UNAM
17 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 151 Transformaciones no tan geniales

De soñador

Andaba un día Gustavo paseando en el bosque de Chapultepec, preocupado por cómo pagar los 20 millones de pesos que costaba la boda, la luna de miel y la casita del sueño de su novia Verónica, cuando vio en el suelo una piedrita azul. La recogió para dársela a Verónica y se puso a limpiarla con su pañuelo; de repente se le apareció el mítico genio de la lámpara de Aladino, quien le dijo: “Amo Gustavo, por mis poderes mentales sé exactamente el problema que te aqueja y te lo voy a solucionar, aunque de acuerdo con el nuevo reglamento de la Asociación de Genios, Magos, Hechiceros y Similares de la que soy socio desde hace 4 000 años, para aparecerte aquí los 20 millones de pesos que necesitas, primero vas a tener que contestar una sencillísima pregunta. Pero te advierto que si la respuesta es incorrecta, en lugar de cumplir tu deseo te transformaré en un ratoncito.”

Gustavo aceptó la propuesta del genio, quien le hizo esta pregunta: “Imagina que en la azotea de tu casa hay un tinaco con capacidad de 500 litros, absolutamente vacío, al que cada mañana le caen 100 litros de agua, pero durante la noche se le escapan 50 litros. Dime, ¿cuántos días se tardará en llenar completamente el tinaco si nadie utiliza el agua que contiene?”

Gustavo se quedó pensando y concluyó que este problema era equivalente a que cada día le cayeran al tinaco únicamente 50 litros de agua, por lo que entonces tardaría 10 días en llenarse por completo. Sin embargo, al escuchar la respuesta de Gustavo, el genio hizo un ademán con su brazo y lo convirtió en ratoncito.

¿Qué debió contestar Gustavo para que no lo convirtieran en ratón?

A ratoncito

Apenas llevaba 3 días convertido en ratoncito y Gustavo ya estaba absolutamente harto de que lo persiguieran gatos, perros y hasta niños; harto de sólo comer restos de comida y de no poder dormir durante las noches debido al continuo asedio de las ratas del parque. Mas para su fortuna, entre un montón de basura apilada junto a un ahuehuete milenario encontró la piedrita azul y se puso a frotarla con sus patitas hasta que, de repente, apareció nuevamente el genio, quién le dijo: “Amo Gustavo, por mis poderes mentales he averiguado que tu primordial deseo es transformarte en humano y te lo voy a conceder, aunque nuevamente tendrás que responder a una sencilla pregunta y te advierto que si la respuesta es incorrecta te transformaré en cucaracha.”

El ratoncito Gustavo aceptó la propuesta del genio y éste le dijo: “Aquí tienes 3 cajitas: 1 roja, 1 azul y 1 blanca. En una de ellas hay una botellita con un elixir mágico que si te lo tomas te hará recuperar tu forma humana, mientras que en las otras no hay nada. No puedes tocar ninguna de las 3 cajitas pero te voy a dar 3 pistas, de las cuales 1 es cierta y las otras 2 son mentira. La primera pista es que el elixir está en la cajita roja; la segunda pista es que el elixir no está en la cajita azul, y la tercera pista es que el elixir no está en la cajita roja. Ahora dime ¿en cuál cajita está el elixir?

Gustavo se quedó pensando un momento y al señalarle la cajita en la que pensaba que estaba el elixir al genio, éste hizo un ademán con la mano y lo convirtió en cucaracha.

A cucaracha

Después de 4 días de vivir como cucaracha esquivando las pisadas de la gente que paseaba por Chapultepec, Gustavo estaba más que harto hasta que nuevamente se topó con la piedrita azul e hizo aparecer al genio. Pero antes de que el genio comenzara a decirle cualquier cosa, la cucaracha Gustavo le dijo: “Ahora soy yo el que te va a hacer una pregunta, si la contestas bien dejo que me conviertas en una ramita, pero si la contestas mal me tendrás que convertir nuevamente en persona”.

El genio aceptó y Gustavo le dijo: “Imagina que eres un perro y que te avientan sucesivamente pedradas cuatro niños: Carlitos, Benito, Alfonsito y Danielito. Ahora bien, si Carlitos te apedreó después de que te apedreara Benito y si Danielito lo hizo entre Alfonsito y Carlitos, ¿en qué orden te apedrearon estos niños?”

En cuanto el genio le dijo su respuesta, la cucaracha Gustavo puso cara de terror y se vio transformada en una insignificante ramita que, obviamente, jamás podría frotar piedrita alguna.

¿Cuál habrá sido la respuesta del genio?

Soluciones al número anterior

Cumpleaños de altura. La única manera de construir un número palindrómico con los números del 1 al 10, es la serie: 1 4 3 5 10 2 6 9 8 7 escrita en números romanos, formándose lo siguiente: I IV III V X II VI IX VIII VII

De traje. De los 200 invitados, 120 eran hombres y 80 eran mujeres, por lo que la NASA tuvo confeccionar 81 trajes espaciales para mujer, incluido el de Isabel.

Bienes comunes.

 

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir