UNAM
26 de abril de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 95 » Retos
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 95 El regreso del chupacabras

Zambullida

Algo que nunca le perdonará el chupacabras a Jaime Maussan es haberlo sacado de su cómodo anonimato y transformarlo en estrella de todos los programas noticiosos de la televisión para luego condenarlo al olvido. De hecho, ahora el chupacabras se ha convertido en la peor pesadilla de Maussan…

Los fines de semana Jaime suele ir a su residencia de Cuernavaca y manda limpiar todos los sábados la descomunal alberca porque es extremadamente paranoico de las bacterias extraterrestres, que él cree caen en su alberca durante el resto de la semana. Así puede zambullirse sin temor los domingos por la mañana y lanzarse un clavado desde el trampolín de 10 metros. Uno de tantos sábados, los encargados de la limpieza de la alberca llegaron bastante tarde y terminaron de limpiarla a las 3 a.m. del domingo. Decidieron usar las 2 bombas de agua de la alberca para llenarla y así asegurarse de que por la mañana se encontrase completamente llena; de lo contrario quien se lanzara del trampolín de 10 metros se fracturaría por lo menos una pierna. Una de las bombas de agua llenaba la alberca en 4 horas, mientras que la otra lo hacía en 6 horas.

Sin embargo, algo con lo que no contaban los encargados de la limpieza fue que una hora después, amparado por la oscuridad de la noche, el chupacabras no sólo había saltado la barda de la casa de Jaime y eliminado a los 5 perros doberman que la resguardaban, sino que había logrado llegar hasta el cuarto de control de la alberca y abrir con sus garras la llave del desagüe (abriéndose esta llave normalmente la alberca se vaciaba en 3 horas), si bien olvidó desconectar las dos bombas de agua.

Exactamente a las 11 a.m. Maussan se despertó y con los ojos a media asta se encaramó en el trampolín de 10 metros. Sin mirar si la alberca se encontraba completamente llena se lanzó al agua.

¿Cuál habrá sido la suerte de Jaime?

Testigo confiable

Según un testigo confiable de una ranchería de Cadereyta, una pandilla de 6 chupacabras deja sin una gota de sangre a un rebaño de 6 cabras en tan sólo 6 minutos.

Si en un programa de Jaime Maussan se presentaron las evidencias de que una pandilla de chupacabras había logrado dejar sin gota de sangre, en apenas 50 minutos, a un rebaño de 100 cabras en una ranchería de Matehuala, ¿cuántos chupacabras integraban esa pandilla aplicando lo dicho por el testigo confiable de Cadereyta?

Reportaje en vivo

En un reportaje en vivo de Jaime Maussan acerca del chupacabras “original”, un ganadero de Macuspana, Tabasco, le contó cómo una noche el chupacabras había dado cuenta de todo su rebaño de cabras en unas cuantas horas. Aún temblando de terror, el ganadero dijo que justo al anochecer vio al chupacabras descender una colina cercana a su rancho para luego deslizarse sigilosamente entre las trancas de los corrales y chuparles la sangre a 60 cabras. Después de relamerse las fauces, siguió con la mitad.

Al final del relato, Maussan le dijo al ganadero que era una tragedia que hubiese perdido todo su rebaño y que en compensación le daría 1 000 pesos por cada cabra que había matado el chupacabras. Emocionado, el ganadero le agradeció el gesto con una amplia sonrisa. Y así, frente a las cámaras de televisión, Maussan le extendió un cheque por 90 000 pesos al ganadero quien le reclamó que faltaba dinero, y mucho.

¿Por qué se enojó el ranchero?

Soluciones al número anterior

Juegos mecánicos. A partir de los datos del problema se trata de un número impar; al dividirse entre 3 el residuo es 2, o sea (5, 11, 17, 23…), y al dividirse entre 4 el residuo es 3 (11, 23, 35, 47 y 59), y de éstos, el único que es divisible entre 5 y el residuo es 4 es el 59. Por lo tanto en el autobús iban 59 niños.

Qué lata con la bata. Carlota le dijo que había 100 alumnos de nuevo ingreso y que de éstos había 60 niños más que niñas. Entonces, si el numero de niñas de nuevo ingreso es y, el número de niños será 60 + y, por lo que (60 + y) + y = 100. Entonces, y = 20. Rubén debió pedir 80 batas azules y
20 rosas.

Cuentas limpias. A partir de lo dicho por Lisa y teniendo en cuenta que habría menos de 10 salones, entonces Lupita limpió 4 salones, Lucía limpió 2 y Lisa 1 salón; esto es, había 7 salones.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores
Slide 1

Medicina espacial*

Slide 2

El agente secreto de la evolución

Slide 3

Experimentos con animales, ¿mal necesario?

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir