UNAM
18 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 149 Extremadamente malo pero sumamente inteligente

Regañiza

No han existido ni existirán niños tan malos, pero tan malos, como el Zihuanito. Con solo 14 años de edad y 1.30 metros de estatura ya era considerado la peor calamidad jamás ocurrida en el puerto de Zihuatanejo. Entre las travesuras y fechorías del Zihuanito estaban la quema de la iglesia, el sellado de miles de cerraduras con chicles y el ponchado de las llantas de casi todos los coches del puerto, pero su fechoría más memorable fue precisamente la que realizó el día que desapareció.

Dicen que aquel día, por ahí de las 7 p.m., andaba el Zihuanito caminando por la playa “Las Gatas” cuando se le ocurrió ponerse a desenterrar huevos de tortuga para al día siguiente lanzarlos a los parabrisas de los coches de los turistas. Cuando el Zihuanito ya había localizado un nido de tortuga y se disponía a desenterrar los huevos, pasó por ahí un activista de Greenpeace que le puso una regañiza tal que en ese mismo instante, en medio de una rabia infinita, el Zihuanito se volvió acérrimo enemigo de cualquier causa ecológica. Y así, pensando en qué podría hacer para vengarse de la regañiza, siguió paseando por la playa hasta que, ya en la noche, en el cielo estrellado vio nada más y nada menos que un platillo volador. Y ahí estaba el Zihuanito cuando repentinamente salió del platillo volador un rayo que le confirió una extraña mezcla de superpoderes.

En cuanto el Zihuanito sintió sus nuevos superpoderes localizó con su vista nocturna de rayos X un grupo de ballenas que plácidamente retozaban en las profundidades de la bahía. Ni tardo ni perezoso, al Zihuanito se le ocurrió hacer uso de su superfuerza y supervelocidad para atrapar a las ballenas y llevarlas hasta la playa, aparentando que se habían varado. En un primer viaje, el Zihuanito regresó con la tercera parte de las que había más la tercera parte de una ballena, en un segundo viaje regresó con la mitad de las ballenas que quedaban más media ballena, en un tercer viaje regresó con la tercera parte de las ballenas que quedaban y le perdonó la vida a las 4 ballenas restantes.

¿Cuántas ballenas se encontraban varadas en la playa por obra del Zihuanito si éste no tuvo que partir a ninguna ballena en tercios o mitades?

Rayos

Algo con lo que no contaba el Zihuanito era que los extraterrestres que se encontraban dentro del platillo volador eran fervientes admiradores de las ballenas y que precisamente visitaban la Tierra para admirarlas en todo su esplendor. Por eso, al ver las ballenas varadas en la playa, los extraterrestres usaron un haz de rayo GM para regresarlas una por una al mar, y después, con un poderoso rayo ATV, desintegraron al Zihuanito.

Dentro del platillo volador había 4 extraterrestres: uno provenía de Marte, otro de Júpiter, otro de Saturno y otro más de Urano, y en la bitácora del platillo escribió cada uno de ellos lo siguiente:

El extraterrestre de Marte: Yo sé quién desintegró al Zihuanito.

El extraterrestre de Júpiter: Yo desintegré al Zihuanito.

El extraterrestre de Saturno: El extraterrestre de Júpiter desintegró al Zihuanito.

El extraterrestre de Urano: Ni el extraterrestre de Júpiter ni el de Saturno desintegraron al Zihuanito.

Si todos escribieron una mentira en la bitácora ¿cuál de los 4 extraterrestres desintegró al Zihuanito?

Reino

Al día siguiente de la desintegración del Zihuanito, un grupo de señoras organizó unas misas para celebrar su desaparición. Dicen que una de estas señoras, durante una de las misas, tuvo una visión: en cuanto el Zihuanito se desintegró, emprendió su camino hacia el infierno, sin embargo, como era tan malo, ni siquiera el diablo lo quería en su reino y diciéndole que no había cupo lo mandó al cielo para que viera si ahí le daban lugar. Al llegar a la puerta del cielo y tras horas de discutir e incluso amenazar a San Pedro, éste le propuso al Zihuanito que si le decía los números del 1 al 9 en tal orden que el nombre de cada número solo compartiese una letra en común con el anterior lo dejaría entrar al cielo (el siete, por ejemplo, podría ir antes del nueve ya que en ambos números la única letra en común es la “e”). Puesto que el Zihuanito era extremadamente malo pero también sumamente inteligente, le contestó bien a San Pedro y entró triunfalmente al cielo.

¿En qué orden le dijo el Zihuanito a San Pedro los números del 1 al 9?

Soluciones al número anterior

Fresas. Al inicio de su viaje Feliciano llevaba 1 200 cajas de fresas.

Consuelo. El dinero así repartido alcanzaba para exactamente 74 personas.

Serenata. La serenata de Feliciano fue para Raquel, ya que era la que llevaba un molcajete como aquellos que vendía muchos años atrás su tatarabuela Georgina.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir