UNAM
26 de abril de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 192 Una boda lleva a la otra

De tales bodas

A Mariana a sus esplendorosos 26 años y después de estudiar la carrera de matemáticas, no había prácticamente nada que la detuviera y por eso cuando llegó un día a su lavandería automática “La Rosita” el extrañísimo Simón, ni se inmutó. Simón era nada más y nada menos que el jefe del departamento de logística de su impresionante empresa familiar “Banquetes López”. Dado que en su negocio había muchísimos manteles que lavar, Simón entró a la lavandería para indagar los tiempos y las capacidades de lavado.

Algo que también distinguía a Mariana era su franqueza, le dijo a Simón: “Para qué te voy a decir algo que no es cierto. Las 3 lavadoras industriales que tenemos son de lo último en tecnología de lavado y secado, sin embargo una está descompuesta, otra lava y seca los 50 kilos de ropa que le caben en 2 horas, mientras que a la lavadora restante le caben ahora nada más 45 kilos porque tiene mal una de las bridas, y también eso hace que el lavado y secado sea un poco más lento, le lleva 3 horas. Eso sí, con menos kilos de ropa, ambas lavadoras completan su ciclo de lavado y secado de manera proporcional; es decir, si a la primera le metemos nada más 25 kilos, termina en 1 hora y así sucesivamente. Y ahora ¿se puede saber por qué la pregunta tan específica?”.

Simón le contó que le urgía que le lavaran 150 kilos de manteles para una boda que comenzaría en 4.5 horas en el salón de fiestas que estaba a unos 20 minutos de ahí y que si los entregaba a tiempo, aunque fuera 10 minutos antes de la hora de la boda, le pagaría el triple de la tarifa normal y que si no llegaba la demandaría por 3 millones de pesos. Mariana no lo pensó ni dos veces y contestó: "Me la juego".

¿Alcanzó a llegar Mariana con los manteles a la boda?

Un buen compromiso

A Simón le gustaba apostar y Mariana, quien le tomó la medida, siempre le ganaba. Con sus ganancias ella aumentaba sus negocios; por ejemplo, se le ocurrió abrir un negocio de robots limpiadores de alfombras a domicilio y fue un superéxito.

Una mañana llegó Simón apuradísimo al local de los robots porque necesitaba limpiar la alfombra de un salón de fiestas que tenía 500 m2, pero quería que le saliera lo más barato posible y que el trabajo estuviera listo a tiempo porque la fiesta de la boda empezaba en exactamente 4 horas. Al escuchar a Simón, Mariana se limitó a decirle: “Te sugiero al Primo, al Cuñado y al Suegro, que son nuestros robots estrellas; terminarían de limpiar tu alfombra en 2 horas entre los 3 y te los dejo por 15 000 pesos". Sin embargo, en cuanto Simón le dijo que sólo traía 5 000 pesos Mariana se compadeció un poco de él y le dijo: “Cualquiera de los robots te lo dejo en 5 000 pesos pero no creo que terminen a tiempo porque al Suegro le llevarían 6 horas exactamente, al Cuñado 5 horas y al Primo…". Justo cuando Mariana decía las horas que se tardaría el Primo, pasó un tráiler haciendo un ruido de los mil demonios que impidió a Simón escuchar tan preciado dato. Pero incluso sin escucharlo, por una simple inferencia lógica, Simón eligió al Primo para que lavara la alfombra.

¿Logró Simón limpiar la alfombra con el Primo en 4 horas?

Para torear y casarse

Lo que siempre es cierto es que a todo mundo le llega su hora y un buen día que Simón estaba de visita en la lavandería de Mariana, ella se le acercó y le dijo: "Mira, tú me gustas, pero no va a ser así de fácil. Me caso contigo y por bienes mancomunados si me dices cuánto cuestan todas las lavadoras que hay en la lavandería si está valuada en 110 millones de pesos considerando la construcción y las lavadoras y además de que la pura construcción vale 100 millones más que el avalúo de las lavadoras".

Por un segundo Simón estuvo a punto de decir que el valor de las lavadoras debía ser de 10 millones, pero a la hora de la hora dijo otra cantidad. Si al día siguiente Simón y Mariana fueron a apartar la fecha para la boda ¿qué cantidad habrá dicho Simón?

Soluciones al número anterior

El refrigerio
Había 74 niños inscritos: 5 niños comieron 1 taco, 50 niños comieron 2 y 19 niños se empacaron 5 tacos.

El recreo
Pone los dos relojes al mismo tiempo y en cuanto se acaba el de 5 minutos lo voltea y en cuánto se acaba el de 8 quedarán 2 minutos en el de 5, por lo que si le damos inmediatamente la vuelta marcará 3 minutos más, haciendo el total de 11 minutos.

La siesta
8 años.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores
Slide 1

Medicina espacial*

Slide 2

El agente secreto de la evolución

Slide 3

Experimentos con animales, ¿mal necesario?

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir