UNAM
17 de octubre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 55 » Retos
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 55 Taco doble para el bolero

Mega taco

Si había algo que ponía de mal humor a Eustaquia era que alguien llegara a su famosísimo puesto de fritanga “El megaatracón”, sin saber qué pedir, diciendo tan sólo la cantidad de dinero que traía y preguntando para qué le alcanzaba. Una tarde llegó Elpidio, acompañado de varios amigos, preguntando qué podían comer con los 50 pesos que traían. Toda enfurecida y trabada de coraje, Eustaquia le dijo: “Mira escuincle, si tú y tus amiguitos se quieren comer dos tacos de buche, me quedarían debiendo 40 pesos, pero si cada uno se come uno y le regalan uno al perro medio muerto de hambre que te está mirando, nada más me vas a quedar a deber la propina, que sería muy abundante si cada uno me diese un peso”.

Elpidio se quedó pensando un rato y luego le dijo a Eustaquia que prefería darle un taco al perro. Entonces Eustaquia le dijo a su tía: “A ver, prepárame los tacos de buche para estos escuincles”. La tía, que era la típica tía viejecita ciega, no tuvo que preguntarle nada a Eustaquia y se puso a hacer los tacos.

¿Cómo le hizo la tía cieguita de Eustaquia para saber cuántos tacos tenía que preparar y cuánto costaba cada taco de buche?

Allí nos vidrios

En Tepito, hay un bolero al que le dicen “El vidrios”, famosísimo en el barrio entero porque es el único que le da grasa únicamente a los zapatos de todos los boleros que no se dan grasa a sí mismos.

¿Quién bolea los zapatos de “El vidrios”?

Producto notable

Ese día el maestro Joaquín llegó a dar su clase de álgebra en la facultad con una pereza espantosa, tanto que de plano prefirió sentarse ante el escritorio y pasar a algunos alumnos al pizarrón para que éstos hicieran diversos ejercicios acerca de los famosos “productos notables”. Le tocó pasar primero a Martín. Esto fue lo que dijo e hizo:

—Maestro, ayer en mi casa me puse a ver los productos notables y mire lo que demostré, igual y hasta me dan el Nobel ¿no? Partimos de que: a = b

Podemos multiplicar por -b ambos lados de la ecuación y entonces tendríamos que:

-ab = -b2

y si sumamos a2 a ambos lados:

a2 – ab = a2 – b2

y si factorizamos tendríamos que:

a (a – b) = (a + b) (a – b)

y si simplificamos:

a = (a + b)
pero como a = b, entonces resulta que:

a = (a + a)

o sea que:

a = 2ª

demostré que cada número es igual a su doble; por ejemplo, si a toma el valor de 2, entonces sustituyendo tendríamos que:

2 = 2(2) = 4

y así ¡con cualquier número!

El maestro Joaquín revisó detenidamente el desarrollo hecho por Martín y le pareció que no había ninguna falla. Sin embargo, ¿será cierto que todo número es igual a su doble?

Soluciones del número anterior

Julieta de los espíritus. Sólo existen 3 conjuntos de números que multiplicados entre sí dan 64, además de que 2 de ellos sean iguales entre sí: (1,1,36), (1,6,6), (2,2,9) y (3,3,4). Ahora bien, dado que de cada figura Julieta compró más de una y que siempre se refiere a cada una en plural y que además compró más figuras de Tláloc que de las otras dos y que la suma de todas es un número impar, entonces necesariamente tuvo que comprar 2 elefantitos, 2 pirámides y 9 tlálocs y, por ende, el número de la suerte de Julieta es 13.

Miles de chistes. De Salinas se contarían 5 000 chistes y de Díaz Ordaz 7 000.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores
Slide 1

En busca de otros mundos

Slide 2

Aguas profundas: crónica de un desastre anunciado*

Slide 3

La inteligencia artificial no es como la pintan

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir