiza en el municipio de General Cepeda, en el vértice del río Patos, y se decidió cubrirlo para que no quedara a cielo abierto y lograr conservarlo en óptimas condiciones. Las investigaciones continuarán hasta octubre de 2004 y en la nueva etapa de este proyecto participará la Universidad de Utah y se contará con el apoyo de la National Geographic Foundation.

Marihuana y fertilidad

¿Qué efecto tiene un cigarro de marihuana en los espermatozoides del fumador en cuestión? Esto que parece el inicio de un mal chiste no lo es, de acuerdo con las investigaciones realizadas por Lani Burkman, quien encontró que los espermatozoides de los hombres que fuman a diario marihuana, no se comportan de la misma manera que los de los hombres que no la consumen. Y al contrario de lo que podría pensarse, la marihuana no relaja y disminuye la velocidad de los gametos masculinos, sino que los acelera, por lo que éstos se mueven demasiado rápido y demasiado pronto, lo que entorpece su llegada al óvulo. Y la droga también modifica otros aspectos, como el volumen del líquido seminal y la cantidad de espermatozoides. Lani Burkman dirige el Departamento de Andrología de la Escuela de Ciencias Médicas y Biomédicas de la Universidad Estatal de Nueva York, donde se realizan estudios muy sofisticados sobre infertilidad.

En esta investigación, Burkman recibió el fluido seminal de 22 hombres que reportaron haber fumado marihuana 14 veces a la semana en promedio, durante los últimos cinco años, y se compararon con las obtenidad de 59 hombres fértiles que aseguraron no consumir la droga. En las muestras se registró el volumen, cantidad de espermatozoides, porcentaje de ellos que se movían, su velocidad y forma. También se estudió una importante función llamada hiperactivación, que es una forma específica de nado que realizan los espermatozoides al aproximarse al óvulo, indispensable para que lo penetren y ocurra la fertilización. Tanto el volumen del fluido seminal como la cantidad de espermatozoides de los fumadores de marihuana fueron significativamente menores que los de quienes no la consumían. Y también se detectaron modificaciones en la velocidad del nado y en la hiperactivación de los espermatozoides, lo que puede conducir a la infertilidad. La clave parece estar en que los espermatozoides reaccionan al tetrahidocannabinol, THC, sustancia activa de la marihuana, debido a que el cuerpo humano produce de manera natural otros cannabinoides y por lo tanto tiene receptores en algunas de sus células que lo reconocen. Es como el viejo truco de las dos llaves que abren una misma cerradura.

La investigadora asegura que muchos hombres que consumen marihuana sí han podido tener hijos, pero que esta práctica afecta a los hombres con una capacidad de fertilidad reducida por otros factores. Es muy difícil saber con certeza quién está en riesgo de ser infértil, por lo que ella recomienda a las parejas que están tratando de concebir un hijo abstenerse de fumar marihuana.

Primer astronauta chino

El pasado miércoles 15 de octubre, desde el desierto de Gobi, en Asia Central, fue puesto en órbita Yang Liwei, el primer chino en viajar al espacio, 42 años después de que el legendario astronauta ruso Yuri Gagarin hiciera lo mismo. Luego de 21 horas y de dar 14 vueltas alrededor de la Tierra, la nave Divina 5 o Shenzhou 5 descendió a la superficie de nuestro planeta en las praderas de Mongolia durante la madrugada del jueves. China entró así a formar parte del elitista grupo de países que han enviado al espacio naves tripuladas. Sobra decir que los otros dos miembros son Rusia y los Estados Unidos. Sin embargo, China empezó su participación en la carrera espacial hace décadas, cuando en los setenta desarrolló un programa que mantuvo en secreto, el cual pretendía poner a un hombre en órbita. Este proyecto fue abortado por razones políticas y se retomó hasta noviembre de 1999, cuando se puso en órbita la nave no tripulada Shenzhou I. La Shenzhou IV, también no tripulada, fue lanzada en diciembre de 2002 y pasó siete días en el espacio.

Al coronel Yang, de 38 años, lo eligieron entre 14 aspirantes para ir al espacio y se convirtió en héroe nacional en cuanto emergió de su nave y saludó a las cámaras de los reporteros que lo esperaban ansiosos. Yang era un piloto de la Fuerza Aérea China que había completado 1 350 horas de vuelo y se hizo astronauta en 1998, despues de pasar una serie de pruebas y entrenamientos.

El viaje terminó con éxito y Gu Yidong, un oficial de la Agencia Espacial China, dijo en una entrevista difundida por la Agencia de Noticias La nueva China, que este país tiene planes ambiciosos, entre los que se encuentran ir a la Luna, poner en órbita un telescopio espacial parecido al Hubble y posiblemente construir una estación espacial. También aseguró que el interés primordial del programa espacial chino es la búsqueda de recursos energéticos. Por lo pronto, dieron un paso muy importante.

El ejercicio nuestro de cada día

Cuando vemos la tele, en especial si lo hacemos después de las doce de la noche por televisión abierta y debido a la cantidad de productos que se venden para hacer ejercicio, nos puede quedar la idea de que buena parte de los habitantes de nuestro mundo con singular alegría corren, nadan, juegan tenis, o sudan realizando algún tipo de ejercicio aeróbico. Percepción que es falsa de acuerdo con el National Health Interview Survey, que se llevó a cabo en los Estados Unidos. Según el censo, el 72% de las mujeres y 64% de los hombres de ese país siguen pasando buena parte de sus existencias apoltronados en algún rincón de sus casas y oficinas. Estos datos son preocupantes, si tomamos en cuenta que muchos estudios han demostrado que el ejercicio es sumamente benéfico para la salud. De acuerdo con I-Min Lee, del Hospital Brighman de la Mujer, de Boston, la falta de actividad física aumenta el riesgo de desarrollar muchas enferemedades crónicas, incluyendo las cardiacas, la diabetes tipo 2, y ciertos tipos de cáncer. Además de que la vida sedentaria está asociada con el peso excesivo, y la obesidad aumenta el riesgo de sufrir otros padecimientos.

Puede ser que dos estudios publicados recientemente en la revista de la American Medical Association nos den la motivación necesaria para empezar a sudar la gota gorda. En el primero, la investigadora Anne McTiernan, del Centro de Investigación en Cáncer Fred Hutchinson, de Seattle, examinó a 74 171 mujeres postmenopáusicas durante cinco años y encontró que aquellas que caminaban de manera vigorosa, durante 75 a 180 minutos semanales, tuvieron, todas ellas, una incidencia de cáncer de mama 18% menor que las que llevaban una vida sedentaria. Y la investigadora encontró además que no sólo el ejercicio de estos cinco años era protector: las mujeres que realizaban algún tipo de ejercicio antes de los cincuenta años también tenían menos probabilidades de desarrollar cáncer.

Por su parte, John M. Jakicic, del Centro de Investigación en Actividad Física y Control de Peso de la Universidad de Pittsburg, realizó durante un año un estudio en 201 mujeres sedentarias, muy excedidas de peso. En primer lugar les limitó la cantidad de calorías diarias que podían ingerir, a un rango que variaba entre 1 200 y 1 500 calorías, dependiendo de su peso inicial. Después dividió a las mujeres en cuatro grupos que hicieron ejercicio muy vigoroso o moderado, durante periodos de 40 a 60 minutos diarios. El resultado fue que las mujeres de los cuatro grupos perdieron peso de manera significativa. Además, todas experimentaron una marcada mejoría en su estado de salud, en especial en relación a los padecimientos cardiacos.

McTiernan y Jakicic concluyen que no es necesario hacer ejercicios extenuantes durante mucho tiempo, ya que como la muy saludable práctica de lavarse los dientes, la constancia da mejores resultados. La recomendación actual es que hacer media hora de ejercicio la mayor parte de los días, es suficiente para mejorar en forma notable el estado de salud.

Más reconocimientos para la UNAM

El Premio Nacional de Ciencias es el galardón más imprtante que otorga el Estado mexicano a sus creadores e investigadores, por las aportaciones realizadas en una disciplina artística o científica a lo largo de toda la vida. El pasado mes de octubre se dieron a conocer a los ganadores de este año, entre los cuales se encuentran varios investigadores de la UNAM. Del Instituto de Matemáticas, Jaime Cantó; del Centro de Ciencias Físicas, Thomas Henry Seligman, y del Instituto de Investigaciones Materiales, Óscar Manero Brito, quien compartió el premio de Tecnología y Diseño con Agustín López Munguía, miembro del consejo editorial de ¿Cómo ves?

Agustín López Munguía es investigador del Instituto de Biotecología de la UNAM y sus trabajos se han centrado en aspectos relacionados con procesos de producción y aplicación de enzimas (proteínas que aceleran o retardan la velocidad de una reacción bioquímica) en alimentos y productos farmacéuticos. Es decir, el investigador se ha preocupado en entender cómo pueden mejorarse la producción industrial de algún producto alimenticio, para hacerla menos contaminante y más eficiente, sustituyendo procesos biológicos. López Munguía ha relizado trabajos sobre la aplicación de enzimas en la industria azucarera, en la de la tortilla y en la de aceites y colorantes vegetales. Actualmente desarrolla un proceso enzimático para la industria tequilera. Por sus investigaciones ha registrado varias patentes y obtenido múltiples premios, entre otros, en 1992 el Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos, que torga el CONACYT y en 2000 el Premio Universidad Nacional, máximo reconocimiento de la UNAM a sus investigadores. López Munguía también da clases en la UNAM desde 1973 y actualmente es profesor en la Facultad de química y en la Maestría de Biotecnología. Asímismo, ha realizado un trabajo muy destacado como divulgador de la ciencia, a través de conferencias, artículos y libros como Alimentos: del tianguis al supermercado, La biotecnología y Alimentos transgénicos. En ¿Cómo ves? ha publicado hasta ahora 12 artículos.

Felicitamos a Agustín López Munguía por este galardón y con el mismo entusiasmo nos congratulamos por la suerte de contar con investigadores de su talla en nuestro consejo editorial.

 

Martha Duhne

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir