UNAM
26 de abril de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 113 » Aquí estamos
imprimirpdfmenosmas

Aquí estamos

No. 113 Los sentidos

"No necesitaba luz para ver a su alrededor" es como describe Patrick Süskind a Jean-Baptiste Grenouille en su fascinante novela sobre este asesino, titulada El perfume. Grenouille, personaje ficticio, nació con un olfato prodigioso que le permite discernir el mundo por los olores más tenues.

Después de leer esta obra te quedas, entre otras cosas, con la seducción de que son capaces los olores. Ésta se debe a las peculiaridades de nuestra percepción.

La avalancha de estímulos que nos llega de todo lo que nos rodea puede despertarnos emociones, recuerdos, tristezas, alegrías, angustias y placeres, luego de llegar al cerebro. Cada sentido —vista, oído, olfato, gusto y tacto— tiene células que son sensibles a distintos estímulos. Estas células de los órganos de los sentidos reciben los estímulos específicos, según el sentido de que se trate, y lo transmiten hasta el órgano maestro del sistema nervioso, el cerebro. Por ejemplo, los ojos son sensibles a la luz, el oído a la vibración que produce el sonido en la membrana del tímpano, el bulbo olfatorio a ciertas moléculas volátiles que llegan a él, y así en las otras percepciones.

Los órganos de los sentidos son el sitio en el que las cosas que nos rodean dejan su marca en nosotros.

Adrián Espinoza Guillén
Facultad de Química, UNAM

 

Este espacio es tuyo: aquí puedes publicar tus comentarios, reflexiones y experiencias en torno a la ciencia. Envíanos un texto breve y adjunta tu nombre, dirección, teléfono y el nombre de la escuela a la que asistes. Manda tus colaboraciones.

Fax: 5665-2207

Correo electrónico: comoves@dgdc.unam.mx

En ediciones anteriores
Slide 1

Medicina espacial*

Slide 2

El agente secreto de la evolución

Slide 3

Experimentos con animales, ¿mal necesario?

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir