UNAM
10 de diciembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 164 Relucía exuberante mas era escandalosa

Concursante

A sus 22 años Lucía se caracterizaba por dos cosas: su exuberante belleza y su humor de los mil demonios. Así, un día que pasaba cerca de los estudios de una televisora, el director de un programa de concursos la vio, se le acercó y le rogó que participara como concursante estelar en su programa. Lucía le dijo: “Acepto porque el premio me haría muy feliz, pero cuidadito, así como lo oye, cuidadito si resulta ser un engaño o la pregunta es de esas que no tienen respuesta, porque eso me haría enojar mucho y reclamar como nunca antes nadie lo ha hecho”.

Unas horas después Lucía estaba frente a las cámaras, emocionada con la posibilidad de ganarse 100 000 pesos si contestaba correctamente la pregunta que en ese mismo momento le hacía el conductor del programa: “A ver señorita, imagina que tienes un fajo de billetes de 1 000 pesos y que, por ejemplo, si se lo quieres repartir a partes iguales a 2 personas, te sobraría 1 billete de 1 000 pesos; de igual manera, si lo quisieras repartir a partes iguales entre 3 personas, te sobraría también 1 billete de 1 000 pesos. De hecho, si intentaras repartir este fajo de billetes entre 4, 5 o 6 personas a partes iguales, siempre te sucedería que te va a sobrar 1 billete de 1 000 pesos. Pero si lo divides a partes iguales entre 7 personas no te sobra absolutamente nada. Ahora, por 100 000 pesos, dime cuántos billetes de 1 000 pesos habrá por lo menos en este fajo.”

No había terminado el conductor de hacerle la pregunta cuando Lucía ya estaba más que enojada y, a pesar de estar ante las cámaras y en cadena nacional, comenzó a reclamarle: “¡Óigame! Usted me dijo que me iba a preguntar algo más o menos fácil y no una pregunta como de doctorado en matemáticas. ¿Qué se piensa que soy yo? Lo que pasa es que usted es un embaucador, debería de darle vergüenza engañar así a las personas; es más, por decencia debería renunciar…”.

Fue tal el escándalo que armó Lucía que el director de la televisora tuvo que correr al conductor y contratarla a ella en su lugar.

¿Cuál es la respuesta correcta a la pregunta del fajo de billetes?

Conductora

En cuanto la exuberante Lucía entró a trabajar al programa de concursos, éste subió su rating. Además, en vez de tener público e invitados, todos los concursantes participaban vía mensajes de texto SMS a un costo de 25 pesos por mensaje. Era tal la fascinación que los televidentes sentían por ella que no cesaban de enviar respuestas por SMS, aunque fueran totalmente erróneas. En una ocasión Lucía preguntó: “Si yo tengo la misma cantidad de hermanas que de hermanos, aunque si bien es cierto que cada uno de mis hermanos tiene el doble de hermanas que de hermanos, ¿cuántos hermanas y hermanos tengo yo?”.

De las casi 500 000 personas que respondieron vía SMS, nadie logró contestar la pregunta; entonces, en cuanto terminó el programa de ese día, Lucía montó en cólera y le dijo al director de la televisora: “Oiga, ¿pero qué le pasa? Va a estafar a todo el mundo haciendo preguntas que sólo un filósofo podría contestar? Es usted un asaltante, un patán…”. Fue tal el escándalo que le armó Lucía que el dueño de la televisora no tuvo más remedio que correr al director y contratar en su lugar a Lucía.

¿Cuántos hermanos y cuántas hermanas tenía Lucía?

Directora

Para celebrar su nuevo puesto, el dueño de la televisora invitó a Lucía a cenar a un lujoso restaurante en el que al calor de las copas, Lucía le comentó que de las preguntas del programa de concursos había una que nunca habían pasado al aire. De inmediato el dueño le dijo que se la preguntara a él, y que si la contestaba correctamente, ella tendría que irse de vacaciones con él pero si se equivocaba él le regalaría la televisora a Lucía.

Entonces, Lucía dijo: “Imagine usted que vive en un pueblito donde no existe el dinero, sino únicamente el trueque de 4 tipos de animales vivos —peces, gallinas, ratones y caracoles—, y que la gente los intercambia de la siguiente manera: 3 peces a cambio de 1 gallina o viceversa, 2 ratoncitos por 1 pez o viceversa y 2 caracoles por 1 gallina o viceversa. Ahora, contésteme, ¿qué le podrían dar a cambio en ese pueblo por un caracol?

Si al día siguiente Lucía ya era la dueña de la televisora, ¿cuál es la respuesta que debería haber dado el dueño?

Soluciones al número anterior

Supersuéter. Hulk y su tía tardarían 8 horas en hacer el suéter.

Superdiamantes. A la Batichica le tocaron 7 diamantes y a la Mujer Maravilla 5 diamantes.

Superchorro. El de la muñeca izquierda medía 1 m y el de la derecha 3 m.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir