UNAM
24 de septiembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 150 Una inmensa fortuna

Cumpleaños de altura

No hay algo más contundente en este mundo que la buena suerte de Isabel. Al nacer, el gobierno la premió con una muy generosa pensión vitalicia porque fue la primera bebé en nacer en 1975: si le compraban un bote de leche, venía con premio de algún concurso de una casa; como fue la primera en aprender a caminar en la guardería ganó una beca para estudiar en cualquier universidad del mundo; cuando comenzó a hablar y a contar del 0 al 9, sus papás le preguntaban qué terminación de número de billete de lotería quería que compraran y siempre ganaba algo, aunque fuera reintegro, sin contar la docena de veces que le atinó al número premiado o los centenares de veces que tuvo uno de los premios menores. De hecho, era tal su suerte, que a sus 36 años no sólo tenía 4 doctorados, sino una casi inmensa fortuna. Y su fortuna era “casi” inmensa porque cuando platicó con un alto directivo de la NASA (hay que recordar que por su buena suerte Isabel fácilmente se movía en las altas esferas) sobre el costo de financiar un transbordador espacial que construyera una casa-base lunar a todo lujo con 200 habitaciones y luego regresara a la Tierra para transportar a la Luna a 200 invitados y a la propia Isabel para celebrar durante 15 días su cumpleaños número 40 y después los trajera a todos nuevamente a la Tierra, Isabel se dio cuenta de lo pobre que era para lograrlo. No obstante, unas horas después se dio la afortunada coincidencia de que Isabel se encontró con el magnate de la computación Bill Gates, a quien ella le apostó toda su fortuna contra la de él a que no podría resolver un sencillo acertijo en menos de 36 horas, aun cuando lo ayudaran todos los matemáticos de su empresa. El acertijo consistía en acomodar sucesivamente los números del 1 al 10 de tal manera que el número obtenido fuera palindrómico; es decir, que se leyera igual de izquierda a derecha que de derecha a izquierda. Después de escuchar el acertijo y dado que le pareció bastante sencillo, Bill aceptó la apuesta.

Si transcurridas 37 horas la NASA ya estaba trabajando en los planos del transbordador que materializaría el sueño de Isabel, y Gates estaba despidiendo a todos sus matemáticos por no haber logrado obtener la respuesta al acertijo que le había mostrado Isabel, ¿cuál habrá sido esta respuesta?

De traje

Mientras el departamento de Ingeniería de la NASA construía el transbordador espacial de Isabel, el director del Departamento de Trajes Espaciales la llamó para preguntarle cuántos para hombre y cuántos para mujer tendría que confeccionar. Ella le contestó lo siguiente: “No sé bien porque mi secretaria no está, pero lo que recuerdo es que de mis 200 invitados, sólo la tercera parte de los hombres llevan a su esposa, otra tercera parte lleva a su novia, el resto de los hombres van solos y no va ninguna mujer sola, excepto yo; es más, si me dice usted en menos de 10 minutos cuántos trajes de hombre y cuántos de mujer tiene que confeccionar, se los pago al doble y si no, me salen gratis”.

El director del Departamento de Trajes Espaciales aceptó el reto pero lo perdió y a Isabel le salieron gratis todos los trajes.

¿Cuántos trajes para hombre y cuántos para mujer tenía que confeccionar la NASA?

Bienes comunes

Después de celebrar su fiesta en la Luna y de regreso a la Tierra, Isabel hizo un recuento de los gastos que había tenido y llegó a la terrible conclusión de que no sólo ya no tenía dinero sino que le debía varios millones de pesos a la NASA.

Pero para fortuna de Isabel, casualmente se encontró con Carlos Slim caminando por la calle y lo retó a que pensara de qué manera tendría que dividir imaginariamente la mitad de la carátula de un reloj para que los números en cada mitad sumaran la misma cantidad. Le advirtió que si no hallaba la respuesta tendría que darle toda su fortuna, pero que si lo hacía ella se casaría con él.

De inmediato Slim aceptó el reto ya que desde hacía mucho estaba enamorado de Isabel y pensó que bien valdría la pena arriesgar su fortuna. Aunque ella perdió, lo cierto es que no tuvo mala suerte porque al siguiente mes ya se encontraba casada con el hombre más rico del mundo y, además, bajo el régimen matrimonial de bienes comunes.

¿Cuál fue la respuesta que Slim le dio a Isabel?

Soluciones al número anterior

Regañiza. El grupo de ballenas era de 20 y sobre la playa quedaron varadas 16.

Rayos. Teniendo en cuenta que todos mintieron: la mentira del de Marte significa que no sabe quién lo hizo, de modo que no pudo ser éste; la mentira del de Júpiter significa que no fue él; la mentira del de Saturno significa que el autor de la desintegración del Zihuanito fue éste o el de Urano, y la mentira del de Urano significa que fue el de Saturno. Reino. Una solución es: ocho, uno, dos, cuatro, siete, cinco, seis, nueve y tres.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores
Slide 1

Sismos

Slide 2

Suicidio: jóvenes en riesgo

Slide 3

El aroma del recuerdo

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir