UNAM
21 de octubre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 137 Un futuro con mucho amor

Buenos augurios

Estaba un día Anahí, la bellísima y espectacular actriz de la televisión mexicana, contándose las pequitas del hombro cuando de repente tocó a su puerta Walter Mercado, quien andaba de casa en casa ofreciendo sus servicios de tarotista. Como Anahí siempre había creído que su destino estaba en manos de los astros y la cábalas, inmediatamente hizo pasar a Walter Mercado hasta su cocina donde le sirvió un café y unas deliciosas galletas para que así él se inspirara y el tarot le revelara el futuro. Después de estar un buen rato concentrado, Walter le dijo a Anahí que le esperaba un futuro absolutamente promisorio, en el que se encontraría con todos los placeres idílicos habidos y por haber. Sin embargo, para lograrlo tenía que casarse en menos de 3 meses, ya que de no hacerlo, aquel futuro esplendoroso se le escaparía de las manos.

Al salir Walter de su casa, Anahí estaba segura de que él tenía razón y debía seguir su consejo. Ciertamente, si había algo que le sobraba a Anahí, además se sus sinuosas curvas, eran los miles y miles de galanes que se morían por sus besos y caricias, pero ninguno la convencía porque ella aspiraba a contraer nupcias con alguien sumamente especial e inteligente.

Para buscar a su pareja ideal, Anahí decidió publicar un anuncio en todos los periódicos de México, mencionando que se casaría con aquel que le respondiera adecuadamente cuál era el tamaño del círculo central de la figura de la izquierda en relación al círculo central de la figura de la derecha:

Para su sorpresa, recibió más de un millón de respuestas, de las cuales sólo 3 578 hombres y 4 275 mujeres contestaron correctamente.

¿Cuál fue la respuesta de estas 7 853 personas?

En aprietos

No es que Anahí fuera una conservadora en eso del matrimonio, pero cuando se enteró de que casi 8 000 personas habían acertado en la respuesta, vio francamente difícil casarse al mismo tiempo con todas ellas, tomando en cuenta que si pensaba convivir al menos 1 noche con cada una, esto le tomaría más de 20 años. Entonces les propuso a las 4 275 mujeres y a los 3 578 hombres que resolvieran un segundo problema, no sin antes prometerles que ahora sí se casaría con quien o quienes lo lograran resolver.

Con el fin de garantizar que casi nadie pudiera contestarlo, Anahí necesitaba plantear un problema realmente difícil. Entonces se le ocurrió ir a asesorarse con varios investigadores del Instituto de Matemáticas de la UNAM, quienes le aconsejaron que les preguntara cuántos triángulos había en la figura siguiente:

Nuevamente, para su sorpresa, varios hombres y mujeres respondieron correctamente, por lo que no hacía falta ser Walter Mercado para ver en el futuro de Anahí una boda multitudinaria.

¿Cuál era la respuesta correcta?

Boda multitudinaria

Dado que Anahí era de palabra, al día siguiente de recibir los resultados de su pregunta comenzó los preparativos para la multiboda, a efectuarse exactamente un mes después.

Aunque era contrario a la ley, Anahí convenció a un juez de que la casara con más de 16 personas. La recepción fue espectacular y se transmitió por televisión en vivo y en cadena nacional, sin faltar las entrevistas exclusivas a los menos de 24 cónyuges de Anahí.

¿Con cuántas personas se casó Anahí tomando en cuenta que 80% eran hombres y el 20% mujeres?

Dulzuras

Muchos años después de su multiboda, ya bien viejita y divorciada de todas sus parejas, Anahí se había transformado en toda una abuelita. Diariamente llevaba a sus nietos a la escuela, deteniéndose siempre en una tiendita donde compraba un paquete de galletas marías que repartía a partes iguales entre sus nietos. Sin embargo, un día nublado, uno de los nietos de Anahí amaneció enfermo y no fue a la escuela, por lo que ese día al repartir el paquete de galletas entre los nietos que sí fueron a la escuela a cada uno le tocaron 2 galletas más de las habituales. Otro día, una vecina de Anahí le pidió si podía dejar a sus 2 hijos en la escuela cuando llevara a sus nietos, por lo que al repartir el paquete de galletas entre sus nietos y los hijos de la vecina le tocaron a cada uno 2 galletas menos de las habituales.

¿Cuántos nietos tenía Anahí si el paquete de galletas marías siempre traía el mismo número de galletas que, por cierto, eran menos de 30?

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores
Slide 1

En busca de otros mundos

Slide 2

Aguas profundas: crónica de un desastre anunciado*

Slide 3

La inteligencia artificial no es como la pintan

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir