UNAM
21 de octubre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 30 » Retos
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 30 Un concurso de pasteles de pesadilla

El concurso

Revisando los antiguos videos de los programas de concursos del famoso conductor Paco Suárez, un detective se puso a pensar en la forma más segura de ganar el concurso estelar del programa. En este último, Paco Suárez, a escondidas del público, metía un cochecito de plástico bajo una de las tres cajas de cartón que se encontraban sobre una mesa. Después, mientras su asistente “Mayito” se revolcaba en el piso haciendo el baile del “gallinazo”, una de las esculturales edecanes escogía entre el público asistente al típico “Margarito” para que pasase a concursar. Margarito tenía que decidirse por una de las tres cajas sobre la mesa y, si elegía la que tenía el cochecito, ganaba un automóvil último modelo. Ahora bien, algo que llamó poderosamente la atención del detective es que siempre, habiendo ya elegido Margarito, Paco Suárez destapaba, para “darle” más emoción al concurso, una de las otras dos cajas donde él sabía que no estaba el cochecito y, burlándose un poco de Margarito, le preguntaba que si quería cambiar de caja, si estaba seguro de que había elegido la correcta, etc. Por lo general, Margarito no cambiaba su elección, perdiendo algunas veces el coche y otras no. Después de ver varios de estos programas, el detective se quedó pensando en qué es lo que tendría que hacer Margarito para ganarse con mayor seguridad el coche. ¿Tú que harías?

Dos pasteles

Como buena norteña, a doña Eufrosina le duele el codo cuando de comprar se trata. Incluso, como ella cumple años el mismo día que su hija Marta, en la familia se cuenta la anécdota de que en 1999 descubrió que si compraba las velitas en forma de número, podía emplearlas primero en el pastel de Martita y más tarde en el suyo con tan sólo invertir el orden. Si doña Eufrosina cumple 27 años más que Martita y justamente las últimas dos cifras del año en que nació Martita corresponden a los años que cumplió doña Eufrosina en 1999 y, de manera semejante, la edad de Martita es igual a las últimas dos cifras del año en que nació su mamá, ¿qué números compró doña Eufrosina?

La pesadilla

Una noche, cuando era estudiante de física, Marcos soñó que estaba en un laboratorio termonuclear y se le habían revuelto once tubos de uranio enriquecido con uno de uranio puro, justo en el momento en que tenía que introducir once tubos en el reactor para que éste no explotase. En el cuarto donde se encontraba, únicamente había una gigantesca balanza de dos platillos y, por alguna extraña razón, sólo la podía utilizar dos veces para detectar el tubo de uranio que pesaba un poco menos que los demás. El sueño se transformó en pesadilla porque no logró averiguarlo en los dos intentos que hizo, y explotó no sólo el reactor, sino el mundo entero. Por la mañana, rumbo a la escuela, Marcos iba pensando en lo que debía haber hecho en el sueño para evitar la explosión, hasta que una sonrisa le iluminó el rostro al tiempo que se decía: “¡Claro!”. ¿Qué método debió utilizar Marcos para encontrar el tubo de uranio en su sueño?

Soluciones del número anterior

Entre rateros. Dado que los cinco dicen cosas distintas, solamente uno puede estar diciendo la verdad, por lo que serían cuatro los traidores, de aquí que “el cuello” es el que está diciendo la verdad y es el único inocente.

Barquitos de papel. Si los anchos de ambos tipos de hojas son iguales, todos los barcos tendrán el mismo tamaño.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores
Slide 1

En busca de otros mundos

Slide 2

Aguas profundas: crónica de un desastre anunciado*

Slide 3

La inteligencia artificial no es como la pintan

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir