UNAM
24 de abril de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 103 » Aquí estamos
imprimirpdfmenosmas

Aquí estamos

No. 103 Cuatro ojos y las lentes bifocales

Hace ya casi tres siglos, Benjamín Franklin (célebre por sus experimentos sobre los fenómenos eléctricos), tomó dos anteojos: uno para ver de lejos y otro para ver de cerca. Cortó sus lentes por la mitad y montó las secciones superiores de las primeras sobre las inferiores de las segundas, lo cual dio lugar al nacimiento de las lentes bifocales.

La zona superior de estas lentes está pulida para la visión de lejos y la parte inferior para la visión de cerca. De modo que, al usarlas, basta inclinar los ojos hacia abajo para leer o elevarlos para mirar objetos distantes. Sin embargo, mucho antes de que esto se lograra, incluso antes de la época de Franklin, ya existía un pez de agua dulce que poseía lo más novedoso en bifocales de una pieza.

Este pez, que pertenece al género Anableps, habita entre el sur de México y el norte de Sudamérica. A primera vista, pareciera que tiene cuatro ojos (dos que miran hacia arriba y dos hacia abajo), razón por la cual en ocasiones se le llama pez cuatro ojos. Pero no es más que una ilusión óptica; sólo tiene dos globos oculares, cada uno dividido en dos mitades por una membrana. El pez cuatro ojos nada por la superficie del agua, por lo cual necesita un mecanismo que le permita ver tanto en el aire como dentro del agua.

Para ver bajo el agua, requiere una lente más gruesa que la utilizada para ver en el aire. ¿Cómo se soluciona esta dificultad? Con lentes bifocales. Cada uno de sus ojos lleva incorporada una lente ovalada de una pieza que es más gruesa abajo que arriba. Así, realiza la exploración subacuática con la parte más gruesa de la lente, y vigila el cielo con la más plana (como si tuviera un periscopio).

Ahora bien, el pez sólo ve con claridad en ambos medios si tiene las lentes limpias. ¿Cómo logra mantenerlas así? Muy sencillo: cuando se le secan, sumerge la cabeza y reaparece nuevamente con sus relucientes bifocales.

Víctor David Betancourt Leal
Estudiante de la licenciatura de física y matemáticas
Escuela Superior de Física y Matemáticas
Instituto Politécnico Nacional

 

Víctor David Betancourt Acosta

Este espacio es tuyo: aquí puedes publicar tus comentarios, reflexiones y experiencias en torno a la ciencia. Envíanos un texto breve y adjunta tu nombre, dirección, teléfono y el nombre de la escuela a la que asistes. Manda tus colaboraciones.

Fax: 5665-2207

Correo electrónico: comoves@dgdc.unam.mx

En ediciones anteriores
Slide 1

Medicina espacial*

Slide 2

El agente secreto de la evolución

Slide 3

Experimentos con animales, ¿mal necesario?

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir