UNAM
18 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 180 Miguel el mago maravilla

Desaparición

Además de ser una persona bastante extraña, Miguel trabajaba como mago en todo tipo de reuniones: fiestas infantiles, bodas, bautizos, despedidas de solteros, convenciones y muchos eventos más. En una convención de la Sociedad de Contadores y Administradores de Empresas de Santiago Tianguistengo, después de hacer los típicos trucos de sacar un conejo de una lata de refresco y conseguir que una señora levitara a 1 m del suelo, Miguel pidió 3 voluntarios. En cuanto pasaron al escenario los 3 contadores voluntarios, Miguel les dijo: "Les voy a vender estos 3 sombreros que, como verán, les permitirán hacer las cuentas de los libros de contabilidad mucho más ágilmente, pues el material del que están hechos crea un campo electromagnético sumamente estable en el interior de su cerebro, que intensifica las conexiones entre las neuronas. Les ofrezco estos 3 sombreros por 2 500 pesos, aunque les advierto que, si bien sólo acepto billetes de 1 000, les daré su cambio correspondiente".

Sin siquiera pensarlo, cada uno de los 3 contadores le dio 1 000 pesos a Miguel y éste les devolvió 5 billetes de 100 pesos al tiempo que les decía: "Aquí están sus 500 pesos de cambio en billetes de 100, y para que a cada uno le toque lo mismo del cambio que a los demás, le voy a dar 1 billete de 100 pesos y le voy a pedir a mi guapísima asistente que ella se quede con los 2 billetes restantes y que, a cambio, le dé a cada uno de ustedes 1 beso". Obviamente, ante la espectacular belleza de la asistente del mago, los contadores aceptaron el trato, pero justo cuando ella se disponía a besarlos, Miguel la detuvo intempestivamente diciendo: "Espérense tantito, porque aquí ya no salen las cuentas. Cada uno de ustedes puso 1 000 pesos y yo le devolví 100 pesos a cada uno; o sea que cada uno puso 900 pesos, haciendo un total entre los 3 de 2 700 pesos, y si sumamos los 200 pesos que tiene mi asistente, el total es de 2 900. A ver, hagan ustedes la cuenta y verán que han desaparecido 100 pesos".

Y en efecto, después de hacer una y otra vez la cuenta de lo que cada uno de los voluntarios había puesto, más los 200 que tenía la asistente, el resultado siempre era de 2 900 pesos. Entonces el mago les dijo: "Si nadie sabe dónde están esos 100 pesos, es que ya los desaparecí".

¿Realmente desapareció los 100 pesos Miguel? ¿Cómo se podría explicar esta misteriosa desaparición?

Mutación

Una tarde, en una fiesta en la que los niños no dejaban de gritar y no ponían atención a trucos como el de la varita mágica que con un soplido se transforma en sombrero de mago ni el del pañuelo del que sale una paloma, Miguel decidió hacer un truco extremo. "¡Si no se callan y ponen atención, voy a aparecer muchos perros atados a mis manos que les van a ladrar hasta que se callen!", les dijo a los niños. "Es más, para que vean que sí serán muchos, cuando pase uno de los perros de mi mano derecha a mi mano izquierda, en ambas manos habrá igual número de perros; y si, por el contrario, paso uno de los perros de la mano izquierda a la derecha, entonces en la derecha tendré el doble de perros amarrados que en la izquierda".

Pero los niños siguieron gritando. Entonces el mago hizo unos pases mágicos y, ¡zas!, aparecieron varios perros bóxer amarrados a sus manos. Los niños quedaron paralizados de miedo y acto seguido, con otro pase mágico, Miguel convirtió a los perros en burbujas de jabón que comenzaron a flotar por todo el salón donde se realizaba la fiesta infantil, y los niños, bien calladitos, pusieron toda su atención a la función de magia.

¿Cuántos perros aparecieron atados a cada mano de Miguel?, ¿cuántos había en la derecha y cuántos en la izquierda?

Prestidigitación

En una fiesta de despedida de soltera, mientras Miguel hacía los típicos trucos de aparecer de la nada a un grupo de fornidos bomberos o desaparecer el anillo de compromiso de la homenajeada, quedó flechado por una de las amigas de la novia. En cuanto acabó su función, Miguel le preguntó si aceptaría salir con él si le enseñaba el truco con el que podía saltar desde el borde de la ventana del departamento, que estaba en el piso 25, sin hacerse ningún daño.

¿En qué consistía el truco?

 

Soluciones al número anterior

Flechazos
Martín vivió en Manzanillo 2 años; Cozumel 2 años; Los Cabos 3 años; Dubai 3 años; Mazatlán 4 años; Salina Cruz 5 años y en Boca del Río 3 años.

Suspiros
Si n es el número natural, siguiendo el método de Martín hasta que se pide el resultado es: ((2x) + 8)5 = 10x + 40. Y lo que hace luego Martin se puede resumir en lo siguiente: ((10x + 40)/10) – 4 = ((10) (x + 4)/10) – 4 = x

Desvelos
Siendo 18 anillos, se le dan 9 a una, 6 a la otra y 2 a la última, sobrando 1 anillo.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir