UNAM
17 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 97 » Retos
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 97 Tortas isabelinas

Cortesía de la casa

Harta de no encontrar trabajo como maestra de matemáticas, Isabel decidió poner un puesto de tortas a la salida de una estación del metro de Guadalajara. Una semana después inauguró su tortería “Ojos de gitana”, ofreciendo tortas calientes de pierna, pechuga y milanesa. Mientras Isabel preparaba las tortas, solía platicar con sus clientes e invariablemente, a la hora de cobrarles les daba la cuenta de manera un tanto extraña, retándolos a conseguir grandes descuentos y hasta tortas gratis si deducían correctamente lo que debían. Una mañana un burócrata se comió una torta y media de longaniza con huevo y un refresco de mandarina. Isabel dijo: “El refresco es cortesía de la casa, y de la torta y media que pidió, haga usted la cuenta, porque una torta de longaniza con huevo cuesta lo que cuesta media torta de longaniza con huevo más cinco pesos.

El burócrata hizo mentalmente sus cuentas y al día siguiente regresó al puesto para disfrutar de sus tortas gratis.

¿Cuánto costaba una torta y media de longaniza con huevo?

La venganza de Moctezuma

Como buena emprendedora, Isabel no sólo se contentó con abrir su puesto de tortas, sino también anunció por toda la colonia el servicio a domicilio. Uno de los primeros pedidos fue de un gimnasio de box y lucha libre. El motivo del pedido era que iba a entrenar un contingente de luchadores de sumo, quienes para su estricta dieta necesitaban comer exactamente dos tortas de milanesa sin cebolla y poca salsa cada hora mientras entrenaban; en caso contrario les podría sobrevenir una descompensación que los enviaría derechito al hospital de urgencias. Como los luchadores entrenarían durante 8 horas, Isabel tuvo que alquilar un trailer para entregar el pedido.

En cuanto llegaron al gimnasio, en punto de las 10 a.m. las decenas de luchadores de sumo comenzaron a entrenar y a comer las deliciosas tortas de milanesa. Sin embargo, justo a las 2 p.m., a uno de los luchadores le cayó la famosísima venganza de Moctezuma y, en menos de lo que canta un gallo, llegó una ambulancia para llevárselo al hospital. Pero aún faltaba lo peor: a eso de las 2:10 entró el “Capulín”, el perro de una vecindad cercana, y comenzó a devorar tortas como si fueran croquetas hasta que, casi 15 minutos después un luchador lo descubrió y le aplicó una quebradora a la japonesa con la que el pobre perro salió aullando del gimnasio. Los luchadores restantes lograron llegar bien alimentados, sin que ninguna torta sobrara o faltase, a las 6 p.m., hora en la que pasaron los autobuses que habían alquilado para recogerlos.

¿Cuántas tortas de milanesa se comió el “Capulín”?

Puesto de altura

Juan Carlos “el matemático” logró conseguir empleo como inspector de puestos semifijos del municipio de Guadalajara. Entre las características que le tocaba inspeccionar estaba que la altura de los puestos no fuese menor a 70 cm ni mayor a 2.5 m. Para sorpresa de Isabel, su tortería fue el primer puesto “inspeccionado” (la inspección consistía en un simple cuestionario). Después de contestar amablemente las primeras 30 preguntas del cuestionario acerca de las condiciones sanitarias de su puesto, Isabel empezaba a hartarse cuando Juan Carlos le hizo la última pregunta referente a la altura de su puesto. Ella contestó: “Ayer lo medí y también medí ese poste de luz que está ahí enfrente y, para que lo sepa, la altura de mi puesto mide tan sólo 2 m menos que ese poste que, por si usted no lo sabe, mide 2 veces lo que mi puesto”. El inspector le dijo que no se enojara, que su respuesta había sido correcta y que la altura de su puesto estaba dentro de la norma.

¿Qué altura tenía exactamente el puesto de Isabel?

Soluciones al número anterior

Entierro express. La tumba encargada era 4 veces mayor, entonces el perro robot se tardaría 2 horas. Diego tuvo que pagar 48 000 pesos al Sr. García.

De contrabando. 3 robots: 1 comprado en Taiwán, 1 en Hong Kong y 1 en Beijing.

Ensamble. Un robot armaba 3 computadoras en el día y el otro desarmaba 2 por la noche, entonces cada 24 horas entre los 2 sólo armaban 1. Así, para las 6 p.m. del 17 de diciembre habría 3 computadoras armadas; las 30 estuvieron armadas a las 6 p.m. del 13 de enero, y al cliente le salieron gratis 14.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir