UNAM
24 de septiembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 197 Tenía la manía del café

La cosecha

Estaba una tarde Maribel en la Sierra de Puebla con la mirada perdida pensando en qué negocio podía emprender, cuando de repente su vista se topó con una de las tantas plantas de café que había en la ladera del terrenito de su abuela. Entonces se le ocurrió que podía llevar café verde a la Ciudad de México, y ahí tostarlo y venderlo a la gente que vivía en la colonia donde ella rentaba un cuarto mientras estudiaba la licenciatura de matemáticas en la UNAM.

Al día siguiente Maribel fue a contratar a Pepe, que se especializaba en cortar los frutos rojos de las plantas de café y tenía la manía de inventar y contar aventuras increíbles. Camino al cafetal Pepe le contó a Maribel que además de cortar café también era malabarista y que cada vez que iba al circo se terminaba yendo con él hasta China, India y Turquía porque en esos países admiran sus malabarismos. Cuando vio el tamaño del terreno de la abuelita de Maribel, Pepe le dijo a ella que se tardaría en cosechar todo el fruto del café exactamente 24 días, puesto que cada día podía cosechar exactamente el café correspondiente al doble de la extensión del que había cosechado el día anterior.

Después de escucharlo, Maribel se quedó pensando un rato y le dijo a Pepe que necesitaba que terminara unos días antes y que si podía conseguir 3 muchachos que cosecharan al mismo ritmo que él. Sin dudarlo ni tantito Pepe dijo que sí, que tenía 3 primos que cosechaban el doble del café que habían cosechado el día anterior y que siendo así terminarían de cosechar todo el terreno de la abuelita en tan sólo 6 días. Sonriendo Maribel le dijo a Pepe que se tardarían algunos días más, pero que de todas formas estaba bien. ¿Por qué dijo Maribel que Pepe y sus 3 primos se tardarían más de 6 días en cosechar el café? ¿Cuántos días se iban a tardar realmente?

Los costales

Después de cosechar las frutitas de los cafetos, hay que despulparlas para que queden los granos; éstos se ponen a secar al sol por 2 o 3 días y después se empacan en pequeños costales en los que caben más o menos 3 kilos de granos. Obviamente Maribel contrató a Pepe y a sus primos para que también empacaran el café. Cuando terminaron de llenar los costales los 4 primos comenzaron a cargar el camión que transportaría el café a la Ciudad de México. Y cuando estaban por terminar —sólo faltaban 11 costales por subir al camión— de casualidad pasó por allí Chucho, otro primo de ellos que tenía la manía de hacer travesuras, y puso entre los sacos de café uno más pero lleno de garbanzos. Aunque todos se dieron cuenta de la travesura de Chucho, la verdad es que no podían distinguir cuál era ese costal, por lo que Pepe comenzó a decir de muy mal humor que ahora tendrían que descoser cada uno de los 12 costales hasta encontrar el de garbanzos. Pero para sorpresa de todos y viendo que en un rincón de la pequeña bodega había una gran balanza de 2 platillos, Maribel les apostó una comida a que ella podía distinguir ese costal en tan sólo 3 pesadas, pues éste debía pesar o un poco más o un poco menos que los de café. ¿Cómo podía Maribel encontrar cuál de los 12 costales era el de garbanzo utilizando la balanza 3 veces?

El empaque

Después de la odisea para localizar el costal de garbanzos y transportar el café a la Ciudad de México, Maribel tuvo que localizar una tostadora y luego dedicarse a empacar el café tostado. Como ella tenía la manía de guardar todo, decidió empacar los granos en bolsas de aluminio con cierre hermético porque así se conservaría bien el aroma del café recién tostado y las bolsas se podían reutilizar. A la hora de calcular a cuánto debía vender la bolsa de 1 kg, Maribel descubrió que si la vendía en 200 pesos el café valdría 180 pesos más que la bolsa. Después de comentárselo a Pepe, le dijo que necesitaba 1 000 bolsas más para terminar de empacar el café tostado y que las fuera a comprar tomando el dinero necesario de su cartera. Pepe hizo cuentas mentales, sacó 20 000 pesos de la cartera de Maribel y se fue a comprar las bolsas. ¿Le alcanzó el dinero? ¿Le faltó o le sobró?

Soluciones al número anterior

Potencias
El Pelón jugó 5 partidos como defensa central, 7 como delantero izquierdo y 3 como delantero central.

Sistema binario
Dado que en el salón de baile había 35 personas, se podían formar 595 parejas distintas y por lo tanto el concurso duró 9 horas y 55 minutos.

Sustitución
Con el 1, el 2 y el 3 se pueden formar sólo 27 números distintos de 3 cifras.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores
Slide 1

Sismos

Slide 2

Suicidio: jóvenes en riesgo

Slide 3

El aroma del recuerdo

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir