UNAM
19 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 91 » Retos
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 91 Gladiadores del ring

Máscara contra cabellera

Era una candente noche de la Arena de Box y Lucha Libre de Matehuala. Entre el griterío de los aficionados y los vendedores, en el profusamente iluminado ring, estaban en pleno combate de “máscara contra cabellera” el enigmático y rudo luchador enmascarado “Sabelotodo” y el estrafalario, melenudo y técnico “Centurión Matemático”. Desde su inicio el encuentro se caracterizó por la violencia: patadas voladoras, planchas, llaves y contrallaves, duros puñetazos y hasta castigos como el de los nudillos haciendo presión contra los ojos.

En la tercera y definitoria caída final, después de que el Sabelotodo le aplicara al Centurión Matemático una serie de tres certeras patadas voladoras y una plancha, terminó fulminándolo con una quebradora. A pesar del aturdimiento y el intenso dolor en la columna vertebral que provoca esta llave, el Centurión Matemático, poco antes de resultar vencido, alcanzó a escuchar estas palabras que el Sabelotodo le decía: “Si me dices qué número sigue en esta serie te suelto y hasta te dejo que me quites la máscara. Los números son: 0, 4, 5, 14, 40, 41, 42… ¡Dime cuál sigue!”.

Al Centurión Matemático se le hizo imposible, debido al intenso dolor, calcular el siguiente número de la serie, por lo que perdió el encuentro y su abundante cabellera entre las risotadas del público.

¿Qué tendría que haber respondido el Centurión Matemático?

Contrato leonino

El “Engendro” logró obtener su primer contrato para sostener 14 combates de lucha libre, después de un sinnúmero de infructuosos intentos por que lo aceptaran en la liga Lucha Extrema Triple Equis. Con apenas 18 años y originario de Ciudad Obregón, el Engendro ya había sostenido algunos combates en los palenques, pero su sueño era ser contratado por una liga profesional. Sin embargo, el contrato ofrecido por la liga Lucha Extrema Triple Equis era un tanto leonino: por cada combate del que el Engendro saliese triunfador recibiría un pago de 5 000 pesos; pero en caso de que perdiese tendría que pagar 2 000 pesos a la liga.

Si al término de su contrato con la liga Lucha Extrema Triple Equis el Engendro tenía en su haber 14 000 pesos, ¿en cuántos combates resultó victorioso?

Luz y fuerza

Allá por los años 50 había un luchador al que apodaban el “Mil Ojos”, debido a su extremo astigmatismo. De hecho, muchas personas se preguntaban cómo podía luchar si fuera del ring utilizaba lentes de fondo de botella. En una ocasión, estaba el Mil Ojos sin sus lentes en uno de los pasillos de la Arena Coliseo cuando “vio” pasar a un grupo de personas a quienes les gritó: “¡Ustedes los luchadores enmascarados se creen la gran cosa, pero la verdad es que hasta 12 juntos me hacen los mandados!” Al escucharlo, el grupo se detuvo y uno se le acercó al Mil Ojos y le dijo en tono amenazador: “Mire, en primer lugar no traemos máscaras, en segundo lugar no somos luchadores, en tercer lugar somos los empleados de la Compañía de Luz que venimos a revisar la instalación eléctrica, y en cuarto lugar seríamos 12 si nosotros, más otro tanto de nosotros, más la mitad de nosotros, más la cuarta parte de nosotros y más usted fuésemos los que vinimos a revisar la instalación eléctrica. Así que para la otra cuente bien y por ésta se la perdonamos”.

Ante la contundencia de la respuesta, el Mil Ojos se quedó ahí solo en el pasillo pensando en cuántos eran los empleados de la Compañía de Luz, pero como ni siquiera había estudiado la primaria, nunca pudo averiguarlo.

¿Cuántos empleados de la Compañía de Luz había?

Soluciones al número anterior

Ganar a la buena. Felipe tenía 700 simpatizantes y Bernardo 500.

Ni así. Si en la primera casilla repartió las boletas de 2 en 2 y le sobró 1, entonces en el paquete podría haber 3, 5, 7… 99 boletas. Dado que en la segunda casilla las repartió de 3 en 3 y le sobraron 2, entonces podría haber 5, 11, 17, 23, 29… 95 boletas. Si en la tercera casilla las repartió de 4 en 4 y le sobraron 3, ent onces podría haber 11, 23, 35, 47, 59, 71, 83, 95 boletas. Al repartirlas en la cuarta casilla de 5 en 5 y sobrarle 4, entonces podría haber únicamente 59, lo cual se confirma cuando en la siguiente casilla las reparten de 6 en 6 y les sobran 5.

Dulce elección. Sabiendo que los tamales de mole obtuvieron 29 000 votos, entonces los de dulce obtuvieron 9 500 votos y los verdes 2 900 votos; es decir, en las elecciones arrasaron los tamales de mole.

 

Antonio Ortíz

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir