UNAM
10 de diciembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 193 Consultoría matemático-sentimental

Los pretendientes

Estaba un día Paco con la mirada perdida en las revistas de un puesto d e periódicos, sin saber qué hacer para conseguir trabajo, cuando de repente su mirada se topó con el famoso libro Magia y aritmética con números. Fue entonces que se le ocurrió la ingeniosísima idea de poner un puesto callejero de consultoría sentimental. Y dicho y hecho, no tardó ni 3 días y ya había encontrado un espacio libre en una de las esquinas cercanas a la terminal de autobuses en donde colocó una silla, una mesa con un mantel de flores y una sombrilla y un letrero de cartón mal recortado en el que escribió con plumón rojo: “Se dan consejos sentimentales, matemáticamente infalibles”.

La primera clienta de Paco fue Rosalía, una guapísima chava de Huamúchil, Sonora, que no sabía a cuál de sus 3 pretendientes —Miguel, Pedro y Guillermo, cada uno de edad distinta—, invitar a un viaje de fin de semana todo pagado a Zihuatanejo que se había ganado por responder un cuestionario un día a la salida del supermercado.

Tras escuchar con infinita paciencia todas las dudas que tenía Rosalía, quien acababa de cumplir 19 años, Paco le dijo: “Es muy fácil, sólo tienes que responder estas preguntas: ¿si sumas las edades de tus pretendientes más la tuya qué número resulta? ¿Si a la edad de Miguel le restas la de Pedro qué número resulta? ¿Si a la edad de Paco le sumas el doble de la de Guillermo qué número resulta? Después de que Rosalía respondió cada pregunta, Paco hizo como que hacía diversos cálculos mentales y después le dijo: “Debes invitar al que tiene 18 años”.

Si las respuestas de Rosalía fueron 74, -1 y 58, ¿con quién se fue en el viaje todo pagado a Zihuatanejo?

Los recursos

El siguiente cliente de Paco fue Gustavo, un abogado que pasaba por ahí y que andaba con el corazón destrozado porque no le hacía caso una tal Mariana que era demostradora de lápices labiales en un centro comercial. Al escuchar el problema de Gustavo, Paco le dijo de inmediato: “Mira, es muy sencillo que Mariana te dé el sí. Acuérdate del dicho ‘rollo mata carita y lana mata rollo’. Lo único que necesitas es una muy buena lana con la que puedas comprarte un departamento de lujo, un Ferrari y un yate. Ya verás que con todo eso no habrá quien se resista. Y para conseguir tanta lana te voy a dar un truco: ponte en la calle más concurrida con una mesita como la mía y pones un letrerito que diga ‘¿Le adivino la edad por sólo 1 peso?’ y te vas a volver más que millonario. Para adivinar la edad sólo tienes que hacer lo siguiente: dile a tu cliente que le sume 94 a su edad y que si el resultado es de 3 cifras le sume el dígito de la izquierda a los 2 dígitos de la derecha y dile que te diga el resultado. Si le sumas 5 al resultado que te diga, sabrás de inmediato la edad”.

En cuanto Paco terminó de decirle el truco, Gustavo le replicó que si el caso de la suma de 94 más la edad de la persona, fuera el de un niño y el número quedara de 2 cifras, qué tendría que hacer. Paco le contestó: “Pues ingeniártelas mano”. ¿Qué tendría que hacer Gustavo para adivinar la edad de alguien que tuviera 5 años o menos?

El prometido

La siguiente clienta de Paco fue nada más y nada menos que la bellísima Irasema, una agente de seguros que era una buenaza para las ventas pero que andaba con cuitas del corazón. Nada más verla, Paco quedó tan perdidamente enamorado que en cuanto ella se sentó, le dijo que a quien ella necesitaba era al mejor y que precisamente era él, así tal cual, sin más. De hecho Paco agregó: “Y te lo voy a demostrar de manera matemática adivinándote la edad. Piensa en tu edad, súmale 3 años y el resultado multiplícalo por 2; a este nuevo resultado réstale 8 y luego divide este último resultado entre 2”. Irasema, tras realizar mentalmente las operaciones, le dijo a Paco que el resultado final era 22. Entonces, para su gran sorpresa, Paco le adivinó exactamente la edad y ella siguió su consejo. ¿Cuál era la edad de Irasema?

Soluciones al número anterior

De tales bodas.
Utilizando las 2 lavadoras Mariana tendría lavados y secados todos los manteles en 3 horas y 45 minutos, por lo que le quedaba tiempo suficiente para entregarlos a tiempo.

Para torear y casarse.
El valor de todas las lavadoras es de 5 millones de pesos.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir