UNAM
25 de septiembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 76 » Retos
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 76 La nuera de Pavlov

Academia de la Lengua

Después de varias semanas de profundas meditaciones, Ruy Pérez Tamayo —el famoso médico e investigador mexicano—logró finalmente elaborar una pregunta que serviría como examen de admisión de Julieta Fierro —la famosa astrónoma y divulgadora mexicana— a la Academia Mexicana de la Lengua.

Un tanto nerviosa y sin haber dormido durante 4 días de tanto estudiar, Julieta llegó al lugar del examen. Pero suspiró de alivio al ver que el examen contenía únicamente la siguiente pregunta: “En la siguiente serie de pares de letras, ¿cuál es la que falta en el último par?: M-O, V-S, T-A, M-E, J-R, S-O, U-O, N-O, P-__.

Julieta Fierro ya es miembro de la Academia de la Lengua, ¿cuál habrá sido la letra que puso como respuesta y por qué?

Nuera para mi hijo

Entre las miles de anécdotas, casi todas completamente falsas, que rodean la vida de los científicos y que los maestros suelen mencionar para amenizar sus clases se encuentra una de Iván Petrovich Pavlov, el pionero del conductismo (el del famo­sísimo perro).

Pavlov tenía un hijo llamado Christian quien dependiendo con cuál de sus novias salía a cenar, sabía exactamente cuánto gastaría. Por ejemplo, en la semana que salió una vez con Tania, otra vez con Anya y dos con Irina se gastó 51 rublos; mientras que la semana que salió dos veces con Tania, una con Anya y otra con Irina gastó 44 rublos, y una semana en la que no salió con Tania, pero sí dos veces con cada una de las otras dos se gastó 42 rublos.

Así las cosas, un buen día Christian le dijo a su papá que ya se quería casar, pero que no sabía con cuál de las tres novias. Entonces, el doctor Pavlov le dijo a su hijo: “Mira, aquí tienes ocho rublos para que invites a la que quieras a cenar hoy. Invita a la primera que te venga a la mente y cásate con ella” (obviamente al doctor Pavlov no le caían bien como nueras dos de las novias de su hijo).

¿Con quién se casó finalmente Chris­tian?

Vive y deja vivir

Un gusanito que vivía debajo de una piedra del jardín salió un momentito a tomar un poco de solecito. A unos cuantos metros vio un riquísimo brote de pastito y, aunque acababa de desayunar, se dirigió hacia el pastito a una velocidad de 27 metros por hora; mas en cuanto llegó allí comenzó a pensar que, en realidad, a él no le gustaría que aún siendo tan chiquito llegara un pajarito de repente y se lo comiese. Entonces decidió no comerse el brote de pastito y nuevamente regresó a su piedra, pero ahora a una velocidad de 9 metros por hora.

¿Cuál fue la velocidad promedio del gusanito durante todo su recorrido, descontando por supuesto el tiempo con velocidad cero que estuvo parado frente al brote de pastito?

Soluciones del número anterior

Respuesta: La regla de la serie es que son números que en su nombre contienen las 5 vocales del alfabeto, por lo que el siguiente número es el 58 (cincuenta y ocho).

Aspirante. 2 161 649. Debido a que el producto de las cuatro últimas cifras resulta en un número de tres cifras, entonces ninguna de las cuatro puede ser cero. Ahora bien, los únicos números menores que 100 que tienen raíz cuadrada exacta son: 16, 25, 36, 49, 64 y 81. De esta serie de números, solamente los pares 16 y 64, 36 y 64, así como el 64 y 49, y finalmente 81 y 16 son los únicos cuyas cifras finales e iniciales coinciden, por lo que entonces las últimas tres cifras del número de ficha sólo podrían ser 164, 364, 649 y 816. Pero, dado que aún hay que agregar una cifra a la izquierda diferente de cero, los únicos candidatos para que el primer par de cifras tenga la raíz cuadrada exacta serían: 164 y 649, por lo que los números que podríamos formar cumpliendo las condiciones del problema serían: 8 164, 1 649 y 3 649. Finalmente, de estos tres números el único que cumple con la condición de que el producto de sus cifras sea un número de tres cifras con la raíz cúbica exacta es el 1 649, por lo que entonces el número de ficha es el 2 161 649.

Errata. Albert Einstein, Pitágoras, Demócrito, Galileo Galilei, Luis Pasteur e Isaac Newton.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores
Slide 1

Sismos

Slide 2

Suicidio: jóvenes en riesgo

Slide 3

El aroma del recuerdo

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir